Preguntas

¿Ofrecen los mismos servicios un spa y un balneario?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 16 de mayo de 2019

2 minutos

Ambos poseen diferencias importantes que debes conocer si no tienes claro por cuál decantarte

No ofrecen los mismos servicios un spa y un balneario

En ocasiones los término spa y balneario se usan indiscriminadamente, sin embargo ambos presentan diferencias, a pesar de que el agua sea su principal fuente de tratamiento. Conocerlas es importante porque las aguas que utilizan los dos difieren y los requerimientos para uno u otro establecimiento no son los mismos.

Balnearios

Un balneario se caracteriza por poseer aguas con propiedades mineromedicinales, catalogadas de utilidad pública. Se utilizan con fines terapéuticos ya que se ha demostrado a través de distintos estudios y análisis que recibir tratamientos con las mismas proporciona beneficios para la salud, tanto a través de la ingesta como de otros procedimientos.

Estos establecimientos han de estar situados cerca del manantial de donde emanan las aguas con las cualidades concretas, y que es de donde se obtiene la materia prima para aplicar las distintas curas. El entorno debe ser natural y sano, y promover el estado de bienestar y la promoción de la salud.

De igual modo, estos locales han de poseer un equipo médico cualificado que evalúe las dolencias de cada persona para realizar los abordajes adecuados. Buscan prevenir enfermedades o tratar diversas dolencias, por lo que el personal tiene que componerse de profesionales médicos. Esto no quiere decir que sean un centro sanitario, pero sí se abordan patologías diversas con la finalidad de obtener una mejora sobre la salud.

Los balnearios son a su vez hoteles que permiten estancias largas, de modo que a la par que se recibe un procedimiento concreto se puede disfrutar de actividades de ocio y otras actividades que permiten una estancia vacacional agradable.

Spa

La palabra Spa proviene del latín “Salute per aqua”, y sus aguas no poseen ninguna propiedad especial. Se trata de agua normal, potable, que en todo caso puede presentar algún añadido como aceites o sales.

Su finalidad no es sustituir a los balnearios, es un concepto diferente en el que se pretende proporcionar un bienestar general y de relajación a través de técnicas de hidroterapia o mediante otras opciones como masajes.

En los spa no tiene que haber médicos porque su finalidad no es tratar afecciones, está orientado más a una línea estética y de evasión. Es una manera de olvidarse durante unas horas de las preocupaciones, a la par que el cuerpo y la mente se desestresan de las tensiones diarias.

Los podemos encontrar en numerosas ubicaciones, en las propias ciudades como negocios independientes o también integrados en hoteles.

0

No hay comentarios ¿Te animas?