Porqué

¿Por qué aparece la cal en casa y cómo puedo eliminarla?

Carlos Zapatero

Jueves 25 de abril de 2019

2 minutos

Tres remedios naturales para lidiar las consecuencias de su aparición e impedir un problema mayor

¿Por qué aparece la cal en casa y cómo puedo eliminarla? (Big stock)

Pese a que es habitual su presencia en los grifos de la cocina y en el baño, la cal puede aparecer en cualquier superficie que tenga un contacto directo con el agua. En sus primeras manifestaciones no es un problema que revista gravedad. Sin embargo, a la larga puede llegar a obstruir nuestras cañerías y dificultar el correcto funcionamiento de las mismas.

Incrustaciones de calcio y magnesio

El agua que corre por nuestras tuberías cuenta con pequeñas cantidades de calcio y magnesio. Habitualmente, la presencia de estos minerales son imperceptibles a nuestros ojos, siempre y cuando nos encontramos ante cantidades normales.

Sin embargo, el paso del tiempo hace que estas cristalizaciones se acumulen y terminen formando una capa blanca en los orificios de nuestro grifo, llegando a obstruir el paso del agua por los mismos. Estas pequeñas formaciones son más difíciles de quitar cuanto más tiempo transcurre. En último término, puede que incluso nos veamos obligados a tener que cambiar toda la grifería.

¿Cómo se pueden combatir los problemas de la cal? 

  • El limón es uno de los productos más utilizados en la limpieza del hogar. Cuando tus grifos comiencen a perder brillo como consecuencia de una pequeña lámina de color blanquecino, puedes frotar medio limón directamente sobre la zona afectada. Rapidamente verás cómo comienza a recuperar su tono original.
  • Si la mancha persiste, el vinagre te permitirá eliminar las formaciones que lleven más tiempo. Impregna un paño con vinagre blanco y rodea la zona de la mancha con él. Acto seguido, utiliza un estropajo o un cepillo de dientes de cerdas duras para eliminar todos los residuos. Es importante que tengas cuidado. Pues dependiendo del acabado del grifo, podrías llegar a rayar su superficie.
  • Revisa los filtros. Si la cal lleva ya un tiempo formándose, lo más seguro es que en el interior del grifo existan pequeñas incrustaciones que impidan que el agua circule con normalidad. Ante esta situación, ni el limón ni el vinagre son suficientes para combatir sus consecuencias. Cuando esto ocurre, desenrosca el grifo y con un alfiler elimina todas las partículas blancas que observes que se encuentren en su interior. Puedes ayudarte de un chorro de agua a presión para eliminar los restos más profundos. En último término tienes la opción de desmontarlo y dejarlo una noche a remojo en un vaso de jugo de limón. 
0

No hay comentarios ¿Te animas?