Practicopedia

Plantillas de gel: ¿cuándo utilizarlas para favorecer la salud de tus pies?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Sábado 18 de mayo de 2019

2 minutos

Consultar con el podólogo antes de optar por unas determinadas plantillas es fundamental

Plantillas de gel

Existen multitud de tipos de plantillas elaboradas en materiales muy diversos: látex, plásticos como el poliuretano, corcho… En los últimos años, las de gel han ido ganando espacio en el mercado, principalmente por la comodidad que supone el nivel de amortiguación que proporcionan, pero tal y como indican los podólogos, hay que distinguir entre las plantillas pensadas únicamente para el descanso de los pies y aquellas que tienen efectos terapéuticos, que siempre deben ser personalizadas.

Algunos fabricantes de plantillas de gel señalan como su principal ventaja su capacidad para reducir el impacto que se produce en cada pisada indicando, además, que dentro de las plantillas de este tipo también hay variaciones en cuanto a su forma y también en la densidad del gel que presentan para resultar más o menos flexibles.

¿Son recomendables las plantillas de gel para las personas mayores?

Solo el podólogo, en muchos casos atendiendo al diagnóstico de otros especialistas, especialmente reumatólogos, es quien puede determinar el tipo de plantilla que puede proporcionarte mayor comodidad y salud para tus pies.

Tal como explica la Fundación Podoactiva, la morfología del pie, la propia pisada y la presencia o no de alguna patología como fascitis plantar, espolón calcáneo dedos en garra… hacen imprescindible el uso de plantillas personalizadas que además de proporcionar amortiguación y comodidad, tengan un efecto terapéutico como parte de un tratamiento destinado a corregir o aliviar esas dolencias relacionadas con el pie.

Si no tienes ningún tipo de problema y solo quieres unas plantillas para que tus pies descansen en un momento determinado, tal vez, al ponerte unos zapatos que no utilizas normalmente (tacones), o a la hora de realizar deporte, las plantillas de gel pueden ser una buena opción, pero ante posibles molestias, la consulta previa con el experto es básica.

Un estudio biomecánico personalizado, que detecte cómo apoyas el pie al caminar, la elaboración de un molde con la forma exacta de tu pie, para que la futura plantilla encaje a la perfección y la elección del material idóneo, para que la plantilla cumpla su función, son los tres pasos para realmente conseguir que tus plantillas sean tus mejores aliadas a cada pisada.

0

No hay comentarios ¿Te animas?