Practicopedia

¿Qué luz es mejor tener en casa, la cálida o la fría?

Rosa Roch

Foto: BigStock

Domingo 21 de agosto de 2022

4 minutos

El tipo de luz que elijas para las estancias de tu casa hará que esta sea más o menos acogedora

precio luz
Rosa Roch

Foto: BigStock

Domingo 21 de agosto de 2022

4 minutos

A la hora de iluminar tu casa es necesario tener en cuenta qué tipo de luz es mejor para cada espacio y el uso que se le va a dar. Para ello es importante conocer ciertos aspectos de la iluminación para, así, hacer de tu casa un lugar acogedor y a su vez funcional.

La tonalidad de la luz se mide por la escala de grados kelvin (K). El kelvin es la unidad del sistema internacional que se utiliza para medir la temperatura de la escala de color que el ojo percibe de una fuente de luz. De ahí que podamos hablar de una luz cálida cuando su temperatura está por debajo de los 3.000 grados kelvin y de una luz fría cuando es superior a los 5.000 grados K.

¿Qué luz es mejor tener en casa, la cálida o la fría?

 

Las principales diferencias entre de este tipo de luz en el hogar son:

  • La luz calidad tiene una tonalidad más amarilla a diferencia de la luz fría que es más blanca.
  • La luz cálida crea en una estancia una atmósfera más acogedora. Por su parte la luz fría aportar contrastes.
  • Con la luz cálida se perciben mejor los detalles decorativos, mientras que con la luz fría obtenemos más visibilidad.
  • La luz cálida invita a la relajación, al descanso. En cambio, la luz fría nos permite estar más despiertos, nos mantiene activos, de ahí que en los lugares de trabajo se utilice la luz fría.

Haz de tu hogar un lugar acogedor y funcional

A la hora de iluminar la casa es importante tener en cuenta ciertos aspectos, como son los diferentes espacios y el uso que se les va a dar, ya que determinado tipo de luz puede dar un efecto u otro a la estancia y, por extraño que parezca, acabar afectando al estado de ánimo. Estas son algunas consideraciones que tomar a la hora de elegir la luz de las estancias principales tu hogar.

  • En la cocina. Se trata de un espacio de trabajo donde utilizamos y manejamos utensilios que pueden ser peligrosos y que requieren de mucha atención. Por esta razón lo mejor es iluminar la cocina con una luz fría donde vayamos a preparar los alimentos. Esto nos permitirá ver los con detalle y también nos ayudará a evitar accidentes con los cuchillos. Si la cocina es amplia o es americana y es allí donde nos reunimos para comer, podemos poner una iluminación central de luz cálida para que el espacio tenga una ambiente más acogedor. Es decir, si es posible, combinar los dos tipos de iluminación, si no, optar por una luz fría.
  • En el baño. Es una parte de la casa que no suele ser demasiado grande y donde realizamos tareas que requieren atención y ver bien los detalles, por ejemplo, al afeitarse o depilarse, al maquillarse o darse una ducha. Por esta razón necesitaremos tener una luz fría que no esconda los detalles. Si disponemos de una cuarto de baño amplio podemos optar por una luz cálida que invite a relajarse en la bañera y disponer de un espejo con luz fría para los detalles. Por lo tanto, una vez más, siempre que sea posible lo mejor es combinar los dos tipos de luz.
  • En el salón. Suele ser un espacio que invita a relajarse, a descansar o a tener un momento de entretenimiento. Para ello lo aconsejable es vestirlo con una luz cálida de manera general y poner algún punto de luz fría para, por ejemplo, ver la televisión o leer. Sería ideal disponer de una lámpara que permita graduar la temperatura de la luz, lo cual no quiere decir que haya más o menos luz, sino diferente tonalidad.

Cuando hay que fijar la vista

Visto lo anterior, en aquellas tareas que requieran fijar la vista como puede ser realizar manualidades, leer, coser, estudiar, lo mejor es elegir una luz fría que mantendrá la mente despierta, la concentración y hará que forcemos menos el ojo. Si por el contrario nos gusta leer un poco en la cama para acoger el sueño es bueno utilizar una luz algo cálida para que podamos relajarnos y prepararnos para el descanso.

Sobre el autor:

Rosa Roch

Rosa Roch es redactora especializada en temas de salud, alimentación y gastronomía.

… saber más sobre el autor