Cómo

Cómo limpiar de moho las superficies de la casa con unos sencillos trucos caseros

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Miércoles 26 de febrero de 2020

4 minutos

Remedios naturales para eliminar esa acumulación de humedad tan poco higiénica y saludable

Cómo limpiar de moho las superficies de la casa
Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Miércoles 26 de febrero de 2020

4 minutos

En una casa, con el tiempo y sin el debido cuidado, pueden empezar a aflorar los desperfectos. Y uno de los más frecuentes y que causa peor imagen es la humedad que se acumula en diversos rincones de la vivienda. Es el caso del interior de la lavadora o secadora, pero, sobre todo en aquellas zonas donde el agua es un elemento más que cotidiano: las juntas de la bañera o la alfombrilla del baño, por poner dos ejemplos. 

Por eso, si no hemos sido curiosos en este aspecto, aunque por mucho que frotemos es inevitable que algo aparezca, siempre podemos echar mano de estos sencillos remedios con los que podremos acabar con el moho antiestético que ofrece un aspecto de descuidado y falta de higiene. Pero no es solo eso, ya que a nivel de salud estos pequeños recovecos son todo un foco donde se favorece la reproducción de bacterias y hongos debido a la sustancia adherida. 

Si el problema está en la bañera o en la ducha

La humedad, así como la falta de ventilación, especialmente en los cuartos de baño que no tienen ventana, ayuda a que tarde o temprano aparezca el dichoso moho. Sobre todo si hablamos de la bañera o las juntas de alrededor del lavabo, que reciben un trasiego diario de gente. Y es que esto hace que no se puedan secar a conciencia dichas superficies entre usos. 

Así pues, para eliminar este elemento ennegrecido podemos optar como primer paso por la compra de un producto específico para ello o bien, emplear algunos de remedios caseros

  • Una solución de limpiador de baño con agua y lejía. Pero, antes de nada, con ayuda del chorro de agua a presión intentaremos quitar la mayor parte del moho acumulado. A continuación, toca esmerarse un poco en dejar como nuevas baldosas de la ducha. Ahora es el turno de pulverizar con el producto casero, dejar actuar como una media hora y, finalmente, quitar todo con la ayuda de un viejo cepillo de dientes que ya no utilicemos. El último paso es aclarar toda la zona con agua para comprobar cómo se ha quitado parte de la suciedad. Una operación de tres sencillos pasos que podemos repetir las veces que sea necesario hasta que quede como si nunca se hubiese usado la bañera. 
  • Otra idea es emplear bicarbonato y vinagre. Dos productos que siempre resultan muy eficaces para limpiar diversos rincones del hogar. En este caso, lo que haremos será añadir en un mismo recipiente ambos elementos (con un vaso de agua caliente) en la siguiente proporción: tres partes de vinagre blanco más una de bicarbonato. Se agita bien antes de usarlo y se esparce por la zona a tratar. Los siguientes pasos serán exactamente los mismos que en el ejemplo anterior. 
Remedios caseros para eliminar para siempre esa acumulación de humedad que resulta antihigiénica

Para terminar y una vez que tenemos las juntas del baño totalmente limpias se puede aplicar un producto especial para devolver a las mismas el color blanco que tenían antaño

Pero no nos vamos del baño todavía ya que hay otro elemento del aseo que necesita un buen repaso en este sentido. Es el caso de las alfombrillas de silicona que se ponen en la bañera para evitar resbalarse cuando está duchándose. Así pues, cada vez que usemos la ducha debemos mantener el buen hábito de desprenderla del suelo para que el agua no se acumule debajo y darle un buen repaso en materia de limpieza. A continuación, la colgamos bien extendida para que se airee y se pueda secar totalmente.

Pero, si no hacemos nada nos encontraremos con terribles cercos de suciedad alrededor de las ventosas que se adhieren al plato de ducha. En este caso ya solo nos quedaría coger la alfombrilla, meterla en un recipiente con agua caliente y unas gotas tanto de jabón como de lejía para que el moho se vaya reblandeciendo y se pueda quitar mejor. 

¿Y si los restos se han quedado pegados en el fondo de la bañera? La única solución posible es ponernos los guantes, elegir algunas de las soluciones caseras antes mencionadas y aplicarnos un poco mientras frotamos

Manos a la obra con el interior de la lavadora

Este electrodoméstico esencial en el hogar también sufre los estragos del moho que se acumula en sus distintas piezas. Y es que al tratarse de un aparato que en ocasiones está en funcionamiento a diario, no resulta complicado que en algunas zonas (como la parte de la goma donde cierra la puerta) pueda aparecer esta sustancia viscosa y de un color verde. Una falta de limpieza que acumula mal olor y que hace que la lavadora pueda ir poco a poco perdiendo eficacia en su función. 

Cómo limpiar de moho las superficies de la casa (bañera, lavadora, alfombrilla del baño...)

Es entonces cuando podemos eliminar esa suciedad de dicho rincón elástico de forma sencilla y natural y sin emplear ni productos químicos. En este caso solo necesitaremos un recipiente donde añadir agua oxigenada, limón y agua. Una solución que, como en los ejemplos ya conocidos, echaremos sobre la parte con moho para hacer que poco a poco se vaya despegando. El paso final es coger un trapo húmedo y repasar la goma al cabo de unos minutos de acción de dicho remedio casero. Secamos después con un paño seco. 

Para el resto del moho que se pueda acumular en el interior de la lavadora será suficiente con poner (sin prendas de ropa eso sí) un programa corto de lavado con agua caliente y el detergente habitual.

No obstante, nos podemos ahorrar el tener que seguir estos trucos de limpieza de forma frecuente si hacmeos caso de esta recomendación: cada vez que pongamos la lavadora y saquemos la ropa dejamos la puerta abierta para que se ventile bien por dentro y no facilitemos que los microorganismos proliferen a sus anchas. 

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?