Practicopedia

El líquido de las conservas: ¿se puede consumir?

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Domingo 21 de febrero de 2021

3 minutos

Te aclaramos todas tus dudas para saber si puedes consumir o no el líquido de las conservas

El líquido de las conservas: ¿se puede consumir? Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Domingo 21 de febrero de 2021

3 minutos

Seguro que en más de una ocasión te has preguntado si se puede beber el agua de las latas de espárragos o si será perjudicial para la salud la espuma que generan los garbanzos de bote. Pues bien, en este artículo vamos a tratar de aclarar todas esas dudas para que sepas qué puedes y qué no consumir cuando estés ante una conserva, bien sea en lata o en bote.

Las conservas contienen en su interior lo que se conoce como líquido de cobertura el cual se emplea para conservar los alimentos. Estos no son nocivos ni conllevan ningún riesgo para la salud. Si tu duda es saber si pueden consumirse o si pueden contener conservantes u otros elementos que son mejor eliminar, a continuación, vamos a tratar de aclarártelo.

En el caso de las verduras, el líquido de cobertura suele llevar agua, sal y algo de ácido ascórbico (menos del 0,025%), que se emplea para que las verduras no pierdan el color con la luz que entra a través del cristal. Las verduras suelen hervirse dentro de sus propios recipientes con ese líquido, con lo cual el agua que contiene el envase no es más que el agua en la que se cuecen. Ese líquido contiene por lo tanto todas las vitaminas y minerales del alimento y por ende se puede consumir.

Las verduras suelen conservarse con cloruro sódico, algo totalmente inocuo que aportará simplemente más sal al alimento. Por ello, no se debe abusar en su consumo. El escabeche o el vinagre para las hortalizas o algunos productos cárnicos o la salmuera (también para las hortalizas) son otras formas de conservar los alimentos.

La teoría de muchas personas de tirar el líquido de las conservas se debe a la acidez de estos en algunos casos como ocurre en algunos casos con las alcachofas, las judías verdes, los espárragos o las legumbres, cuyo pH es muy alto, pudiéndose ser procesados correctamente a altas temperaturas o bien añadiéndoles ácido cítrico o jugo de limón, afectando en este último caso al sabor del producto y siendo preferible desecharlo.

El caldo de las conservas de espárragos por ejemplo está recomendado para hacer sopas o jugos adelgazantes por sus propiedades diuréticas.

Entre los líquidos utilizados para hacer conservas también se encuentran el almíbar, jugos de fruta, vinagre o limón, agua con sal, jarabes, escabeches o aceites.

La salsa de escabeche también se puede utilizar para hacer numerosas recetas.

¿Cómo se deben consumir los alimentos en conserva?  foto: bigstock

¿Qué es la espuma que se forma con los garbanzos?

Al mezclar el líquido que llevan los garbanzos para su conservación con el agua se genera una espuma blanca por la acción de los conservantes.

El líquido de cobertura suele ser gelatinoso, fruto de la mezcla del agua usada para la conservación y el almidón que suelta esta legumbre durante el proceso de cocción.

Aunque su apariencia no sea la mejor, debes saber que no supone ningún riesgo para la salud ni es nocivo y, por lo tanto, no es necesario que enjuagues los garbanzos para quitar ese líquido. Puedes consumirlos con ello.