Consumo

¿Un whisky con sabor a pastel repostero?

Agus Calvet

Lunes 2 de noviembre de 2020

1 minuto

Realizado en las tierras altas escocesas, se envejece en barricas de vino dulce húngaro

¿Un whisky con sabor a pastel repostero?
Agus Calvet

Lunes 2 de noviembre de 2020

2 minutos

El whisky es una de las bebidas alcohólicas espirituosas más bebidas en todo el mundo. Su nombre proviene del gaélico ‘uisce beatha’, es decir, ‘agua de vida’. Se obtiene tras destilar el resultado de la fermentación de la malta de cereales muy variados, que dependiendo de la variedad pasa por la cebada, el trigo, el centeno o el maíz. Después se envejece en barriles de madera.

Poco ha variado esta bebida desde hace más de 600 años que se tiene referencia de ella… hasta ahora. La destilería escocesa Glenmorangie, especializada en güisqui de malta y con más de 160 años de historia, se ha atrevido a innovar y dejar con la boca abierta a los tradicionalistas de esta bebida. Inspirándose en el mundo de la repostería y, en especial, los pasteles de cumpleaños, han lanzado A Tale of Cake, un güisqui de malta con notas dulces y melosas que recuerdan a un pastel.

whisky pastel 01

Para llegar a este resultado, el director de creación de la bodega, Bill Lumsden, ha experimentado junto a su equipo el envejecimiento del güisqui tradicional en barricas de Tokaji, un vino de postre muy apreciado en la región húngara de Tokaj. Con ello han conseguido una combinación del carácter suave y afrutado del güisqui Glenmorangie con el dulzor de esos vinos.

¿Y qué dicen los expertos catadores? Su sabor les recuerda a la miel, el chocolate blanco y frutas. El resultado es tal que, de momento, solo se distribuirá una edición limitada de 140 botellas. Y para promocionar esta locura dulce y, evidentemente alcohólica, la bodega escocesa se ha asociado con el galardonado chef pastelero francoestodounidense Dominique Ansel. Éste ha preparado un maridaje entre un pastel de su creación y un cóctel, un ‘Cake Tail’.

Si queremos probar la propuesta de Ansel, conocido como el ‘Willy Wonka de Nueva York’ deberemos viajar hasta esa ciudad norteamericana, en donde tiene su pastelería, para disfrutar de unos mini pasteles estilo sándwich elaborados con capas esponjosas de almendra remojada en whisky, piña fresca y ganache (chocolate y nata) de azúcar moreno.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?