Consumo

Nutricionista alerta sobre bebidas con azúcar: "Su adicción crea efectos que se agravan con la edad"

Marta Jurado

Foto: Big Stock

Sábado 17 de julio de 2021

6 minutos

Luis Bellot, experto de RealFooding desgrana el impacto en la salud sénior de este tipo de refrescos

bigstock Bangkok Thailand   May   420643328
Marta Jurado

Foto: Big Stock

Sábado 17 de julio de 2021

6 minutos

Refrescos con azúcar, una auténtica 'bomba' para la salud de los baby boomers

Los efectos de las bebidas azucaradas en nuestro cuerpo tienen múltiples aristas. Desde que existe una mayor conciencia de que lo que comemos y bebemos influye en nuestra salud, los nutricionistas han cobrado una mayor importancia en el asesoramiento de dietas equilibradas. Hablamos con Luis Bellot, nutricionista experto en alimentación saludable de la clínica RealFooding (@realfooding_), que nos desvela los efectos que puede tener el consumo excesivo de refrescos con azúcar de marcas como Coca-ColaSchweppes y Pepsi para el colectivo sénior, e incluso para la generación que tiene ahora 40, 50, o 60 años.

"Su consumo excesivo tiene consecuencias para todos los rangos de edad. Aún así, hay que resaltar que los cambios que trae consigo el envejecimiento pueden ser todavía más perjudiciales porque se pierde masa muscular y se gana grasa, lo cual puede favorecer la aparición de obesidad o diabetes​ tipo II", cuenta en esta entrevista. Otro de los aspectos que resalta es que este tipo de bebidas desplazan el consumo de otros alimentos necesarios. "Esto es lo más peligroso", opina, "así como la pauta adictiva que generan", de la cual cree, "somos cada vez más conscientes". 

bigstock Bottles Of Global Soft Drink B 236521555

PREGUNTA.–​ ¿Somos conscientes del daño real de las bebidas azucaradas en nuestra salud?

RESPUESTA.– Sí, yo creo que cada vez más y por eso mucha gente se pasa a las bebidas edulcoradas o limita su consumo. En mi consulta al menos, la gente ya viene bastante concienciada de los perjuicios de este tipo de bebidas y sobre todo de la pauta adictiva que producen, que es lo que me parece más peligroso. Todas las medidas que se están tomando de aumentar su IVA para reducir su consumo, están basadas en estudios científicos y ojalá haya cada vez más legislación que tienda a concienciar sobre su consumo. 

P.– Tu compañero el nutricionista Carlos Ríos, autor del libro Cocina comida real, señalaba que el consumo de Coca-Cola es especialmente nocivo. ¿Estás de acuerdo? ¿Por qué esta afirmación?

R.– Bueno, yo creo que la Coca-Cola, que es uno de los refrescos más populares, es solo un ejemplo. Su efecto es extrapolable al resto de bebidas azucaradas. Hay que tener en cuenta que una pequeña lata, tiene una gran cantidad de calorías líquidas, vacías, sin nutrientes, por lo que su consumo continuado no es muy recomendable. 

P.– ¿Qué efecto pueden tener estas bebidas en la salud de los mayores?

R.– Su consumo excesivo tiene consecuencias para su salud, igual que en el resto de la población. Aún así, hay que resaltar que los cambios que trae consigo el envejecimiento pueden ser todavía más perjudiciales porque se pierde masa muscular y se gana grasa, lo cual puede favorecer la aparición de obesidad o diabetes tipo II. 

P.– ¿A partir de qué edad suele aparecen trastornos como la diabetes asociados al consumo de bebidas azucaradas?

R.– Pueden aparecer a partir de los 40-50 años y se va agravando con el tiempo como consecuencia de las patologías que aparecen con la edad. Pero desde el punto de vista alimentario, la reducción de su consumo se debería atajar desde la adolescencia, ya que los cambios se producen a largo plazo y con "memoria", que va acumulando sus efectos en el tiempo. 

P.– ¿Es por esto que la publicidad y las campañas de prevención de diabetes y obesidad se centran generalmente en niños y adolescentes y no tanto en los mayores?

R.– Está claro que el target de la industria de las bebidas refrescantes es más bien adolescente, ya que quieren captarlo desde jóvenes. Y eso conlleva también que sean el centro de las campañas de prevención. Pero eso no quita que no haya que prestar atención a otros grupos de edad. No podemos olvidar otros grupos de población, de 40, 50, 60 años, que crecieron como la Generación Coca-Cola. A ellos también hay que prestarles atención. 

P.– ¿Está a tiempo esta generación de baby boomers de evitar los efectos de las bebidas azucaradas en su salud?

R.– Los beneficios se notan si se aplican a cualquier edad. Entre los de 40, 50, o 60 años también se nota el cambio en los hábitos de consumo, pero lógicamente, cuando más tarde, más difícil será revertir sus efectos. A partir de una edad se produce más resistencia a la insulina y la glucosa y a desarrollar diabetes. Pero el asunto es complicado, se necesitaría más nutricionistas y una titulación propia para poder actual a nivel de salud pública. 

bigstock Waiter Serving Glass Of Fresh  415036574

 

P.– La industria de las bebidas refrescantes en España asegura que tienen el compromiso de reducir la cantidad de azúcar de sus refrescos, ¿es suficiente con esa medida?

R.– Ahora mismo no es suficiente por el contenido que tiene cada lata que debería bajar aún más porque la mayoría tienen entre 20 y 30 gramos de azúcar. Con 2 o 3 latas al día de estas bebidas duplican la cantidad recomendada por la OMS. Aún queda un largo camino por recorrer y planes de trabajo codo con codo con los especialistas. También han creado productos light, con edulcorantes, pero esa estrategia tampoco es suficiente, por lo que es necesaria más educación en alimentación saludable. 

P.– ¿Existe alguna alternativa sana a estas bebidas, como las light o zero?

R.– La única alternativa es consumirlas menos. El problema no es solo el azúcar sino que son bebidas sin nutrientes y esto desplaza el consumo de otros alimentos necesarios para una dieta equilibrada. Las bebidas light, no olvidemos que están compuestas también por edulcorantes artificiales. Es mejor tomar estas opciones que las azucaradas, porque no tienen calorías, pero tampoco son sanas porque no aportan nada al organismo. En realidad la única alternativa es el agua, las infusiones, para que cumpla la función de hidratación o la leche.

P.– ¿Y los zumos naturales? ¿Deben tomarlos los mayores?

R.– Tomar algún zumo natural de forma ocasional, no está mal, pero tampoco se debe abusar de ellos. Obviamente es mejor que uno industrial, pero también tienen mucha fructosa. En los mayores es especialmente importante no olvidar el consumo diario de fibra y legumbres para mantener la masa muscular y favorecer el tránsito intestinal, por lo que se puede tomar ocasionalmente, pero siempre va a ser mejor tomar una pieza de fruta que el zumo, porque pierde propiedades. 

Sobre el autor:

Marta Jurado

Marta Jurado

Marta Jurado es periodista especializada en Sociedad, Economía, Cultura, Política y redactora en el diario digital 65Ymás desde sus inicios. Licenciada en la Universidad Carlos III ha trabajado en medios de tirada nacional como El Mundo Público y las revistas Cambio16 y Energía16. Tiene además experiencia en comunicación corporativa de empresas e instituciones como INJUVE.

… saber más sobre el autor