Consejos

¿Qué hacer si te quedas sin agua caliente en casa?

Teresa Rey

Sábado 23 de noviembre de 2019

2 minutos

Si de repente no sale agua caliente del grifo, deberás mirar la presión de la caldera

Qué hacer si me quedo sin agua caliente (Bigstock)

Aunque se vea de lo más normal, el agua caliente es uno de los privilegios del que disfrutamos en el hogar, algo impensable para otras latitudes o incluso para mucha gente hace apenas unas décadas. Nos hemos acostumbrado a usarla, por lo que si nos falla, sobre todo en invierno, nos causa un importante perjuicio. Sin embargo, no debes alarmarte porque probablemente el problema que ha provocado esta situación tenga una solución. Normalmente está relacionado con la presión de la caldera.

Comprueba el estado de la caldera

Cuando de pronto te quedas sin agua caliente es aconsejable que antes de llamar al servicio técnico veas el estado de la caldera. Como bien sabes, es el aparato que se encarga de calentar el agua en el hogar y la causa del fallo puede estar en alguna deficiencia en su funcionamiento.

Lo primero es ver que la llave de paso está abierta y que no hay ningún problema en la misma. Si esto es correcto deberás comprobar la presión de la caldera. Para ello tienes que abrir la tapa que cubre los indicadores de la presión y verificar que todo se encuentra normal. Esta debe estar entre los 1,2 y 1,5 bares.

Cómo cambiar la presión

Si no es así, tendrás que cambiar los valores. Si no sabes cómo, acude al manual que te indicará cómo se realiza este ajuste. La presión de una caldera puede variar a lo largo del día, de modo que siempre hay que mirarla cuando la bomba esté parada y en frío. En líneas generales, si la presión del agua es baja, la caldera es la que causa el boqueo porque detecta un error, y con abrir la llave de paso y equilibrarla sería suficiente.

También puede tratarse de todo lo contrario, y tal vez la caldera reciba un exceso de presión. En estos casos el aparato libera la presión para contrarrestar. Aunque también puede ocurrir que la llave posea alguna avería o esté mal cerrada, lo que da lugar a esta alteración.

Esa presión extra puede producirse también por una reacción química que se origina por el contacto del agua con otras sustancias que hacen posible el funcionamiento de la caldera y que altera la misma, en cuyo caso será el especialista quien lo detecte.

Estas suelen ser las averías más frecuentes relacionadas con la presión de la cadera y la ausencia de agua caliente. Ahora bien, si ves que el calentador sigue dándote problemas o se desajusta de forma habitual, lo recomendable es que llames al servicio técnico.

En ese caso, y hasta que te lo arreglen, no te quedará otra que calentar agua en la cocina para que la higiene personal no suponga un suplicio al tener que usar agua fría.

0

No hay comentarios ¿Te animas?