Porqué

Por qué no debes tirar el líquido de las aceitunas

Javier Anula

Foto: Big Stock

Domingo 23 de enero de 2022

5 minutos

El caldo de las aceitunas se puede utilizar para enriquecer una gran variedad de platos y bebidas

Por qué no debes tirar el líquido de las aceitunas
Javier Anula

Foto: Big Stock

Domingo 23 de enero de 2022

5 minutos

Seguro que para ti las aceitunas también son ese aperitivo único que siempre nos hace querer más. Ya sea para acompañar esa bebida fría que tanto se agradece en verano o como parte de nuestras ensaladas, las aceitunas son un manjar del que España es el primer productor mundial.

En el momento de abrir un frasco o una lata de aceitunas, la primera duda que suele surgir es qué hacer con líquido en el que se conservan. ¿De verdad se puede aprovechar? 

Pese a la mala fama que tienen, los llamados líquidos de gobierno o de cobertura son seguros y aptos para el consumo humano, siempre haciendo excepción en personas hipertensas o que posean algún tipo de intolerancia o alergia a algún ingrediente. Además, es importante saber que el líquido posee parte de los micronutrientes del alimento. 

El líquido de los botes y latas de conservas está formado por agua, sal y por ácido ascórbico para que no pierdan color. La misión de este líquido de cobertura es conservar, sazonar y distribuir el sabor por todo el alimento.

Los desechos de los botes, por ley, no pueden contener sustancias dañinas para la salud. Esto no quiere decir que todos los líquidos de las conservas​ sean aptos para el consumo. De ahí que la mayoría de la gente lo tire para curarse en salud. Sin embargo, los expertos aseguran que en determinados casos muy excepcionales, como el del agua de las aceitunas, se le puede sacar provecho. 

aceitunas

Cómo aprovechar el líquido de las aceitunas

El caldo de las aceitunas se puede utilizar para enriquecer una gran variedad de platos y bebidas. Por ejemplo, hay un coctel, el Dry Martini, que tiene una versión que es el Dirty Martini que lleva un chorrito del líquido de la aceitunas. 

Asimismo, usar este jugo en platos de spaguettis o guisos de carne puede ser todo un éxito. Bastaría con añadir una cucharadita al clásico sofrito y con eso ya lograremos un sabor especial en nuestra receta.

Otro acierto seguro es utilizarlo en los platos mediterráneos. Agregando un chorrito del agua de aceitunas a tus ensaladas podrás darle un sabor único. También puedes preparar una vinagreta con aceite de oliva, zumo de pomelo fresco, vinagre de vino blanco, el jugo de las aceitunas y mostaza de Dijon. Sírvela con ensaladas verdes, de tomate, aguacate o atún.

De la misma forma, puedes usarla como condimento en unas verduras salteadas o para aromatizar tu alioli casero agregando agua de aceitunas y ralladura de naranja. Tampoco dudes en usarlo para untar los sándwiches o viértelo sobre un salmón a la parrilla.

Otra manera muy sencilla de incorporar el agua de las aceitunas a tus recetas cotidianas es usándola para condimentar el agua donde luego vas a cocer el arroz o la pasta. Basta con echar al cazo un par de cucharadas y verás cómo le aporta un toque diferente a la típica sopa de fideos y pollo. 

Por último, también se están ensayando las cualidades plaguicidas del agua que procede del tratamiento de las aceitunas de mesa, para luchar contra bacterias y hongos patógenos que afectan a algunas plantas, como por ejemplo a las fresas y a los tomates. Por lo tanto, el líquido de las aceitunas podría ser aprovechado en la agricultura gracias su elevada actividad antimicrobiana.

aceite aceitunas

Precauciones a tener en cuenta

Es fundamental saber dosificar la cantidad que vas a utilizar en las preparaciones de tus platos. Recuerda que en ningún caso es aconsejable bebérnoslo del frasco todo de golpe.

Como hemos dicho antes, las aceitunas y sus jugos están recomendados para cualquiera, excepto para aquellos que padezcan hipertensión, porque tienen un elevado contenido en sodio, y en personas que posean algún tipo de intolerancia o alergia a algún ingrediente. Tampoco se aconsejan en caso de sobrepeso u obesidad. En estos casos, su consumo debe ser excepcional. 

La única condición que suelen poner los cocineros a la hora de utilizar el líquido de las aceitunas es que sea una conserva de calidad y sin añadidos raros.​ Es importante no saltarse este paso porque la composición del líquido de gobierno varía de unas latas a otras, y puede contener aditivos alimentarios como acidulantes y correctores de acidez, hasta especias como orégano o tomillo.

¡Elige bien! Dependiendo del tipo de conserva y su marca, el líquido será saludable en mayor o menor grado.  

Sobre el autor:

Javier Anula

Javier, periodista.

… saber más sobre el autor