Cómo

Las cámaras lomografícas vuelven a estar de moda

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Domingo 18 de agosto de 2019

2 minutos

Las cámaras lomográficas se caracterizan por un estilo que saca provecho de sus limitaciones

Las cámaras lomografícas vuelven a estar de moda

Lo vintage está de moda, es decir, todos aquellos objetos o accesorios que aún no pueden catalogarse como antigüedades, pero cuyo valor y atractivo han aumentado considerablemente con el paso del tiempo. Un buen ejemplo de ello son las máquinas de escribir, los instrumentos musicales, las primeras videoconsolas que salieron al mercado, las prendas de ropa de marcas que ya no existen y, por supuesto, las cámaras fotográficas instantáneas.

En este sentido, la lomografía también ha experimentado una resurrección apoteósica, pues los modelos que siguen esta técnica se han revalorizado y los coleccionistas y aficionados a la fotografía buscan desesperadamente su propio ejemplar. Pero, ¿en qué consiste dicha tecnología?

¿Qué es la lomografía?

Se trata de un tipo de fotografía que fue inventada por la Sociedad Lomográfica, fundada en Austria en los años 90, mediante la experimentación con una Lomo LC-A, un modelo analógico bastante barato y limitado. El resultado fueron una serie de imágenes de alto contraste, colores intensos y un enfoque suave que se alejaban bastante de la profesionalidad que reinaba en la época.

Desde entonces, la lomografía se convirtió en un movimiento artístico que ensalzaba las imperfecciones y huía de las normas que, supuestamente, todos los fotógrafos debían seguir para obtener imágenes de calidad, un término que desde ese momento es mucho más subjetivo.

Las fugas de luz, el uso de lentes de plástico de colores, la aparición del viñeteado, el error de gamma, los primeros planos o los objetos en movimiento son algunos de los rasgos que caracterizan a la fotografía lomográfica. Bajo esta premisa, ¿cómo puedes sacar el máximo partido a tu antigua cámara lomo?

Lomografía

Consejos de fotografía lomográfica

  • Olvida la técnica fotográfica, estas imágenes se basan en la imprevisibilidad, como si de un accidente o una cámara de juguete se tratara.
  • No pienses, simplemente dispara. No importa si es de día o de noche, si hay algún modelo en el encuadre o si este está apunto de moverse. ¡Captura el momento!
  • Recuerda que es una cámara que va con carrete, así que tendrás que reponer existencias y tener en cuenta que el revelado supondrá un gasto extra. Afortunadamente, el resultado merece la pena.
  • No incluye zoom ni un objetivo de última generación, así que deberás acercarte todo lo posible al objeto que quieras inmortalizar para que luzca en todo su esplendor.
0

No hay comentarios ¿Te animas?