Practicopedia

¿Qué es la climatización invisible? Tipos y ventajas frente al resto de sistemas

María Bonillo

Foto: Bigstock

Jueves 17 de noviembre de 2022

3 minutos

Destaca por no necesitar ningún aparato visible y ser muy silenciosa

¿Qué es la climatización invisible? Tipos y ventajas frente al resto de sistemas. Foto: Bigstock
María Bonillo

Foto: Bigstock

Jueves 17 de noviembre de 2022

3 minutos

Después de un otoño que ha comenzado excepcionalmente caluroso, el frío se ha asentado en la mayoría de las ciudades y toca encender la calefacción. Actualmente, podemos encontrar diferentes sistemas de climatización para el hogar en función de nuestros gustos y preferencias, pero si hay uno que destaca por ser prácticamente invisible, es precisamente la climatización invisible

Este tipo de climatización se caracteriza por no necesitar ningún tipo de aparato visible, sino que se trata de un sistema que irradia calor, o frío, por alguno de los paramentos de una estancia, como las paredes, el techo o el suelo. Este último suele ser el más habitual, y se conoce como "suelo radiante"

En este caso, una serie de canalizaciones de tubos en forma de serpentín se instalan en el interior del pavimento. Por ellos circulará agua a diferentes temperaturas, según nuestras necesidades. Sobre ellas se colocará una losa de hormigón o cemento, con cierta inercia térmica para que pueda calentarse en su totalidad y liberar el calor poco a poco. Por último, el material del pavimento acabado se realizará en el interior del falso techo, o embutido dentro de los propios tabiques o muros de cada habitación, si es por las paredes. 

¿Qué es la climatización invisible? Tipos y ventajas frente al resto de sistemas. Foto: Bigstock

Ventajas de la climatización invisible

Tal y como señalan desde el blog Hogar de Mapfre (@MAPFRE.ES), este tipo de climatización se puede combinar con otros sistemas tradicionales o con otros sistemas de climatización invisible. Igualmente, necesitarán que se efectúe un mantenimiento para evitar y prevenir problemas.

En cualquier caso, estos tipos de sistemas de climatización tienen que estar apoyados por algún elemento que caliente el agua, por lo que deberán estar asociados a algún tipo de suministro de energía, ya sea por electricidad, gas o incluso mediante una máquina de aerotermia o placas solares con acumulador de agua integrado. 

Entre sus ventajas no solo se encuentra la falta de aparatos que pueden molestar en el hogar, también resultan prácticos en los que se refiere a poder dispone de las paredes a nuestro antojo sin tener que pensar en rejillas de climatización por conductos. Además, al no expulsar aire frío ni caliente, evitaremos problemas como sequedad en las vías respiratorias. 

Este sistema de climatización también es muy silencioso y permiten calentar las estancias de forma gradual, permitiendo una distribución homogénea de la temperatura. Sin duda una opción a tener en cuenta a la hora de prepararnos para combatir el frío este invierno. 

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor