Pensiones

Escrivá lleva meses incumpliendo el Pacto de Toledo en cuanto a las largas carreras de cotización

Pepa Montero

Foto: ASJUBI40 / EP

Lunes 5 de julio de 2021

9 minutos

Gobierno y agentes sociales aplazan el despenalizar el retiro anticipado con 40 años cotizados

Miembros de Asjubi40 en Puerta del Sol Foto, Asjubi40)
Pepa Montero

Foto: ASJUBI40 / EP

Lunes 5 de julio de 2021

9 minutos

Medio millón de jubilados anticipados sufre recortes eternos de pensión tras cotizar más de 40 años

Los jubilados anticipados con largas carreras de cotización no aguantan más, quieren que el Gobierno solucione este mismo año "las injustas penalizaciones y los recortes de por vida que están sufriendo pese a tener sobre sus espaldas más de 40 años cotizados". Recuerdan que el Pacto de Toledo en su recomendación 12 urgía al ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, a presentar en el plazo de tres meses un estudio sobre el efecto presupuestario de despenalizar el retiro anticipado con largas carreras de cotización, "y han pasado ocho meses y seguimos igual. Siempre dice que lo tiene prácticamente terminado, pero no lo entrega”, critica Santiago Menchero, portavoz de Asjubi40 (@asjubi40), la asociación que lleva meses peleando para que, con 40 años o más cotizados, se acceda al 100% de la pensión, independientemente de la edad que tenga el trabajador, ya se trate de una jubilación anticipada voluntaria, o forzosa.

En concreto, la citada recomendación 12 del Pacto de Toledo establecía expresamente: "(...) analizar los costes financieros y la equidad actuarial de los coeficientes reductores que se aplican en los casos de jubilación anticipada, poniendo especial atención en la forma de acceso a la misma -voluntaria o forzada por las circunstancias-, los supuestos de carreras de cotización prolongadas y el sector de actividad en que se produzca la jubilación. A la vista de dicho análisis –una vez determinada la situación de aquellas jubilaciones anticipadas en las que la aplicación de coeficientes reductores pueda producir un efecto inequitativo- el Gobierno propondrá una respuesta, en el plazo máximo de 3 meses, a la Comisión del Pacto de Toledo".

Pensionistas de Asjubi40 (Foto archivo  Asjubi40)
Pensionistas de Asjubi40 (Foto archivo  Asjubi40).

Dispuestos incluso a recurrir a Europa

Ante la falta de respuesta del ministerio y tras conocer que el recién alcanzado pacto social en pensiones aplaza de nuevo el debate sobre la supresión de coeficientes reductores, los miembros de Asjubi40 reconocen estar "muy desilusionados con el trato que nos está dando el ministro Escrivá", en palabras de su portavoz, Santiago Menchero, quien además lanza un serio aviso: "Sería para nosotros una gran decepción tener que recurrir a Europa cuando el Gobierno progresista tiene en sus manos el arreglo".

El ministro de Inclusión y Seguridad Social en el Congreso (Europa Press)
José Luis Escrivá, ministro de Inclusión y Seguridad Social (Europa Press).

 

La frustración de este colectivo, que integra a más de medio millón de personas, es notoria, puesto que "todos los partidos políticos han dicho al Gobierno que debe solucionar nuestro problema y así lo han manifestado también a través de proposiciones de ley aprobadas en 16 de las 17 comunidades autónomas, además de Diputaciones y Ayuntamientos. Contamos con el respaldo del 99% de la población y de todos los portavoces del Pacto de Toledo, incluidos los del PSOE, Unidas Podemos, Compromís, Bildu, BNG, etc. Así que no entendemos por qué esto se aplaza y se nos sigue penalizando", confiesa con estupor Menchero.

40 historias ponen cara a la "injusta discriminación"

Entrega en el Congreso del libro 40 historias de Asjubi40
Miembros de la asociación Asjubi40 entregan el libro 'Esta es mi historia' en el Congreso (Foto: Asjubi40)

 

A finales de junio, miembros de Asjubi40 entregaron en el Congreso de los Diputados el libro Esta es mi historia, donde relatan 40 casos reales de personas jubiladas anticipadamente, habiendo cotizado más de 40 años, y que sufen recortes "injustos y discriminatorios". El libro va dirigido a Magdalena Valerio, José Luis Escrivá, Pedro Sánchez, Yolanda Díaz y a todos los portavoces del Pacto de Toledo.

La mayoría de estas historias tienen un inicio parecido, algo así como "Comencé a trabajar siendo un niño, o una niña… tenía solo 14, 15 o 16 años... tuve que abandonar la escuela, o el instituto…”; y casi todas concluyen en un mismo final: “Llegó la crisis, mi empresa entró en dificultades y se quiso desprender de la gente mayor”, “me encontré con cincuenta y pico años y nadie me quería contratar”.

Historias como las de Joaquín Martínez Ortin, que con 14 años entró de botones en la oficina de una empresa conservera. Era el mayor de cuatro hermanos y en su casa necesitaban su aportación. Se jubiló a los 63 años con 48 cotizados. ¿Su historia? "Me han quitado el 13% de lo que me corresponde de pensión, no es que me premien con el 13% más por haber cotizado 48 años", lamenta.

