Cómo

Varias maneras de desinfectar la ropa de forma eficaz

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Viernes 20 de marzo de 2020

3 minutos

Las prendas se llenan también de microorganismos que se pueden eliminar con varias técnicas

Varias maneras de desinfectar la ropa de forma eficaz

La ropa también se llena de gérmenes y microorganismos, a pesar de que en general no seamos tan conscientes de esta realidad. Hay que tener especial cuidado con los paños de cocina, por ejemplo, que están llenos de ellos y sin darnos cuenta pueden rozar alimentos y provocar la transmisión de bacterias y virus, que en ocasiones desencadenan trastornos de salud. Por ello, es interesante aprender a desinfectar determinadas prendas que están más expuestas a estos elementos o aquellas que consideremos necesarias someter a este proceso.

En la lavadora

Como primera opción siempre tenemos la lavadora, en la que además hoy en día se pueden usar productos específicos para desinfectar la ropa. De hecho, se puede recurrir a lejías especialmente indicadas para este uso. En este caso tendremos que fijarnos en si admiten o no color, pero los más recomendable es hacer lavados independientes para ambos tipos de ropa, pues no tienen las mismas características.

Así pues el procedimiento será como siempre, solo que para desinfectar tenemos que buscar temperaturas altas. Las prendas blancas suelen lavarse a temperaturas que oscilan entre los 60 y 90ºC, mientras que las de color suelen tolerar como mucho los 30 y 40ºC. Todo esto lo tendremos que verificar previamente en la etiqueta de la prenda. Luego tendrás que echar el detergente normal que empleas normalmente para lavar la ropa. Normalmente, las lavadoras disponen de un espacio para poder introducir sustancias adicionales además de este. Tendrás que buscarlo y acto seguido incorporar la cantidad de lejía que se te indique según la carga de la máquina. Para las prendas blancas se suele usar lejía con cloro, pero para las de color existen productos específicos que son los que debemos emplear para estos casos concretos.

Después de haber elegido el programa correspondiente y una vez que haya concluido, lo ideal es que tiendas en el exterior en un sitio donde, a ser posible, haya sol (solo en el caso de los blancos, ya que la ropa de color pueden decolorarse con este).  

¿Cómo funcionan las lavadoras que incorporan WiFi para mejorar sus funciones?

Agua hirviendo

Este es el método más cómodo sin duda, pero si no nos convence del todo, siempre podemos recurrir a sistemas más clásicos. Uno de ellos consiste en lavar a mano la prenda que queramos desinfectar. Para ello, usaremos un detergente destinado a tal fin, que puede ser en polvo o líquido, según nuestras preferencias. Después de aclararla bien tienes que introducirla en un recipiente con agua hirviendo, siendo lo más aconsejable una olla o cazo de cocina. Aquí la mantienes durante unos 30 minutos. Luego vuelves a lavarla solo que esta vez de una forma más exhaustiva y más tiempo, además tendrás que emplear algún artículo que contenga desinfectante, una lejía para blanco o color. A continuación, solo tienes que dejar secar en un lugar fresco y aireado.

Con este sistema has de tener cuidado, pues no todas las telas admiten una temperatura tan alta como lo que alcanza el agua hervida. De nuevo tendrás que fijarte en las etiquetas.

Otros productos  

En sustitución de la lejía o el cloro pues emplear otros productos, como es el caso del vinagre blanco. Este se puede además usar en las prendas de color. Tendrás que buscar en la lavadora la opción de temperatura más alta que admitan esta, y seleccionarla. Junto al detergente, en el apartado correspondiente, has de añadir un par de tazas de vinagre blanco. Tras finalizar siempre debes tender al aire libre. En lugar de vinagre, se recomienda utilizar también unas gotas de aceite de árbol de té o de lavanda en la propia lavadora, ya que poseen cualidades desinfectantes y dotarán a tu ropa de un aroma agradable.

Desinfectar ropa

La lejía y alternativas

Otro método clásico es remojar en lejía todo aquello que deseemos desinfectar bien, después de que lo hayamos lavado previamente, ya de forma manual ya en la máquina. En estos casos basta con coger un barreño, llenarlo de agua fría y después echar la cantidad proporcional de lejía. Aquí tendremos que dejarla alrededor de 15 minutos o media hora si son prendas que necesitan una desinfección mayor por el uso que les das, pero en ningún caso se deben sobrepasar los 45 minutos.

Luego tienes que enjuagarlas bien en agua caliente para quitar todo rastro de la sustancia desinfectante. Por último, las tienes que meter en la lavadora con el programa adecuado para acabar eliminando todo resto de lejía.

Existen además otras alternativas a esta, como mezclar peróxido de hidrógeno o agua oxigenada y bicarbonato, pero tienes que saber preparar bien los dos ingredientes. Has de mezclarlos correctamente (medio vaso de agua oxigenada y tres cucharadas de bicarbonato) con agua. Tras haber lavado previamente la ropa puedes colocarla en este preparado al menos entre 20 y 30 minutos. Tendrás que estar pendiente si son prendas delicadas o de color, para que no pierdan sus cualidades. A continuación enjuágalas bien en agua fría y como en los casos anteriores busca un lugar en el exterior para que les dé bien el aire y se sequen libres ya de gérmenes.

0

No hay comentarios ¿Te animas?