Cuál

¿Conoces cuáles son los principios básicos del Feng Shui?

Carlos Zapatero

Miércoles 3 de julio de 2019

2 minutos

Asegura tu bienestar y mejora la energía de tu hogar a través de este arte milenario

¿Conoces cuáles son los principios básicos del ‘Feng Shui’? (Big stock)

La energía de nuestro hogar tiene importantes efectos en nuestro día a día. El Feng Shui es una técnica milenaria que nos ayuda a mejorar la armonía que fluye en el mismo a través de la distribución y la orientación del espacio. 

Principios del Feng Shui

  • Todo está vivo: al igual que las personas, los objetos que nos rodean también están vivos. Su percepción cambia de acuerdo a cada persona. Por este motivo, conviene rodearse únicamente de aquellos que aumenten nuestra energía vital, huyendo de los que nos produzcan indiferencia o negatividad, hasta lograr un orden que nos haga felices. 
     
  • Todo tiene una relación: si un objeto de nuestra vivienda cambia, impactará en nuestro carácter. El orden de nuestra vivienda es clave para mantener la armonía de nuestro hogar.
     
  • Todo cambia: y nuestro hogar no puede ser menos. En épocas en las que no logramos sentirnos bien con nosotros mismos, puede que en nuestra casa tengamos la respuesta. Del mismo modo que el exterior cambia constantemente, es importante que no tengamos miedo a hacer cambios en el interior de nuestro hogar hasta conseguir sentirnos bien con nosotros mismos y con nuestro entorno. 

El camino hacia tu bienestar

En base a estos principios, se establecen una serie de acciones con las que lograr convertir a nuestro hogar en espacio armónico. 

  • Si te gusta la naturaleza, distribuye las plantas en todos los rincones de tu hogar: además de por sus efectos relajantes, para los amantes de la naturaleza las plantas generan una sensación de bienestar y tranquilidad que ayudarán a mantener tu energía positiva. 
  • Evita los espejos en tu dormitorio: uno de los principios del Feng Shui afirma que los espejos en el dormitorio pueden ayudar a desgastar el doble de nuestra energía. Tenemos que limitar su presencia a espacios comunes, como la entrada de la vivienda o los pasillos.
  • Presta atención a la orientación de tu cama: evita que la cama esté delante de la puerta, evitando así las corrientes de energía negativa del exterior. Es importante que no esté directamente debajo de las vigas y que no tenga contacto directo con las paredes del dormitorio. De esta manera favoreceremos la libre circulación de energía a su alrededor. También es importante que no guardemos objetos debajo de ella. Más aún si estos no siguen ningún orden, puesto que podría ocasionarnos un cierto estrés mental que, sin darnos cuenta, podría terminar por desgastarnos.
  • La basura siempre cerrada: los desechos siempre tienen que estar aislados del resto de la vivienda. Para ello es conveniente que si tenemos galería o un patio interior dejemos la basura fuera de nuestra casa. En los casos en los que no dispongamos de espacio exterior, la basura tiene que estar cerrada y dentro de un armario. 
  • Coloca todos los utensilios a mano: cualquier objeto que utilices en tu día a día tiene que estar accesible y sin ningún obstáculo por medio. Se trata de reducir el estrés al máximo.
  • De dentro a fuera: del mismo modo que nos preocupamos por el orden de los espacios exteriores, también es importante que tengamos en cuenta el orden del interior de los armarios. Tienen que estar ordenados, de acuerdo a los mismos principios.
0

No hay comentarios ¿Te animas?