Corazón

¿Qué fue de Lorenzo Lamas?

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Lunes 20 de enero de 2020

3 minutos

La trayectoria sentimental del "rey de las camas" ha sido más emocionante que la profesional

Lorenzo Lamas

Hay actores cuyas vidas resultan mucho más interesantes y rocambolescas que los papeles que llegan a interpretar en la pequeña o la gran pantalla. Ese es el caso de Lorenzo Lamas (62 años), el mítico rey de las camas, tal y como se le denominaba en el célebre anuncio de Reig Martí cuando era mundialmente conocido por su participación en el culebrón Falcon Crest. Pero ¿qué fue de este californiano que pobló las carpetas y paredes de miles de adolescentes que se derretían con su mirada pícara, su pelazo negro y su sonrisa de chico malo?

De actor guaperas a piloto de helicóptero

El salto al mundo del cine no fue complicado para Lorenzo Lamas, ya que tanto su padre, de origen argentino, como su madre norteamericana se dedicaban a la actuación. Además, su madrastra era nada más y nada menos que Esther Williams, actriz conocida por sus musicales acuáticos.

Su primer papel lo interpretó en televisión en 1976, aunque fue más recordada su insulsa actuación en Grease como el pretendiente de Sandy. Poco importó, pues en 1981 fue elegido para interpretar al nieto de Angela Channing (Jane Wyman) en Falcon Crest. De ese modo se convertía en Lance Cunsom, el apuesto (y malvado) niño mimado de la villana de la función. El éxito de la serie en todo el mundo convirtió a Lamas en un sex symbol, y eso que sus apariciones en pantalla muchas veces se limitaban a practicar artes marciales sin camiseta con el criado oriental de “la Channing”.

El actor aprovechó su popularidad para convertirse en un rompecorazones, pero ese tema lo tocaremos más adelante. Ciñéndonos a su trayectoria profesional, cabe señalar que nunca se caracterizó por hacer buenas películas o series. Probablemente Lamas era consciente de su capacidad actoral y por ello se dedicó a protagonizar películas de serie B de esas que pueblan las sobremesas de muchas televisiones.

De hecho, después de Falcon Crest solo cabe reseñar su participación en la serie Renegado, donde daba vida a un duro y atractivo cazarrecompensas. Su éxito le llevó a completar cinco temporadas, tras las cuales la carrera de Lorenzo Lamas siguió cayendo (aún más) en picado. En el siglo XXI, este californiano ha participado en diversos programas de televisión e incluso aparecido en un reality dedicado a su familia; hasta el momento actual, en el que se dedica a pilotar helicópteros. Este trabajo le permite ganar el dinero que ha derrochado o perdido a lo largo de su vida, ya que ha estado en bancarrota al menos dos veces.

Una vida de culebrón

Si su trayectoria profesional es menos interesante que la trama de cualquiera de sus malas películas, la vital sí que acapara mucho más interés, especialmente en lo tocante al terreno sentimental. "Me casé cinco veces porque tengo tendencia a intentar rescatar a las personas y a creer que puedo salvarlas. Mi terapeuta me dijo que ese no es mi trabajo, pero, claro, cuando empecé a ir a terapia ya me había casado tres veces”. Estas palabras de Lorenzo Lamas reflejan perfectamente el periplo amoroso de este seductor infatigable.

Lorenzo Lamas en 2005

Tal y como apunta, contrajo matrimonio en cinco ocasiones y se refiera a cada una de sus esposas por números para no equivocarse. La primera se llamaba Victoria Hilbert y estuvo casado con ella entre 1981 y 1982. Le siguió Michele Smith, con quien tuvo dos hijos que le salieron algo díscolos: A.J.(Álvaro Joshua) y Shayne. Tras el divorcio en 1985 tardaría otros cuatro años en tener una nueva esposa: Kathleen Kinmont, que era compañera en la serie Renegado.

Y llegó la "número 4" 

Si hasta ese instante su curriculum sentimental podría ser el típico de cualquier estrella de Hollywood: tres matrimonios y tres hijos (una de elloas de otra relación), con la llegada de la playmate Shauna Sand, los niveles de culebrón aumentaron notablemente.

Shauna fue su matrimonio más longevo pero acabó como el rosario de la aurora. En 2002 iniciaron los trámites de divorcio con duras acusaciones, como el hecho de que Lamas la obligaba a grabar vídeos porno caseros. Sin embargo, la gota que colmó el vaso fue el affaire sexual entre la propia Shauna y A.J., el hijo del actor. Aquello no sentó demasiado bien al rey de las camas y la relación con su vástago se enrareció bastante.

Marido de la madre de su nieto

La historia con su quinta esposa también tuvo mucho jugo. En primer lugar, ella no adoptó el apellido Lamas porque se llamaba Shawna y sonaba exactamente igual que Shauna (la cuarta), así que fue Lorenzo quien se pasó a apellidar Lamas-Craig. Pero lo más relevante es que se convirtió en el vientre de alquiler de Shayne Lamas, la segunda hija de su segundo matrimonio (que tenía un año más que su propia madrastra), después de que esta tuviera dificultades para quedarse embarazada.

bigstock LOS ANGELES  JUN   Lorenzo  92642168

Al igual que con sus esposas anteriores, el amor con Shawna también se acabó, al parecer por una infidelidad de esta con su entrenador personal. El pobre Lorenzo estaba solo y sin compromiso de nuevo. Quizás encuentre a su sexto gran romance volando en helicóptero. ¿Acaso el amor no está en el aire?

0

No hay comentarios ¿Te animas?