Un caso parecido es el de Luis Ortiga Giménez. "Empecé a trabajar a los 14 años. He trabajado hasta los 59 de forma ininterrumpida. Bueno, no. En realidad, tuve 14 meses arrebatados por cumplir el servicio militar obligatorio. A los 59 me despiden por razones organizativas y económicas. Estoy en desempleo dos años. Me veo abocado a acogerme a la jubilación anticipada. Después de más de 45 años de cotización veo que el cálculo de mi pensión se ve penalizado en un 24% para toda mi vida. ¡Injusto e indigno!"

El COVID-19 le ha pasado una dura factura a Vicente Ignacio Ruiz, autónomo con un puesto de venta en un mercado municipal, que en marzo del 2020 enfermó y estuvo en el hospital ingresado con neumonía bilateral y otras dos semanas en un hotel medicalizado. Su esposa también enfermó, y hasta el día de hoy se está tratando con la psiquiatra. "Al ser ya la segunda neumonía que padecía, meterme en cámaras, con géneros a baja temperatura, lugar cerrado y con público, aún no existían las vacunas... Me jubilé seis meses antes de la edad, con 45 años cotizados, y tengo la pensión recortada de por vida".

Por su parte, María Fernanda Sández Martínez, ha sido profesora, jefa de estudios y directora, este último cargo le supuso tal grado de desgaste y ansiedad que al dejar la dirección fue incapaz de continuar trabajando. Tomó la decisión de jubilarse anticipadamente a los 63 años y con 42 años cotizados. "He perdido mensualmente y de por vida lo que se me descuenta como penalización, pero también lo que me corresponde mensualmente por tener dos hijos. Es decir, después de una vida entera entregada al Estado, se me penaliza doblemente: con los coeficientes reductores y perdiendo la prima correspondiente a mis dos hijos.

Penalizados... pese a cotizar hasta 50 años

Existen unos 550.000 jubilados anticipados con largas carreras profesionales que sufren fuertes penalizaciones en el importe de sus pensiones por haberse retirado antes de cumplir la edad reglamentaria. Personas que al acceder a la jubilación (muchas de ellas, de manera forzosa por estar en paro, haber sufrido un ERE, un despido improcedente y acabar expulsadas del mercado laboral) llevaban más de 40 años trabajando, algunas hasta 50 años cotizados. 

Pese a que sus carreras laborales superaban en mucho los años exigidos para la jubilación ordinaria, la Seguridad Social les aplicó las penalizaciones que contempla la ley, con el agravante de que esos recortes de pensión son de por vida, salvo que el ministro Escrivá o el Parlamento cambien la ley.

"Con el Gobierno que tenemos y el apoyo social que existe, se puede modificar la ley sin ningún tipo de problema y no dejarlo para el año que viene. Creemos que el ministro va por otro camino, que no compartimos. Se nos está discriminando con relación a otras personas que sí tienen acceso a una pensión del 100% con una jubilación anticipada a los 60 años y 35 años cotizados, como son las clases pasivas, que son un colectivo de unas 600.000 personas", argumenta el portavoz de Asjubi40. "También han suprimido la penalización del 20% a los militares en la reserva al cumplir 63 años. Nosotros somos 550.000 y seguimos discriminados", denuncia Santiago Menchero.

¿Por qué se aplaza la decisión sobre las largas carreras?

El quid de la cuestión es que una eventual eliminación total de recortes de pensión a este colectivo causaría un fuerte impacto presupuestario, por dos vías:

-La casi segura precipitación de jubilaciones de quienes acumulan 40 años o más cotizados, pero no han cumplido la edad reglamentaria, y no se jubilan por no sufrir los recortes legales: en torno al 6,5%-8% por cada año que se anticipe el retiro, en función de los años cotizados. Si las penalizaciones actuales se suprimieran, muchos trabajadores optarían por jubilarse y cobrar el 100% de su pensión.

-Fuerte impacto en las cuentas de la Seguridad Social, si de la noche a la mañana se levantaran las penalizaciones a los actuales y a los nuevos jubilados anticipados, que es precisamente la razón por la que el Pacto de Toledo ha encargado al ministro Escrivá el citado estudio de impacto y equidad actuarial.

Aunque Asjubi40 reclama la despenalización de toda jubilación anticipada con 40 o más años cotizados, fuentes de la negociación del Pacto de Toledo sugerían que lo más probable es que el Gobierno decida acotar esta medida y que solo puedan acogerse a ella los jubilados anticipados forzosos, y no los voluntarios. En todo caso, el debate continúa abierto, ya que el último acuerdo en materia de pensiones ha dejado fuera estas reivindicaciones y, por tanto, siguen vigentes las penalizaciones para todos: jubilados anticipados voluntarios y forzosos.

Sobre el autor:

Pepa Montero

Pepa Montero

Pepa Montero es redactora especializada en temas de economía. Ha trabajado en medios como El Economista y La Gaceta de los Negocios. Es autora del libro de relatos La casa de las palmeras (Azul como la Naranja, 2013).

… saber más sobre el autor