Practicopedia

Trucos fáciles para que nuestras comidas se tornen más saludables

Rosa María Torres

Lunes 9 de diciembre de 2019

2 minutos

Una alimentación rica en grasas hace las digestiones más pesadas

Trucos fáciles para que nuestras comidas se tornen más saludables (bigstock)

Las comidas copiosas aumentan la proliferación de gases y pueden producir vómitos. Este tipo de comidas exigen al hígado un trabajo adicional por lo que este puede resistirse. Es solo un ejemplo de lo que podemos hacer mal cuando nos sentamos a la mesa a disfrutar de la comida. Y es que escoger bien los alimentos, combinarlos adecuadamente y reducir aquellos que nos perjudican es necesario para aquellas personas que tienen el estómago delicado, fácilmente irritable y con problemas para una buena digestión.

Comer mal es muy perjudicial para la salud

Además, una mala alimentación da lugar a enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión arterial, hígado graso, colesterol elevado, síndrome metabólico, cáncer, dolores de columna y rodilla, infertilidad, depresión, etc. 

Te hace daño

  • Comer raciones abundantes. Cuanto más grande sea la ración, más sencillo resultará comer más de lo necesario. Por ejemplo, si vas de almuerzo con un grupo de amigos, ¿por qué no compartir raciones? Así podrás saborear platos diferentes sin comerte excesos.
  • Mayonesas u otros aliños cremosos. Opta por aceite de oliva para las ensaladas ya que es rico en ácidos grasos mono y poliinsaturados beneficiosos.
  • Elegir dos huevos en lugar de uno, para desayunar y hacer de esto un hábito.
  • No introducir en tu dieta los garbanzos, las judías y las lentejas. Las legumbres no pueden faltar en nuestro menú semanal. Nos aportan fibra y nos hacen sentirnos saciados por más tiempo porque se digieren lentamente.
  • Superar el límite del consumo de bebida alcohólicas. En el caso de las mujeres, deben consumir un máximo de dos bebidas alcohólicas al día, y en el de los hombres adultos, tres. Para mantener el consumo de alcohol a raya, alterna con agua y refrescos, así no sufrirás una posible deshidratación.
Pizza (bigstock)

Te hace bien

  • Pedir la ración mayor de verdura. De esta forma, te saciarás sin ingerir muchas calorías.
  • Ingerir al menos 5 raciones de fruta y verdura al día. Si sales a comer fuera, asegúrate de hacerlo. Incluye verduras en sopas, ensaladas y guarniciones en la elección.
  • Aprende a comer lo suficiente. Pide solo lo que vayas a comer. Primero pide el primer plato y después el postre. No todos a la vez.
  • Elegir como postres piezas de fruta o batidos naturales de frutas.
  • Consumir alimentos hervidos en lugar de fritos.
  • Aumentar el consumo de integrales, que contienen más fibra y nutrientes que los productos refinados.
  • En cuanto a las salsas para la pasta, son mejores las que tienen la base de tomate que las que llevan nata. Pide la salsa por separado para tomar solo la cantidad que deseas.
  • Cambiar la mantequilla por la margarina, tiene ácidos grasos más saludables pero el mismo número de calorías.
Comida saludable (bigstock)

0

No hay comentarios ¿Te animas?