Cómo

¿Cómo desinfectar correctamente la casa para evitar el contagio por coronavirus?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 2 de abril de 2020

3 minutos

La desinfección correcta es lo que resulta más efectivo para evitar que cualquier rastro del virus

Cómo desinfectar correctamente la casa para evitar el contagio por coronavirus

Tanto la higiene personal como la de nuestro entorno es una de las medidas que se deben afrontar para evitar el contagio del coronavirus Covid-19. ¿Cómo se ha de efectuar de forma adecuada la limpieza del hogar en estos casos? La desinfección correcta es lo que resulta más efectiva para evitar que cualquier rastro del virus quede impregnado en alguna de las superficies de la casa o del entorno en el que nos movamos.

Ventilación y lejía

Antes de comenzar con esta limpieza exhaustiva, lo primero y más importante es ventilar todas las estancias de la vivienda. De esta manera renovamos el aire, que es donde pueden estar pululando algunos virus, y así mantenemos su calidad. Esto es algo que se ha de hacer a diario, incluido los meses de frío, porque de esta forma conseguimos que el aire circule y se regenere. Se sabe que los espacios cerrados con hacinamientos, sin ventilación y, por tanto, sin aire fresco propician la propagación del virus.

Ahora, es el momento de ponerse a limpiar bien cada rincón del hogar, especialmente si estamos conviviendo con una persona que se ha contagiado del Covid-19. Para limpiar las superficies la lejía doméstica se considera sumamente efectiva. Esta se debe aplicar en las zonas de casa que se suelen tocar con frecuencia con las manos como los pomos de las puertas, mesas, sillas, escritorios, mesitas de noche, grifos, y en el baño aparte de estos, el inodoro, lavabo y ducha.

Primero se ha de eliminar el polvo con un bayeta húmeda, a continuación podemos incluso lavarlas con agua y jabón, y después aplicar otra esta vez con una disolución de lejía al 1:50, tal y como informan en la página web de la Comunidad de Madrid, donde se dan consejos para llevar a cabo la desinfección en el hogar.

Limpieza de pomos

La lejía al 1:50 se puede preparar en un momento. Eso sí la solución se ha de usar el mismo día que la vayamos a emplear. Tendremos primero que coger 20 ml de lejía casera y echarlos en una botella de un litro que deberemos llenar de agua del grifo. Después hay que cerrar el recipiente y agitar hasta completar la mezcla.

Del mismo modo, recordar que si no queremos realizar esta operación por nosotros mismos existen en el mercado desinfectantes que son igual de eficaces. Para utilizarlos se han de seguir las instrucciones del fabricante respetando siempre lo que este indique en cuanto al modo de uso, la concentración o el tiempo de contacto. En todos estos casos es aconsejable usar guantes tanto para protegernos de los virus como para salvaguardar la piel de las manos que sufre mucho con la utilización de estos productos. En la medida de lo posible, lo ideal es que los guantes fueran desechables.

Alcohol de 70º

Hay otra serie de elementos que es necesario limpiar con una solución de alcohol de 70º. Esto se debe aplicar más en objetos personales, como pueden ser los teléfonos móviles, que siempre hay que tratar de no compartir, gafas, teléfonos fijos, los teclados y el ratón del ordenador, los mandos de la televisión y las llaves, entre otros.

Para crear alcohol con esta graduación usaremos un recipiente al que echar 100 ml de agua, y después hay que añadirle 70 ml del alcohol de 96º que tenemos en casa para desinfectar las heridas. La mezcla se producirá correctamente después de agitar varias veces el contenedor donde la hayamos preparado. En su defecto se pueden utilizar toallitas desinfectantes.

Cuidado con estos hábitos de limpieza: productos que mezclamos o usamos mal y pueden ser peligrosos

Conviviendo con un afectado

Si convivimos con una persona que tiene coronavirus estas medidas de higiene se tienen que extremar, sobre todo en las superficies más susceptibles donde puede situarse el virus, como son los pomos de las puertas, los interruptores, los enchufes, las mesillas de noche, etcétera. Del mismo modo, hemos de ser precavidos a la hora de lavar su ropa de cama, que se ha de cambiar con frecuencia. En estos casos, las sábanas, toallas y demás prendas personales han de introducirse en una bolsa cerrada y después introducirlas en la lavadora a una temperatura de entre 60º y 90 ºC. La limpieza del cuarto de baño debe ser milimétrica siguiendo las pautas indicadas y tratar de evitar el contacto directo con los fluidos del afectado.

El mando de la televisión se debería proteger con un plástico, aconsejan desde el Consejo General de Enfermería (@CGEnfermeria), y desinfectarlo, en especial, el botón de encendido y apagado.

Otro de los cuartos a considera de forma especial y que a su vez es importante foco de virus y bacterias, es la cocina. En estos casos, hemos de desinfectar correctamente armarios, superficies, así como todos los electrodomésticos que se hallen en la misma, sobre todo, el microondas y la nevera.

Las vajillas se han de lavar en el lavavajillas, en especial la del afectado, que debe ser de su uso exclusivo y no debe compartir con nadie. En el caso de no tener, usar agua caliente y jabón. Por último, recordar que siempre que vayamos a entrar en contacto con alguien que tenga el coronavirus además de mantener la distancia mínima de dos metros, debemos lavarnos bien las manos antes y después de cada actividad con este.

1
fernanda Hace 3 meses
hola teresa ya me puse los guantes de goma para desinfectae la casa un abrazo