Cuándo

Cuándo puedes denunciar por ruidos en tu comunidad

Marco Herrera

Foto: BigStock

Lunes 14 de octubre de 2019

2 minutos

A la Ley del Ruido de 2003 se han ido uniendo distintas normas europeas, autonómicas y municipales

Cuándo puedes denunciar por ruidos en tu comunidad

Tener vecinos que causan ruidos excesivos y molestos puede provocar un sinfín de inconvenientes, desde no dejarnos descansar a múltiples problemas legales. La ley establece diferentes cauces para poder encarar una situación en la que los ruidos de otra persona molestan en tu hogar, por lo que vamos a ver qué podemos hacer en este caso.

Qué dice la Ley

Con el objetivo de prevenir, vigilar y reducir la contaminación acústica, se creó en 2003 la Ley del Ruido, a la que se han ido uniendo distintas normas europeas, autonómicas y municipales. Las ordenanzas municipales establecen los niveles de ruidos permitidos en cada horario en función de la zona (residencial, industrial, docente, etc.).

En la actualidad, la unidad utilizada para medir la intensidad del sonido se llama decibelios (dB) y la Ley del ruido se hace con ella para aplicar penalizaciones si se excede el límite en la inmisión de ruido establecida. Adicionalmente, se considera el momento del día en que se emite el ruido: día, tarde o noche.

  • De 0-10 dB se considera una respiración tranquila.
  • De 80-90 dB el ruido del tráfico común en una ciudad.
  • De 120-130 dB se calcula el ruido de un avión al despegar y la superación de estos niveles ya corresponde a dolor acústico.

Según la Organización Mundial de la Salud (@opsoms), 70 dB es el límite deseable al que el ser humano debería estar expuesto.

ruido

Qué hacer

Obviamente, el primer recurso siempre debe ser solucionar el problema hablando de forma amistosa con el vecino en cuestión e informarle de las molestias que causa en tu hogar. Pero si esa vía no funciona, puedes:

Al presidente de la comunidad 

Si la vía amistosa no funciona, dirígete al presidente de la comunidad de propietarios para que requiera el cese inmediato de la actividad que produce el ruido molesto. La Ley de la Propiedad Horizontal establece en su artículo 7 que el presidente, a iniciativa propia o de los propietarios (o inquilinos) afectados, solicitará a quien realice las actividades prohibidas su inmediata cesación.

La comunidad presenta una demanda

Si el problema continúa, el presidente puede convocar una junta de propietarios en la que se autorice la presentación de una demanda contra el propietario ruidoso (o, en su caso, contra el inquilino). Si la sentencia es estimatoria, además de la cesación inmediata de la actividad podría exigirse una indemnización por daños (tratamiento médico, baja laboral, etc.) y privar del derecho al uso de la vivienda o local por un periodo de hasta 3 años (y el fin del contrato si es inquilino).

En este caso, sería interesante comprobar que se están sobrepasando los niveles máximos de ruido a través de una denuncia a la policía, que hará mediciones, o encargando un peritaje a una empresa especializada para que tenga valor ante un juez. En la demanda conviene incluir a todos los residentes en la vivienda, ya que cuando hay indemnización se concede por cada afectado. También resulta práctico asociar a otros perjudicados para que la demanda tenga más fuerza. Si la comunidad se negase a actuar, podrías ir tú mismo a los tribunales, o mejor aún, encargárselo a tu seguro de hogar si tiene la cobertura de reclamación de daños.

0

No hay comentarios ¿Te animas?