Consejos

Protege la ropa de tu armario de los malos olores con estos consejos

Carlos Zapatero

Sábado 14 de diciembre de 2019

2 minutos

La humedad y las soluciones naturales, claves para la correcta conservación de tu ropa

Protege a la ropa de tu armario de los malos olores con estos consejos (big stock)

Como consecuencia de la escasa ventilación, los armarios son propicios para almacenar malos olores. Sus causas son múltiples. Pese a que la creencia generalizada es que la fuente del mal olor se debe únicamente a la ropa, los materiales con los que están fabricados también tiene mucho que ver.

Presta especial atención al estado de la ropa y a las humedades

La humedad es una de causas más comunes cuando nos referimos al mal olor de nuestro armario. Debido a su escasa ventilación, guardar en ellos ropa que todavía no está completamente seca puede hacer que nos veamos obligados a lavar todo lo que hay en el interior del mismo. Sin embargo, la humedad no tiene por qué ser consecuencia únicamente de la ropa. Dependiendo de la ubicación, a consecuencia de una mala ventilación, son propensos a la aparición de humedades. Es vital combatirlas. Para ello, además de mejorar la ventilación del mismo, puedes utilizar pequeños saquitos con arroz en su interior, que sean capaces de absorber dicha humedad antes de que penetre en tu ropa. 

También es conveniente que, antes de meter la ropa en el armario, te asegures de que está completamente limpia. Cualquier descuido puede ser suficiente para que el resto de nuestra ropa se contagie del mal olor

El bicarbonato o los ambientadores naturales, la mejor protección 

Existen diversas soluciones naturales que permiten lidiar contra los malos olores de nuestro armario. La lavanda o el romero son dos de las más utilizadas. Unas pocas ramas en el interior del mismo, repartidas por todos los estantes, puede ser un buen recurso para combatir el mal olor. Además de impedir que este se impregne en nuestra ropa.

El limón, la solución para todo tipo de manchas  (Big Stock )

 

Si el olor es más fuerte, puedes dejar un vaso lleno de bicarbonato. Sus propiedades facilitarán la absorción de los malos olores. Es conveniente que vayas cambiando el vaso de manera regular, hasta que el mal olor haya desaparecido por completo. 

El zumo de limón también puede ayudarte a luchar contra los malos olores. Debido a sus propiedades naturales, bastará exprimir un limón en un vaso e introducir el mismo con el jugo en el interior del armario. De manera paulatina podrás observar como los malos olores comienzan a desaparecer. 

Por último, si nada de lo que hemos mencionado te funciona. En el mercado puedes encontrar una gran cantidad de ambientadores de diferente intensidad. Podrás escoger el que mejor se adapte a tus necesidades.

0

No hay comentarios ¿Te animas?