Cómo

¿En qué consiste la ozonoterapia para mascotas?

Marco Herrera

Foto: BigStock

Lunes 8 de julio de 2019

2 minutos

La terapia de ozono es una modalidad muy prometedora para los animales de compañía

Perro en el veterinario

Probablemente hayas oído hablar de empresas que utilizan ozono para purificar piscinas, spas y agua potable. Funciona porque mata bacterias, hongos, moho e incluso algunos virus. Pero, ¿alguna vez has oído hablar del uso de ozono en el cuerpo de un mamífero para matar patógenos? La terapia de ozono, también llamada terapia de oxígeno activado, se muestra muy prometedora como una modalidad médica efectiva para los animales de compañía.

¿Qué es el ozono y cómo cura?

El oxígeno como lo conoces hace posible cualquier tipo de vida. Es la molécula de la que se deriva toda la energía celular y, por lo tanto, la función y la curación. Lo que quizás no sepas es que cuando se “activa” a través de una máquina generadora de ozono, el oxígeno pasa del O2 (oxígeno) al O3 (ozono). Esta creación de un tercer átomo de oxígeno es muy especial y provoca dos acciones:

  1. Pone oxígeno "adicional" en el tejido infectado, canceroso, inflamado o infectado. 
  2. Mientras tanto, el tercer átomo de oxígeno (O1) afecta negativamente a las células anormales (como las células cancerosas), así como a los patógenos como bacterias, levaduras, hongos y virus. 

Esta terapia no tóxica se puede usar para la mayoría de los procesos patológicos resistentes o degenerativos, como el cáncer, las infecciones resistentes a los antibióticos y las infecciones graves por hongos en la piel y las orejas. También es útil en el tratamiento de la artritis, la colitis o cualquier otra afección inflamatoria.

Conjuntivitis en perros y gatos

¿Cómo se administra la ozonoterapia?

Se necesita una máquina especial llamada generador de ozono para tomar oxígeno de grado médico (O2) y activarlo. Lo hace colocando una carga electrostática en la molécula de oxígeno a medida que pasa a través de la máquina, creando así ozono. Hay una variedad de formas de administrar oxígeno activado. El número de tratamientos varía según la condición que tratemos. Podemos:

  •  Mezclarlo con solución salina e inyectarlo por vía intravenosa.
  •  Infundirlo por vía rectal para una variedad de enfermedades gastrointestinales.
  •  Mezclar con aceite de oliva y utilizarlo como un gel tópico para heridas.
  •  Envolver un animal lavado con champú en plástico (excepto la cabeza, por supuesto) e infundir el ozono en la bolsa para tratar las afecciones de la piel.
  •  Lavar partes del cuerpo infectadas con él.
  •  Inyectarlo en tumores cancerosos para obtener excelentes resultados.
0

No hay comentarios ¿Te animas?