Porqué

¿Por qué mi perro se asusta con las tormentas o los petardos?

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Domingo 11 de agosto de 2019

2 minutos

Una experiencia traumática de cahorro o su sensible capacidad auditiva están detrás de esos temores

Perro
Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Domingo 11 de agosto de 2019

2 minutos

Es el momento más temido por tu perro. Los días de tormenta o tras las campanadas de fin de año con miles de petardos y fuegos artificiales. Para su dueño puede que no tenga importancia alguna, pero no para tu mascota que tiene miedo de esos fuertes ruidos. Incluso si explota un pequeño globo a su lado lo normal es que den un brinco y salgan corriendo asustados.

Una fobia que puede que se deba a una experiencia traumática que tu can tuvo cuando era un cachorro o a su alta capacidad auditiva que hace que esos estímulos sonoros tan elevados les resulten molestos o incluso dolorosos. No es broma. Algunos perros puede que expresen ese miedo en forma de lamentos, escondiéndose debajo de tu cama o sintiendo temblores por su cuerpo. Pero, en los casos más graves, hay animales que se mean sin ser conscientes de ello y hasta llegan a vomitar

¿Cómo puedo ayudar a mi perro para que no tenga miedo?

Es algo que ni nosotros mismos podemos controlar cuando sentimos miedo por alguna razón. Algo parecido le ocurre a nuestro perro. Sin embargo, nunca está de más poner en marcha algunos consejos para acompañar a nuestra mascota y que esté más tranquila. 

Si ese ruido ensordecedor le pilla de sorpresa, será tarde para ayudarle. Por tanto, en la medida en que podamos anticiparnos a esa angustiosa situación, si vemos que el cielo se vuelve negro por ejemplo, mejor. Así, es recomendable estar junto a él para ir dándole nuestro cariño y seguridad. 

SI estamos en la calle en plena tormenta o comienzan las fiestas patronales de tu localidad, tenlo bien atado. No sea que empiece a correr sin rumbo y te cueste alcanzarlo. Al contrario, si estáis en casa le puedes "construir" un pequeño refugio donde se sienta seguro y cómodo durante esos minutos... para tu perro interminables.  

Otras opciones pasan por un entrenamiento específico para atajar ese miedo e ir acostumbrándole a esos ruidos elevados. Normalmente esto se consigue reproduciendo el sonido de estos truenos y esos petardos grabados a un volumen bajo e ir subiéndolos poco a poco a intervalos. Por último, en los casos más graves se puede recurrir a un tratamiento farmacológico, siempre recetado por tu veterinario, para reducir esa ansiedad.