Porqué

¿Por qué puede encoger la ropa cuando la lavas o la secas?

Mariola Báez

Jueves 21 de noviembre de 2019

2 minutos

Los factores que pueden hacer que una prenda de ropa encoja están relacionados con la temperatura de lavado y con el tipo de fibra con la que esté elaborada

La ropa puede encoger si la lavas con agua muy caliente (Creative commons)

Conocer las causas por las que puede encoger la ropa tiene más importancia de la que pudiera parecer, porque una vez hecho el “desaguisado”, que vuelva a recuperar su tamaño original es difícil y resulta prácticamente imposible que quede exactamente igual que antes de lavarla.

El tipo de tejido con el que esté hecho ese jersey que te encanta, esa blusa o tus vaqueros favoritos es de lo que depende, en gran medida, que puedan quedar en versión “mini” tras el proceso de lavado y secado.

Tipos de fibra

Las fibras naturales, como la lana o el algodón, tienden a compactarse, especialmente cuando son sometidas a altas temperaturas. Estas fibras, vista al microscopio, presentan una estructura externa formada a base de minúsculas “escamas” superpuestas que tienden a unirse, enredándose y formando pequeños nudos (¿te has fijado cómo es la lana cuando, en su estado natural, cubre el cuerpo de las ovejas?).

Estas fibras, al igual que otras no sintéticas, tienden a unirse unas a otras, reduciendo el espacio entre ellas y con el resultado final de encogimiento de la ropa. Dicha tendencia natural se multiplica cuando metemos en la lavadora una prenda de abrigo hecha en lana por dos motivos: el roce constante que se produce en el proceso de lavado y la acción del agua caliente.

¿Toda la ropa encoge al lavarla en agua caliente o al utilizar la secadora?

Al contrario de lo que ocurre con las prendas hechas en tejidos naturales, las que llevan en su composición fibras sintéticas son más estables, soportan mejor la fricción y el calor de la lavadora en programas a altas temperaturas. Si no quieres complicarte demasiado con la colada, incluye en tu armario prendas hechas o que incluyan fibras de nylon, poliéster y acrílicos en general porque resistirán mejor el proceso de lavado y secado.

Como consejos para evitar “disgustos” al comprobar que tu ropa ha encogido, simplemente, lee la etiqueta que te indica el tipo de fibra predominante en la composición y utiliza, si es necesario, programas de lavado específicos para prendas delicadas, que se ejecutan con agua a temperatura más baja (incluso fría) y evitan el centrifugado. Algunas prendas, como las que incluyen fibras de lana cachemir, tendrás que lavarlas a mano y con agua fría, evitando, además, la secadora y la plancha.

0

No hay comentarios ¿Te animas?