Practicopedia

Sabes qué es y para qué sirve la respiración alterna

N. Abril

Domingo 28 de junio de 2020

1 minuto

Fácil técnica de relajación

Sabes qué es y para qué sirve la respiración alterna

El estrés, siempre el estrés. Cuántas veces te dan como respuesta a algún dolor corporal, a algún mal hábito en la alimentación o al insomnio por nombrar algunos, que la culpa es del estrés.

Efectivamente, está presente en muchos de nosotros y se manifiesta de muy diferentes formas, pero hoy ya tenemos muchas técnicas para intentar solucionarlo, disminuirlo o controlarlo.

Hoy te traemos una que tiene que ver con la respiración, que es una de las mejores técnicas antiestrés y de las más baratas. Se trata de la respiración alterna.

Es un práctico ejercicio de relajación que consiste en respirar alternativamente por uno y otro orificio nasal. Realmente, es una técnica de yoga cuyo propósito es purificar el cuerpo y relajar la mente, por lo que le sacarás más partido si te sientas en una postura de meditación.

bigstock Friends Yogi Women Practicing  285556600

 

Para realizar la respiración alterna de una manera correcta es preciso respirar –como ya te enseñamos– desde el diafragma.

A continuación, te describimos los pasos de la respiración alterna:

  1. Flexiona los dedos índice y corazón sobre la palma de la mano derecha. Tapona el orificio nasal derecho con el pulgar y exhala a través del orificio izquierdo contando mentalmente hasta seis. Inhala por el mismo orificio mientras cuentas hasta tres.
  2. Tapona el orificio nasal izquierdo con los dedos anular y meñique. Exhala por el oficio derecho mientras cuentas mentalmente hasta seis y luego inhala por el mismo orificio mientras cuentas hasta tres.
  3. Tapona de nuevo el orificio derecho con el pulgar y exhala por el izquierdo contando hasta seis.
  4. Repite el ejercicio entre 14 y 21 veces, empezando y acabando siempre por el orificio izquierdo.

Es importante tener en cuenta que a medida que tu capacidad pulmonar y tu concentración aumenten, respirarás con mayor profundidad, expulsando el aire en el doble de tiempo que lo has inhalado. Por ejemplo, si inspiras contando hasta cuatro, espirarás contando hasta ocho y así sucesivamente.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?