Consumo

La COVID-19 hará que gastemos este año más en la cesta de la compra

Agus Calvet

Lunes 20 de julio de 2020

1 minuto

Hasta un 5,7% subirá el coste de nuestras compras anuales

La COVID-19 hará que gastemos este año más en nuestra cesta de la compra

El cambio de hábitos de consumo que nos ha traído la COVID-19 hará que durante este 2020 el gasto en gran consumo, lo que nos cuesta la cesta de la compra, suba un 5,7%.

Esa es la estimación que ha calculado la consultora Nielsen, según ha desvelado en el congreso de la Asociación de Empresas de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc) sobre ‘Estrategia Comercial y Marketing’. Según los datos ofrecidos, entre enero y junio el gasto subió un 8,8%, pero se estima que en los próximos meses se modere la subida y se estabilice.

La OCU analiza las mascarillas de los supermercados: estas son las más eficaces

 

El crecimiento del sector de gran consumo, que incluye supermercados e hipermercados, está directamente relacionado con el trasvase del gasto que antes se realizaba en bares y restaurantes y que ahora se destina al hogar.

Por fases, el gasto crecía un 2,5% antes de la pandemia, se disparó un 27% durante la fase de “acopio”, en la que los consumidores compramos para llenar la despensa ante el temor de que hubiera problemas de abastecimiento y con el objetivo de reducir sus visitas a las tiendas, y se desaceleró durante el confinamiento y la desescalada hasta aumentar a un ritmo del 8,8%.

El informe de Nielsen apunta a una “dicotomía” creciente entre un consumidor “ajustado”, que reduce su gasto por verse afectado por esta crisis, y el “acomodado”, que mantiene sus ingresos.

Uno de los rasgos que mantiene el consumidor actualmente es el de reducir la frecuencia de visitas a la tienda (cae un 10%), por lo que la factura media por compra también es mayor. Por formatos, el canal hipermercado recupera fuerza al ofrecer espacios más grandes donde poder hacer toda la compra de una sola vez, mientras que el online continúa creciendo a un ritmo del 70%.

Los responsables del estudio han indicado que están observando como las enseñas muy implantadas en donde el turismo vacacional es fuerte están viéndose penalizadas por la caída de visitantes. Para compensar esa reducción de clientes en ciertas zonas, y también al menor poder adquisitivo por la crisis económica, en el segundo semestre del año se apuntan grandes promociones y ofertas de ciertos productos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?