Practicopedia

Cómo lavar las almohadas y ¡quitar las manchas amarillas!

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Jueves 26 de agosto de 2021

3 minutos

Las manchas de sudor pueden desaparecer con vinagre y bicarbonato de sodio

Cómo lavar las almohadas y ¡quitar las manchas amarillas! Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Jueves 26 de agosto de 2021

3 minutos

Para tener el lugar en el que dormimos realmente limpio y desinfectado no basta con cambiar nuestras sábanas cada semana. También debemos lavar con frecuencia las fundas, la almohada y el colchón. A continuación, te explicamos cómo debes hacerlo.

A la hora de lavar las fundas de las almohadas e incluso del colchón (ya que hay algunos que cuentan con fundas extraíbles) es importante que revisemos previamente el etiquetado para asegurarnos de que utilizamos los productos adecuados.

Recomendamos, en la medida que así lo permitan los tejidos, un programa de lavado medio o largo a una temperatura superior a los 60º centígrados para acabar con los posibles microorganismos que pueda tener.

Manchas amarillas

Es muy habitual que, tanto en las fundas de las almohadas como en las propias almohadas, aparezcan manchas amarillas como resultado del sudor de la cabeza mientras dormimos.

Para acabar con este tipo de manchas, recomendamos dejar las fundas previamente en un barreño con agua tibia (o en la bañera) con un poco de vinagre blanco durante una hora aproximadamente.

En el caso de que la mancha sea muy intensa o lleve mucho tiempo, te aconsejamos que hagas una mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre blanco (de limpieza) y lo apliques directamente sobre la mancha. Déjalo actuar durante 30 minutos y luego acláralo bien.

Otra opción más fuerte, es optar por productos como lejía o amoniaco.

Cómo lavar las almohadas y ¡quitar las manchas amarillas! Foto: bigstock

Lavar la almohada

Para lavar el relleno de la almohada es también fundamental tener en cuenta el material del que están hechas.

En el caso de las almohadas de algodón, plumas y sintéticos podemos lavarlas en la lavadora sin problema. Lávalas sin fundas y de una en una para una correcta limpieza.

Para un mejor blanqueamiento te recomendamos que añadas un chorrito de amoniaco o vinagre en el cajetín del suavizante.

Secar las almohadas

Lo ideal es secarlas al aire libre en posición horizontal, ya que si las colgamos con pinzas el relleno podría deformarse y ceder hacia un lado.

En el caso de las almohadas de plumas es preferible secarlas en la secadora junto a dos o tres pelotas de tenis. Los golpes de las pelotas contra la prenda durante el secado ayudarán a esparcir mejor las plumas y ayudar a que la prenda recupere su forma inicial. Se trata de una acción que requiere tiempo ya que, aunque pienses que las plumas están secas, si miras al trasluz la prenda o bien al tacto, observarás que aún no están lo suficientemente distribuidas por el espacio, con lo cual, deberás continuar con el secado.

Sobre el autor:

Manuela Martín

Manuela Martín es redactora especializada en temas de salud y ocio.

… saber más sobre el autor