Cómo

¿Cómo se puede solicitar un traslado no urgente en ambulancia?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Lunes 12 de agosto de 2019

2 minutos

El transporte sanitario no urgente requiere la previa autorización del médico que te atienda

ambulancia transporte sanitario no urgente

Solicitar una ambulancia ante una emergencia vital es algo que puede hacer cualquier ciudadano llamando a los servicios del 112 de cada comunidad autónoma, pero no ocurre lo mismo con el transporte sanitario no urgente o programado.

El Servicio de Urgencias Médicas de Madrid SUMMA112 (@112cmadrid), responsable de prestar este servicio en la capital, explica que un traslado no urgente está pensado para facilitar el desplazamiento de aquellos pacientes que, por causas exclusivamente clínicas, no puedan hacerlo en otros medios de transporte habituales.

Cualquier persona enferma o que presente una lesión y que reciba asistencia sanitaria del Sistema Nacional de Salud (@sanidadgob) tendrá derecho a utilizar este servicio, siempre y cuando existan causas que justifiquen su necesidad y siempre que lo solicite el médico que le atiende.

Ambulancia o transporte sanitario no urgente

Cómo funciona el transporte sanitario no urgente

Es importante recalcar que debe ser el médico de cabecera, el especialista o un centro sanitario quien solicite esta prestación. Prevalecen las causas clínicas frente a otro tipo de dificultades como, por ejemplo, la lejanía del centro. En este sentido, solo en Madrid, el pasado año utilizaron este servicio 1.121.779 personas. A esta cifra habría que añadir los traslados no urgentes solicitados por altas hospitalarias.

Atendiendo a tus necesidades, el facultativo determinará la necesidad de solicitar para ti un transporte sanitario programado. Puede tratarse de un servicio puntual, por ejemplo, si necesitas acudir a una consulta externa o someterte a una prueba médica hospitalaria y tu estado de salud o grado de movilidad o dependencia impide que puedas acudir por cualquier otro medio. También es habitual recurrir a este servicio durante tratamientos prolongados, como los que implican sesiones espaciadas en el tiempo de quimioterapiadiálisis. Esta prestación también puede ser solicitada por un facultativo para el traslado de un paciente a su domicilio tras un alta hospitalaria.

Para llevar a cabo estos traslados, el facultativo también determinará el medio de transporte más adecuado en cada caso. En ocasiones, puede ser necesaria una ambulancia de traslado individual, dotada con camilla y con espacio para que una persona pueda subir en su propia silla de ruedas. En otros casos, se recurre a las ambulancias colectivas, que pueden llevar hasta a seis pacientes.

En cuanto a los acompañantes, también será el médico el que determine la necesidad de su presencia y autorice que vaya en el vehículo sanitario.

0

No hay comentarios ¿Te animas?