Cómo

Qué pasos debo dar si quiero vender mis joyas de oro

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Miércoles 26 de junio de 2019

2 minutos

El precio siempre será menor de lo que te costó y es mejor acudir a joyerías que a otros comercios

Qué pasos debo dar si quiero vender mis joyas de oro

Es probable que en alguna ocasión te hayas planteado vender tus joyas de oro para obtener un dinero extra. Es una alternativa más si necesitas ingresos adicionales, pero antes de dar el paso debes saber una serie de cuestiones básicas para evitar posibles engaños. Del mismo modo, debes mentalizarte de que el precio que obtengas no será el mismo por el que las compraste, más bien será inferior. Esto es así porque normalmente al adquirir la joya se incluyen en el precio otros valores como el del diseño, la marca o el fabricante y el de la joyería. Además, hay que contar con el planteamiento del comprador que si no va revenderla lo más probable es que lo tenga en cuenta al determinar el precio, explican desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU @consumidores).

Peso y pureza

En primer lugar, es necesario que calculemos el peso y la pureza del oro de nuestra joya. Para lo primero, podemos utilizar una balanza de cocina. Mientras que para mirar la pureza tendremos que buscar en ella una marca con tres números, que son los que indican la calidad. Si nos aparece 999, significará que tiene una pureza del 99,9%, es decir, 24 quilates, y si la cifra es 750, nos estará diciendo que es del 75%, lo que equivale a 18 quilates (lo más común en las joyas de España).

Después hay que localizar una calculadora de oro en donde debes incluir los valores obtenidos de peso y pureza. De este modo es posible hacerse una idea del precio que puedes recibir por la venta de la joya, aunque deberás descontarle un porcentaje que será el margen de beneficio del comprador.

Joyero trabajado una pieza de oro (Bigstock)

Mejor en joyerías

Según un estudio realizado por la OCU los establecimientos donde se consigue un precio mejor por la venta de oro son las propias joyerías. Tanto los comercios específicos de compra venta de este mineral como las tiendas de segunda mano suelen ofrecer un valor más bajo. El consejo, no obstante, es preguntar en varios lugares y comparar.

Del mismo modo, en esta transacción comercial es posible regatear, por lo que si no estás muy conforme con lo que te ofrecen, puedes intentarlo y tal vez te lleves una sorpresa.

Desde la organización de consumidores nos advierten también que vigilemos cómo tratan nuestra joya, ya que para comprobar su pureza el oro se raya con una piedra de basalto, a la que se le echa un ácido que muestra su calidad. Sin embargo, a veces la prueba se hace sobre la pieza directamente dejando una quemadura.

0

No hay comentarios ¿Te animas?