Pensiones

Doménech: "El retraso en la edad de jubilación no reduce la probabilidad de empleo de los jóvenes"

Pepa Montero

Domingo 11 de octubre de 2020

6 minutos

BBVA Research pide un modelo parecido al inglés con cuenta única de capitalización por trabajador

Doménech: "El retraso en la edad de jubilación no reduce la probabilidad de empleo de los jóvenes"
Pepa Montero

Domingo 11 de octubre de 2020

6 minutos

Logopensiones3
 

Rafael Doménech: "Los pensionistas reciben de media un 30% más de lo que han cotizado"

Doménech (BBVA) y Sagardoy proponen una indemnización por despido con la 'mochila austriaca'

 

 

Las recientes reuniones del Pacto de Toledo para la reforma de las pensiones han puesto de nuevo en la diana el debate sobre el retraso en la edad de jubilación. Una medida "sin duda necesaria para asegurar la sostenibilidad y suficiencia de las pensiones. Las personas viven cada vez más, por el aumento de la esperanza de vida tras alcanzar 65 años. La esperanza de vida a partir de esa edad aumenta aproximadamente 16 meses cada 10 años, pero la edad media de jubilación lo hace a un ritmo de 6 meses por década", detalla Rafael Doménech (@rdomenechv), responsable de Análisis Económico de BBVA Research (@BBVAResearch), a 65Ymás.

Para este experto en pensiones, "frente al argumento erróneo de que el retraso en la edad de jubilación reduce las probabilidades de empleo de nuestros jóvenes, la evidencia internacional es justo la contraria. La tasa de desempleo juvenil es más baja en los países en los que mayor es el porcentaje de personas que siguen trabajando más allá de los 65 años. Y una mayor tasa de empleo de los jóvenes también contribuye a mejorar la sostenibilidad y suficiencia de las pensiones".

Endurecer las jubilaciones anticipadas

Con respecto a otra de las posibles medidas apuntadas por el ministro José Luis Escrivá, referente a endurecer los coeficientes reductores por jubilación anticipada voluntaria, Rafael Doménech considera que "no se trata de endurecer por endurecer las jubilaciones anticipadas, sino de tener en cuenta el equilibrio actuarial de las pensiones, por una cuestión de equidad".

El responsable de Análisis Económico de BBVA Research asegura que dos personas que hayan acumulado el mismo volumen de cotizaciones a lo largo de su carrera laboral, deben recibir pensiones diferentes si una de ellas se jubila antes que otra y, por lo tanto, va a estar durante más años recibiendo una pensión. "Con un sistema de reparto de cuentas nocionales individuales, como en Suecia, este problema no existe. Ambas personas recibirán del sistema la misma cantidad en términos de su valor presente acumulado", afirma.

Potenciar los planes de pensiones de empresa

 

Trabajadores empresa

 

Una de las asignaturas pendientes de España es el desarrollo de un potente modelo de previsión social complementaria, que sirva como complemento a la pensión pública de jubilación. Para Doménech, "lo más flexible sería ir a un sistema parecido al británico, ya que la rotación de los trabajadores entre empresas es cada vez más elevada, el trabajo en proyectos es más frecuente y más personas optan por el autoempleo". En su opinión, es conveniente que "esta cuenta de capitalización sea de adscripción automática desde que se empieza a trabajar y única para asegurar su portabilidad, en lugar de que los trabajadores terminen teniendo un número elevado de planes de pensiones en cada una de las empresas en las que han trabajado".

Tal y como este experto detalla a 65Ymás, "la cuenta única de capitalización de cada trabajador (por ejemplo, con un único identificativo asociado a su número de Seguridad Social) se iría nutriendo de las aportaciones de las empresas en las que vaya trabajando a lo largo de toda su carrera laboral y de las aportaciones complementarias que haga el propio trabajador, quien además debería poder elegir la gestión pública o privada de su cuenta de capitalización".

Algunas de estas medidas, que se barajan en la próxima reforma de las pensiones que tiene encomendada el Pacto de Toledo, son más urgentes que nunca, debido al fuerte impacto que la crisis del coronavirus va a tener sobre el sistema de pensiones, por la disminución de los ingresos por cotizaciones sociales.

"El sistema ya tenía un déficit importante antes de la crisis del COVID (en torno al 1,4% del PIB en 2019). Sin duda, en 2020 aumentará como resultado de la crisis. Y además irá al alza como consecuencia del incremento de la esperanza de vida, de la jubilación de la generación del baby boom y de que las nuevas pensiones entran en el sistema con un desequilibrio actuarial", vaticinaba Doménech en una reciente entrevista con 65Ymás.

Sobre el autor:

Pepa Montero

Pepa Montero

Pepa Montero es redactora especializada en temas de economía. Ha trabajado en medios como El Economista y La Gaceta de los Negocios. Es autora del libro de relatos La casa de las palmeras (Azul como la Naranja, 2013).

… saber más sobre el autor