Consejos

Consejos para evitar resbalones peligrosos y caídas en el baño

Mariola Báez

Jueves 21 de marzo de 2019

2 minutos

Puedes conseguir un cuarto de baño más cómodo y seguro con algunos sencillos cambios

Consejos prevenir caídas

Intentar poner en práctica medidas preventivas para evitar las caídas es importante sobre todo teniendo en cuenta los datos que aporta la Organización Mundial de la Salud (OMS) que indican que precisamente las caídas son la segunda causa mundial de muerte por lesiones accidentales siendo los mayores de 65 años los que más las sufren.

Aunque no hace falta ponerse en lo peor, lo cierto es que el baño es una de las estancias de la casa que puede resultar más peligrosa por el hecho de que es aquí donde el aseo cotidiano hace que existan zonas resbaladizas en las que podemos llevarnos algún que otro susto.

 Consejos evitar caídas en baño(bigstock)

¿Qué debo cambiar en el baño para hacerlo más seguro?

Cada persona tiene unas necesidades específicas a las que su baño debe adaptarse para resultar cómodo, funcional y seguro. Entre las recomendaciones que da la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) tienes opciones muy sencillas y otras que implican reformas más complejas pero que pueden valer la pena. Algunos de los cambios que pueden resultarte interesantes son:

  • Cambio de bañera por ducha. Si en esos segundos en los que levantas un pie para meterte en la bañera notas que el equilibrio falla, cambiarla por un plato de ducha o, aun mejor, por una ducha de obra, a la misma altura del suelo, es una idea a tener en cuenta.
  • Barras y asideros de ventosa. Tal vez no consideres necesario un cambio total, pero crees que sí te vendría bien contar con algún punto de apoyo para que ese momento, en el que te apoyas en un solo pie, resulte más seguro. Barras fijas en alguna de las paredes que rodean la bañera o los prácticos asideros que se fijan a la pared con sistema de ventosas pueden hacer que tu entrada a la bañera no suponga un momento de riesgo.
  • El suelo de la bañera o de la ducha debe ser siempre antideslizante. Si el tuyo resbala, puedes poner una alfombrilla adecuada que consiga evitarlo, aunque antes de entrar debes confirmar que está perfectamente estirada y adherida a la superficie (podría ser peor el remedio que la enfermedad). Las banquetas de ducha (mejor fijas) son también una buena solución para poder sentarte mientras te bañas, si lo necesitas.
  • Suelo antideslizante. Es básico en cualquier baño. En esta estancia es normal que se escape alguna gota de agua y el peligro de resbalón es evidente. Una baldosa con la rugosidad suficiente o incluso con relieve es recomendable, al menos en las zonas cercanas a la ducha y los sanitarios
  • Mobiliario a tu altura. Si vas a hacer reforma y piensas cambiar los sanitarios, antes de colocarlos asegúrate de que están a una altura que te resulte cómoda. Además, puede que en el inodoro necesites barras o alzas que sirvan para que sentarte y levantarte te resulte fácil evitando que puedas perder el equilibrio.
  • Productos de aseo y de limpieza. Extrema la precaución para que no se derramen en el cuarto de baño y pueden convertirse en algo tan peligroso como una cáscara de plátano.
0

No hay comentarios ¿Te animas?