Practicopedia

Consejos prácticos para que tus herramientas siempre estén en buen estado

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Miércoles 10 de julio de 2019

2 minutos

Recomendaciones para evitar la oxidación o guardarlas en cajas donde se acumule la nociva humedad

Consejos prácticos para que tus herramientas siempre estén en buen estado

Te acuerdas de tu vieja caja de herramientas justo cuando la necesitas. Sin embargo, tantos meses (o años) en el trastero de casa y muchas de esas piezas o utensilios han sucumbido al paso del tiempo y al poco cuidado y puede que no funcionen, estén oxidados o les falte algún componente esencial para cumplir su misión. Antes de que esto ocurra, lo mejor es realizar un mantenimiento periódico para que estrenemos herramientas cada vez que echemos mano de ellas. Evitaremos, de esta manera, los estragos de todos esos enemigos como son el polvo, la humedad, restos de pintura, calor... 

Así pues, si quieres prolongar la vida útil de estas herramientas y garantizar que te hagan un buen servicio cuando las necesites, sigue estos consejos. 

El óxido, enemigo de tus herramientas

Y para evitarlo, un truco es emplear aceite de linaza de cara a prevenir que se oxiden. Si has llegado tarde y el óxido ha hecho acto de presencia, lo que puedes hacer es introducirlas varias horas en aguarrás y después frotarlas con un estropajo impregnado en ese mismo líquido. Dale con firmeza y verás cómo tras varias pasadas va desapareciendo esa zona oxidada. 

Para las piezas que estén hechas de madera o tengan el mango de este material, el aceite de lino te ayudará a que esa pieza no se seque o se rompa debido al tiempo. 

Consejos prácticos para que tus herramientas siempre estén en buen estado

Guárdalas bien

El ambiente en el que se encuentren estos utensilios (frío, humedad, ambiente seco o calor) puede pasar factura a tus herramientas. Por ello, lo mejor es guardarlas debidamente para que se conserven de forma correcta y no tengas que deshacerte de ellas.

Si las almacenas en cajas de madera, pon las más importantes en un plástico tipo burbuja para que no se estropeen al rozarse con otras. Y no te olvides de colocar dentro de ese cajón de madera algo de arroz, sílice o una tiza. Será una forma de evitar la humedad en ese interior, lo que podría hacer que se empiecen a corroer. 

Otra forma acertada de guardarlas es colocarlas colgadas en un tablero, sobre todo aquellos elementos que menos utilices. Y, para el caso de las sierras, lo mejor es proteger sus dientes y hojas con gomas para evitar que se rompan, o incluso que, de forma accidental, alguien se haga daño al intentar encontrarlas en un amasijo de enseres y herramientas. Además, no te olvides de tenerlas siempre afiladas

0

No hay comentarios ¿Te animas?