Practicopedia

Consejos y precauciones para hacer deporte en verano

María Bonillo

Foto: Bigstock

Martes 5 de julio de 2022

4 minutos

El calor intenso puede alterar nuestro organismo y resultar peligroso

Consejos y precauciones para hacer deporte en verano. Foto: Bigstock
María Bonillo

Foto: Bigstock

Martes 5 de julio de 2022

4 minutos

Mantener unos hábitos saludables es importante a lo largo de todo el año, aunque a veces las altas o bajas temperaturas pueden desmotivarnos a la hora de practicar ejercicio. En este caso, el calor no solo puede ser desalentador, sino también peligroso si no nos ejercitamos de forma adecuada, ya que para hacer deporte en los meses más calurosos del año es necesario tener en cuenta una serie de recomendaciones. 

Practicar deporte de forma regular resulta muy beneficioso para la salud, ya que mejora el sistema muscular y esquelético, además mejora nuestro estado de ánimo, por lo que factores como el calor no tienen por qué ser ningún impedimento, siempre y cuando se tomen medidas para evitar la deshidratación, los golpes de calor, el agotamiento, los desmayos o los mareos, sobre todo en personas mayores, ya que son mucho más vulnerables a los efectos del calor. 

El calor intenso puede alterar nuestro organismo, sobre todo si sufrimos afecciones médicas crónicas o tomamos ciertos medicamentos que puedan afectar la capacidad del cuerpo para reaccionar de forma eficiente a las altas temperaturas. Pero esto no quiere decir que no podamos realizar actividades físicas, solo habrá que tomar algunas precauciones.

 

Consejos y precauciones para hacer deporte en verano. Foto: Bigstock

Recomendaciones para hacer deporte con altas temperaturas

Desde IMQ (@IMQEuskadi) señalan algunas precauciones a tener en cuenta a la hora de hacer ejercicio en los meses de más calor de año para que este no resulte perjudicial en lugar de beneficioso

  • Hidratarse correctamente: mantenerse bien hidratado, antes, durante y después de realizar deporte es de gran importante, en cualquier época del año, pero en verano especialmente, ya que, al sudar, perdemos más líquidos que debemos recuperar rápidamente. 
  • Evita las horas centrales del día: en el caso de practicar ejercicio al aire libre, es preferible escoger las primeras horas del día, para evitar los momentos de mayor calor, que se dan entre las 12:00 y las 16:00 horas. Si vamos a ejercitarnos en el gimnasio, será preferible evitar los momentos en que haya más gente. La razón es que su pasamos demasiado calor, el sudor dejará de ser eficaz y nuestro cuerpo se calentará demasiado, provocando fiebre. 
  • Buen alimentación: en verano es preferible tomar comidas ligeras si vamos a hacer deporte, de esta forma, la digestión será mucho más fácil. También se recomienda comer al menos 90 minutos antes de practicar deporte. 
  • Utiliza ropa cómoda: para hacer ejercicio en verano, la ropa deberá ser ligera, transpirable y preferiblemente de colores claros, ropa que en definitiva ayuda a evacuar la temperatura, como prendas de algodón y holgadas. 
  • Descansa lo suficiente: dormir el mínimo recomendable de horas diarias es esencial, ya que recordemos que el calor contribuye en gran medida a la fatiga. 
  • Deporte en compañía: el calor puede desmotivarnos a la hora de hacer ejercicio, en este caso, practicar deporte en compañía, por ejemplo, deportes de equipo, como voleibol en la playa, puede ser una buena forma de motivación. 
  • Deportes acuáticos: cambiar nuestra práctica deportiva habitual por ejercicios que se pueden realizar en el agua u otros deportes acuáticos nos ayudará no solo a mantenernos en forma, sino además combatir eficazmente las altas temperaturas. 
  • Protegerse del sol: el protector solar no solo es importante para la playa, sino para cualquier actividad que realicemos al aire libre. Es importante recordar que, cuanto más clara sea la piel, más alto será el factor de protección (SFP) que deberemos utilizar. 
  • Regular la intensidad del ejercicio: en los días de más calor es recomendable evitar los ejercicios de resistencia o de larga duración y decantarnos por aquellos que tienen un impacto más bajo, para prevenir alcanzar temperaturas corporales elevadas que pueden desencadenar un golpe de calor. Además, lo mejor es descansar unos 20 minutos por cada hora de práctica deportiva y tomar descansos en la sombra si es posible.
  • Practicar en lugares frescos: si las temperaturas son demasiado altas, quizá sea más conveniente escoger lugares frescos o con aire acondicionado. 

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor