Cómo

Las técnicas de encuadernación más sencillas y vistosas para hacer en casa

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Viernes 27 de septiembre de 2019

2 minutos

Son métodos sencillos que suponen un ahorro importante si tenemos que encuadernar algún trabajo

Las técnicas de encuadernación más fáciles para hacer en casa

En el caso de que te gusten las manualidades, la encuadernación es una buena manera de pasar el rato. Te permite obtener cuadernos originales o manuales recogidos si, por ejemplo, los teníamos en el ordenador y los hemos impreso para tenerlos de forma física. También si hemos escrito algo personal o hecho una tesis y queremos guardarla de este modo. Hacerlo en casa te permite ahorrar, además de elegir la técnica que más te agrade. ¿A qué métodos puedes recurrir?

Grapas

Un clásico de la encuadernación son las grapas. Es un método sencillo, pero nos sirve para libros de pocas páginas. La clave está en colocarlas en el pliegue central y verticalmente. Hay que usar una grapadora de pistola o aquellas que pueden abrirse. Para que no se claven en la mesa, podemos colocar una goma debajo, después le damos la vuelta, la retiramos y cerramos lo extremos salientes de la grapa hacia dentro con un objeto duro, como puede ser un destornillador o unas tijeras.

Hilo

El hilo es más trabajoso, pero si disponemos de tiempo y paciencia, es también un método barato para crear nuestros propios cuadernillos. Solo necesitamos aguja y un hilo grueso. Este recorre el pliegue central, pero antes de coserlo tenemos que hacer los agujeros a lo largo de todo él con un punzón, una aguja gruesa o similar. Después lo iremos cosiendo introduciendo el hilo con la aguja por estos agujeros. El principio o final lo podemos cerrar con un nudo o dejarlos sueltos, según nos guste.

Dónde aprender técnicas de encuadernación en Madrid

Canutillo

Encuadernar en espiral o canutillo es también otra forma económica y sencilla de tener nuestros trabajos. En este caso, debemos hacernos con más materiales. Primero deberemos adquirir una perforadora para efectuar los agujeros en el lomo. A continuación, deberemos elegir la espiral que más nos guste y que se adapte al tamaño de los agujeros. Las hay de distintos materiales, de metal y de plástico principalmente. Luego, con la perforadora deberemos ir haciendo los agujeros cogiendo la cantidad de hojas que nos permita introducir a la vez. Si hemos escogido una lámina para la portada y la contraportada, también tendremos que perforarlas. Ya solo nos queda incorporar el canutillo con movimientos circulares.

Fasteners

Los fasteners permiten creaciones singulares. Solo tendrás que hacer dos agujeros respetando la distancia entre uno y otro según la medida del fastener. Después de perforar así las hojas que quieras introducir, deberás colocarlas dentro del mismo. Puedes jugar con las portadas y hacerlas algo más grandes y de otro material o color distinto al de las hojas. Este mismo proceso podrás hacerlo con tornillos especiales para encuadernación.

0

No hay comentarios ¿Te animas?