Cómo

¿Te llevas fatal con tu vecino? Tal vez los servicios de mediación vecinal puedan ayudarte

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Lunes 2 de septiembre de 2019

2 minutos

No hacen milagros, pero a veces un tercero puede ser la solución a una disputa enquistada

Mediación vecinal

Los problemas de convivencia entre vecinos no son algo excepcional. La música o la televisión a un volumen demasiado alto, el uso inadecuado de espacios comunes, el perro que ladra a deshoras o la rama de un árbol que invade la casa ajena son algunos de los motivos más frecuentes.

Lo normal (en teoría) sería hablarlo y resolver el problema de manera satisfactoria para todos, pero no siempre ocurre así. Vecinos que se hacen mutuamente la vida imposible o fuertes discusiones que pueden llegar a tener un trágico final no son difíciles de imaginar. Cada uno tiene sus razones y es complicado convencer al otro. Cuando una disputa vecinal se enquista, o directamente sube la tensión y la situación toma un rumbo peligroso, la mediación vecinal puede servir de gran ayuda.

¿Cómo se lleva a cabo la mediación vecinal?

Como cualquier otro sistema que intenta llegar a un entendimiento entre dos partes (como, por ejemplo, entre un consumidor y una determinada empresa), la mediación vecinal es una vía extrajudicial con la que se intenta poner fin a una controversia que afecta a la convivencia entre dos personas que residen en una misma comunidad o urbanización, o que quizás comparten lindes entre fincas.

Existen empresas que ofrecen este servicio, pero cada vez son más los ayuntamientos que disponen de él como método eficaz para garantizar la armonía y la buena convivencia en sus municipios.

Mediación vecinal

Estos servicios de mediación municipal generalmente son gratuitos y una alternativa que puede ser muy útil ante una situación a la que no vemos salida. Lógicamente, para que la mediación funcione, es necesario que las dos partes en conflicto la acepten y estén dispuestas a acatar el resultado de la misma. Como señalan desde el Centro de Mediación de Barcelona (@CMBmedicacionBCN), este sistema permite una comunicación respetuosa, de manera que cada uno exponga lo que le preocupa y pueda ponerse en el lugar del otro.

El Ayuntamiento de Torrelodones, que ofrece este servicio en colaboración con la Universidad Carlos III de Madrid (@uc3m), explica que es un proceso al que se someten las partes de manera voluntaria y es llevado a cabo por uno o varios mediadores profesionales, como psicólogos o abogados.

Cada proceso es distinto. Pueden ser necesarias sesiones informativas individuales y también reuniones conjuntas para intentar alcanzar un acuerdo, siempre teniendo en cuenta las leyes aplicables a cada situación (Ley de Propiedad Horizontal, leyes sobre contaminación acústica, sobre uso de locales para distintas actividades, estatutos de la comunidad de vecinos…).

La mediación vecinal es un sistema extendido en prácticamente toda la geografía española, por lo que si tienes un conflicto de este tipo, es una alternativa que conviene no olvidar.

0

No hay comentarios ¿Te animas?