Cómo

Qué pasos tengo que dar si quiero cambiar el testamento

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Lunes 19 de agosto de 2019

2 minutos

La legislación española permite modificar este documento cuantas veces se quiera con unas garantías

Qué pasos tengo que dar si quiero cambiar el testamento

Las circunstancias de la vida de una persona pueden hacer que si ya había hecho un testamento decida cambiarlo. Esto es algo que la legislación española contempla, de modo que al final será válido el último que se haya firmado. Es decir, el último revoca el anterior. Para hacer esta modificación es necesario seguir unos pasos.

Aspectos previos

La modificación de un testamento se tiene que hacer sobre uno previo que ya se haya otorgado ante notario. Se pueden efectuar tantos cambios como se deseen pues así lo recoge la normativa al respecto. Ahora bien, debemos tener claro si queremos realizar un cambio parcial o total del mismo, ya que se puede escoger entre estas dos posibilidades.

Para ello tienes que acudir a un notario con tu DNI e indicar cuáles son tus intenciones. En un principio basta con esto. No obstante, el profesional realizará el análisis pertinente para comprobar la validez legal de las novedades que deseemos incorporar. El notario puede pedir algunas garantías que demuestren que lo que firma está en orden, pidiendo por ejemplo las escrituras de una propiedad o realizar preguntas concretas, pues a veces hay personas que recurren a esta medida porque no están bien desde un punto de vista mental.

Si los herederos se ven afectados y conocen esta actuación pueden solicitar a su vez que el testador se realice un examen de incapacidad, para demostrar que no hay ningún tipo de alteración psicológica que está influyendo. En definitiva, se tiene que estar en pleno uso de las facultades mentales.

Testamento vital

Tantos cambios como se deseen

La cuestión es que aunque la ley no pone trabas a la hora de realizar cambios en el testamento, cuanto más se hagan o más importantes sean los mismos, más se puede exigir en cuanto a garantías. Es por ello necesario comprobar que no se realicen indicaciones en contra de la normativa ni de lo que esta establece en cuanto a los herederos forzosos. No se puede por tanto firmar una modificación de un testamento que sea contrario a derecho porque no tendrá validez.

Con el objeto de evitar problemas lo ideal es que esta decisión se realice ante notario. Puede que se deje un testamento ológrafo, es decir, escrito a mano y firmado por el testador. Sin embargo, este tipo de documentos presentan problemas a veces porque se pierden, se deterioran o incluso alguien por intereses personales lo puede llegar a destruir.  Además, supone la validación legal del texto y si no ha contado con la supervisión de un notario es posible que contenga aspectos que no son válidos.  

0

No hay comentarios ¿Te animas?