Corazón

Penélope Cruz: la trayectoria de la actriz española más internacional del momento

Victoria Herrero

Foto: Europa Press

Domingo 9 de febrero de 2020

4 minutos

A sus 45 años, la madrileña se ha hecho con un Premio Oscar y tres Goya por su trabajo

Penélope Cruz

Podría ser perfectamente la protagonista de la conocida canción de Joan Manuel Serrat, una melodía que encantaba a sus padres y por la que le pusieron su nombre. Ella es Penélope Cruz (@PenelopeCruzOfi), nuestra actriz más internacional y a la que hoy recordamos en este repaso de su carrera profesional y su faceta más íntima.

Una joven de Alcobendas que soñaba con ser actriz

La protagonista de la última película de Pedro Almodóvar nació en 1974, en abril cumplirá 46 años, y a día de hoy es la intérprete española más cotizada y activa del panorama cinematográfico nacional. Una amplia carrera llena de éxitos que quizás ni ella misma esperaba durante su feliz infancia, en el seno de una familia de clase media de la localidad de Alcobendas. Penélope es la mayor de tres hermanos, Mónica y Eduardo, y la hija de Eduardo y María de la Encarnación.

Mientras crecía y jugaba como cualquier otro niño de su edad, la pequeña Penélope jamás pensó que se convertiría en una de las actrices más populares y consagradas de la meca del cine: Hollywood. No obstante, este siempre fue su sueño, motivo por el que desde joven demostró su empeño por formarse en esta rama artística que es el mundo de la interpretación. Una decisión que tomó, como ella misma ha reconocido en más de una ocasión, tras ver a Victoria Abril en la película ¡Átame!, de Pedro Almodóvar, el mismo que años más tarde se convertiría en uno de los hombres de su vida. Una relación unida por el destino.

Penélope Cruz, la vida personal (y trayectoria) de la actriz española más internacional del momento

Un objetivo vital y profesional, el de ser actriz, en el que se introdujo por una vía muy distinta: el ballet. Una formación que llevó a cabo durante más de una década en diversos conservatorios y escuelas de reconocidos coreógrafos. Pasos de baile que llenaban buena parte de su día a día pero que, sin embargo, no le impidieron empezar con sus estudios de interpretación. Estaba convencida de probar suerte en el cine y por eso se presentaba a todas las pruebas salían a su encuentro.

Gracias a uno de esos castings encontró su primera oportunidad al otro lado de las cámaras. No como actriz en una película o serie, pero sí como la protagonista de un vídeo musical del por entonces grupo del momento, Mecano. Un trabajo con el que empezó su andadura interpretativa y gracias al cual conoció al que durante años sería su pareja sentimental, Nacho Cano.

Con esta primera colaboración, los cimientos de una carrera apoteósica ya estaban bien colocados, ahora era el momento de esperar a que surgieran más trabajos. Así fue como presentó junto a Jesús Vázquez el programa juvenil La quinta marcha. Después, tras unos pequeños papeles en varios largometrajes y en alguna que otra serie de televisión, vino el proyecto que supuso el despegue de su trayectoria como actriz. Darle la réplica al que, curiosidades de la vida, más tarde sería su marido: Javier Bardem (@BardemAntarctic). Ellos eran los protagonistas del filme Jamón, Jamón de Bigas Luna.

Era la década de los 90 y tras este papel empezó a encadenar otros trabajos: Belle Epóque de Fernando Trueba, Allegro ma non tropo El efecto mariposa de Fernando Colomo, La Celestina de Gerardo Vera o El amor perjudica seriamente la salud, del realizador Manuel Gómez Pereira. 

Y llegó el éxito

La carrera de Penélope era ya imparable. Su ascenso llegó justo en el momento más importante de su carrera, cuando conoció a dos de los directores más prestigiosos de nuestro país: Pedro Almodóvar, al que admiraba desde niña, y Alejandro Amenábar. Con ellos, sobre todo con el manchego, ha rodado algunas de las cintas más aplaudidas de su currículum: Carne Trémula, Abre los ojos, Todo sobre mi madre, Volver, Los abrazos rotos o Dolor y Gloria, su último gran éxito en la industria.

Fernando Trueba ha sido otro de sus directores fetiche, ya que con él repitió en La niña de tus ojos, película con la que ganó su primer Premio Goya. Precisamente, años después se llevaría a casa otros dos bustos del pintor por su interpretación de Raimunda en Volver y con el papel que hizo a las órdenes de Woody Allen en Vicky Cristina Barcelona. Pero lo que de verdad ha marcado durante todos estos años su trayectoria en el mundo del cine fue el Premio Oscar que obtuvo precisamente por este último título, donde coincidió con su actual pareja y la estadounidense Scarlett Johansson.

Pero su lista de reconocimientos no acaba ahí, ya que en la última edición del Festival de Cine de San Sebastián (@sansebastianfes) también recibió el Premio Donostia de manos del cantante Bono (@U2), uno de sus mejores amigos.

Premios todos ellos que han afianzado el paso de Penélope Cruz por Hollywood. Un nombre que aparece como parte del elenco de numerosas producciones cinematográficas norteamericanas como Blow, Sahara, La mandolina del capitán Corelli, Piratas del Caribe, The Counselor o Murder on the Orient Express.

Penélope Cruz, la vida personal (y trayectoria) de la actriz española más internacional del momento

Su lado más personal y familiar

Junto a sus éxitos laborales al otro lado de la pantalla, el rostro de Penélope ha sido un habitual en las revistas del corazón, muy a su pesar. Páginas donde se mostraban fotografías de su faceta más íntima y personal. A nivel sentimental, desde hace unos años mantiene una relación estable con Javier Bardem, con quien se casó en secreto en las Bahamas y con el que ha tenido dos preciosos hijos: Leo y Luna. 

Años antes, mientras se labraba una carrera al otro lado del charco, se le relacionó con hombres tan conocidos como el músico Nacho Cano, el empresario y jinete Gigi Sarasola o el famoso actor Tom Cruise, con el que protagonizó Vanilla Sky. Precisamente en otro proyecto conoció a su siguiente pareja, Matthew McConaughey.

Tras darse un tiempo con este último, volvió a reencontrarse con su partenaire en Jamón, Jamón y ya nada les separó. Más de una década juntos que ha servido para crear la familia que Penélope anhelaba y a la que dedica todo el tiempo que puede entre rodaje y rodaje. El papel que más le gusta, como ha reconocido en alguna que otra ocasión.

0

No hay comentarios ¿Te animas?