Practicopedia

Qué pasos tienes que dar si aparece una gotera en casa

Teresa Rey

Domingo 12 de enero de 2020

2 minutos

Primero debes comprobar cuál es su procedencia y si es un problema comunitario o de tu vecino

Qué pasos tienes que dar si tienes una gotera en casa (Big stock)
Teresa Rey

Domingo 12 de enero de 2020

2 minutos

La aparición de goteras en el hogar es una de los inconvenientes más comunes con los que nos podemos topar cualquier día en casa, como otras como quedarnos sin agua caliente. Si vivimos en una casa independiente o chalet, podemos optar por buscar nosotros la infiltración o acudir a un profesional, pero si vivimos en un piso tendremos que comprobar si esta proviene de una instalación común o del vecino, en cuyo caso deberemos actuar de distintas maneras. Normalmente este tipo de incidencias se solucionan por medio del seguro del hogar como en sucede en otras situaciones.

Goteras en pisos o chalets

Si vives en un piso y la humedad proviene de una deficiencia que tiene el edificio, ha de ser la comunidad de propietarios la que se haga cargo de ella, a través del seguro que se tenga para tales situaciones. En el caso de que provenga del vecino, entonces este es el responsable de su reparación, algo que suele arreglarse generalmente a través de su propio seguro particular.

En el caso de que tu residencia sea un chalet independiente y quieras encargarte de la reparación, entonces habrás de ver de dónde procede la infiltración del agua. Para obtener la pista de su origen lo más aconsejable es seguir el reguero que haya dejado, o en el caso de que sea una mancha amplia tendremos que mirar en la parte superior de la misma.

Tejados y canalones

Las causas más comunes de las goteras en estas viviendas tienen que ver con algún problema relacionado con el tejado. Si presenta alguna fisura, es probable que poco a poco el agua vaya haciendo mella en los materiales, por lo que tendremos que comprobar si hay alguna. En estas situaciones podemos usar productos de sellado especiales como cementos o pastas, que permiten una solución rápida siempre y cuando la grieta no sea muy grande.

Otro elemento que debemos revisar son los canalones. Cuando están al aire libre se suelen llenar de hojas que poco a poco los van obstruyendo, de modo que el agua se acumula, no canalizan bien y al final se pueden formar humedades. En este caso, tendremos que comprobar el estado de dichos conductos y limpiarlos bien. Después podemos aplicar una pintura del mismo color y que sea impermeable en la parte del techo afectada. Si se trata de una cuestión leve, probablemente lo solucionemos así.  

Estas medidas pueden ser una solución inicial para aquellas goteras leves, pero si vemos que el problema persiste o que va a más, lo más recomendable pasa por recurrir al seguro o contratar un profesional.

Sobre el autor:

Teresa Rey

… saber más sobre el autor