Practicopedia

Los trucos más efectivos para ahorrar agua en casa

María Bonillo

Foto: Europa Press

Martes 9 de agosto de 2022

4 minutos

Podemos evitar desperdiciar agua en muchas de las actividades que realizamos a diario

Los trucos más efectivos para ahorrar agua en casa. Foto: Bigstock
María Bonillo

Foto: Europa Press

Martes 9 de agosto de 2022

4 minutos

El agua es necesaria para diferentes aspectos de nuestro día a día: mantenernos hidratados, higiene, tareas domésticas, riego, industria, etc. Cada vez somos más conscientes de la importancia de este recurso, limitado aunque vital, que a veces corre peligro de escasear. Teniendo en cuenta que también supone una cantidad por la que debemos pagar, cualquier forma de ahorrar agua será de gran ayuda. 

De hecho, hay diversas medidas que podemos adoptar para no desperdiciar agua, contribuir a un mundo más sostenible y ahorrar algo de dinero en nuestra factura, según indican desde Ordessa. Estas son algunas ideas.

 

Los trucos más efectivos para ahorrar agua en casa. Foto: Bigstock

En la cocina

  • Cerrar los grifos cuando no usemos el agua, también cuando estemos fregando los platos, cepillándonos los dientes, al enjabonarnos o lavarnos el pelo en la ducha. 
  • Usar dosificadores y aireadores: son dispositivos que se mezclan en el agua y el aire sin que cambie la sensación de abundancia de agua, aunque nos permitirán ahorrar hasta un 50% de agua. 
  • Utilizar electrodomésticos eficientes: ahorrarán más energía y agua aquellos aparatos que tengan la etiqueta energética A+++, la máxima clasificación energética. 
  • Lavar las frutas y verduras en un recipiente en lugar de bajo el grifo.
  • Mantener las cacerolas y las sartenes a remojo: el tiempo y el consumo necesario para lavarlas después será menor. 
  • Usar un cubo para fregar vajilla: no es necesario mantener el grifo abierto durante todo el proceso, en su lugar podemos usar un cubo de agua para enjabonar y otro para aclarar. 

En el baño

  • Ducharte en vez de bañarte: en realidad es de gran ayuda, ya que una ducha breve supone un ahorro aproximado de un 50% de agua respecto al baño.
  • Guardar el agua fría de la ducha: se trata de ahorrar el agua que sale de la ducha hasta que esperamos a que se caliente, unos minutos en los que se pierden varios litros, que podemos utilizar para regar las plantas o fregar. 
  • Instalar un pulsor de doble descarga en la cisterna y reducir su capacidad: instalar dos botellas llenas en la cisterna, nos permitirá ahorrar hasta 4 litros en cada uso, así como el pulsor de doble descargar, con una opción con menos agua y otra con más cantidad. Y recuerda que el inodoro no es una papelera. 
  • Instalar grifos monomando: es decir, grifos que evitan el goteo propio de los grifos de rosca y permiten adecuar la temperatura de forma mucho más fácil y rápida. 
  • Instalar reductores de caudal: son aparatos que ayudarán a reducir el agua que sale mediante filtros, aplicables también en la alcachofa de la ducha. 
  • Llenar bien el lavavajillas y la lavadora antes de usarlos. 

En el jardín

  • No esperar para arreglar las fugas: cada gota que se pierde es un desperdicio de agua que puede llegar a oscilar entre los 40 y los 100 litros de agua al día. 
  • Regar las plantas por la noche: es mucho más práctica, ya que las plantas aprovecharán más el agua que no se evapora. 
  • Plantar lo propio de nuestra zona, ya que las plantas y el césped autóctonos no necesitan más que el agua de lluvia. 
  • Lavar el coche con agua y bayeta: evitará el malgasto de agua que se produce con la manguera. 
  • Instalar un sistema de riego automático por goteo: se podrá gastar hasta 5 veces menos de agua que con uno tradicional por aspersión.
  • Tapar la piscina si no se va a usar.

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor