Pensiones

La jubilación activa, en vía muerta: sólo la utilizan 54.902 personas

Pepa Montero

Miércoles 7 de agosto de 2019

5 minutos

Los asalariados 'pasan' de esta fórmula, que les permite trabajar y cobrar el 50% de la pensión

La jubilación activa, una asignatura pendiente del sistema español

Requisitos para acogerse a la jubilación activa

Cómo cotiza la jubilación activa en la Seguridad Social

Jubilación activa de los autónomos: cobran el 100% de la pensión si tienen al menos un asalariado

 

Cobrar la pensión de jubilación de la Seguridad Social y al mismo tiempo seguir trabajando (a tiempo completo o parcial) y recibiendo ingresos laborales o profesionales sin límite es posible mediante la fórmula de la jubilación activa. Tal como especifica el artículo 214 de la Ley General de Seguridad Social, se trata de un sistema perfectamente lícito, que al decir de los expertos beneficia tanto a la persona que no se quiere jubilar llegada la edad legal, como a la propia Seguridad Social, que así puede ahorrarse dinero retrasando el momento del desembolso total de la prestación, mientras a la vez continúa obteniendo parte de ingresos por cotizaciones de ese trabajador. Sin embargo, es una fórmula prácticamente desconocida, estancada, casi en vía muerta.

Según los datos proporcionados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social (@empleogob), el número de personas que compatibilizan la pensión de jubilación y el trabajo mediante la modalidad de jubilación activa es de 54.902 a fecha 30 de junio de 2019. El 30 de septiembre de 2018, la cifra era de 48.264 personas, y un año antes, en 2017, los pensionistas activos sumaban un total de 40.159 personas. La pobrísima evolución del volumen de adscritos a este mecanismo queda patente con una simple operación aritmética: en dos años, este tipo de pensionistas trabajadores ha aumentado en apenas 14.700 personas.

Pero es que, además, los asalariados desdeñan o ignoran casi por completo este sistema, que les permite jubilarse, una vez cumplida la edad legal y teniendo derecho al 100% de la base reguladora de la misma, al mismo tiempo que pueden seguir trabajando por cuenta propia o ajena, y cobrar el 50% de su pensión de jubilación. Así lo certifican las estadísticas facilitadas por el Ministerio de Trabajo, que constatan la ínfima aceptación de la jubilación activa entre los afiliados al Régimen General de la Seguridad Social y Asimilados: únicamente 5.573 personas (el 10,15% del total) compatibilizaban la pensión y el trabajo a finales del pasado mes de junio. 

CIFRA DE JUBILACIONES ACTIVAS (DATOS A 31 DE DICIEMBRE)

AÑO TOTAL AUTÓNOMOS OTROS REGÍMENES
2013 9.094

7.517

1.577
2014 18.066 15.115 2.951
2015 25.369 21.412 3.957
2016 32.597 27.548 5.049
2017 40.159 33.704 6.455
2018*  48.264* 40.794* 7.470*
2019** 54.902** 49.255** 5.647**
* A 30 de septiembre      
** A 30 de junio      
Fuente: Ministerio Trabajo      

 

En este sentido, numerosos analistas y expertos reclaman que en España se autorice la plena compatibilidad del cobro de la pensión con el trabajo remunerado, "al igual que hacen muchos países europeos", tal y como apuntaba recientemente Ángel de la Fuente, director ejecutivo de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea @socialfedea). También defiende esta posibilidad el Foro de Expertos del Instituto Santalucía (@santalucia_inst), para quienes es vital el adoptar políticas flexibles que permitan y estimulen una mayor participación laboral de las personas de mayor edad y el pleno aprovechamiento de la experiencia y el talento de la población sénior.

49.255 jubilados activos (el 90%) son autónomos

Los autónomos afiliados al RETA son quienes más utilizan la jubilación activa y prácticamente quienes la sostienen, ya que representan el 89,71% del total, con 49.255 personas acogidas a este sistema, con datos auditados el 30 de junio de este año. De ellos, 13.060 autónomos compatibilizan la pensión al 100%, lo que significa que tienen contratado al menos a un asalariado, que es el requisito imprescindible para que un afiliado al RETA en situación de jubilación activa pueda percibir la pensión en su integridad. No obstante, la inmensa mayoría de los autónomos jubilados activos, 36.195 personas, según las cifras facilitadas por el Ministerio de Trabajo que comanda en funciones la ministra Magdalena Valerio (@mvalerio_gu), perciben la pensión al 50%, lo que implica que no tienen trabajadores a su cargo.

¿Cómo se explica esta mucha mayor inclinación de los autónomos por jubilarse y seguir trabajando? Por causas económicas y de insuficiente pensión, fundamentalmente. "No podemos obviar que es una manera de complementar unas pensiones no siempre lo suficientemente cuantiosas. Y es que la pensión de jubilación media de un autónomo asciende a 760,67 euros al mes, un 40% inferior a la que suele obtener un trabajador por cuenta ajena, y consecuencia directa de las bajas cotizaciones a lo largo de su vida de los autónomos", según explicaba a 65Ymás recientemente Lorenzo Amor (@lorenzoamor_ata), presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA @autonomosata).

Asimismo, tal y como asegura Emilio J. González, profesor de Economía en Comillas-Icade (@UCOMILLAS), “la jubilación activa es interesante sobre todo si la intención del jubilado es trabajar por cuenta propia, prestando servicios a las empresas que se van quedando sin empleados cualificados, o desarrollar su propio proyecto emprendedor. Es la fórmula más habitual en países como Alemania, donde el problema del envejecimiento llegó mucho antes que a España”.

Otro colectivo que puede optar a la jubilación activa es el de los trabajadores del Régimen del Mar, de los cuales únicamente 74 (el 0,14% del total) figuran en las estadísticas del Ministerio de Trabajo como jubilados activos a fecha 30 de junio.   

Casi nadie sabe que puede jubilarse y cobrar pensión

El desconocimiento por parte de los trabajadores, el desinterés de las empresas y la escasa publicidad que de ella realiza la Administración son las tres causas fundamentales del estancamiento de la jubilación activa. De hecho, apenas se ha avanzado con respecto a las cifras de 2018, cuando según el Informe Económico-Financiero a los Presupuestos de la Seguridad Social (@info_TGSS), existían 48.264 personas en situación de jubilación activa, de las cuales 40.794 eran autónomos (el 84,5% del total) y 7.470 eran empleados pertenecientes a otros regímenes de la Seguridad Social.

Es cierto que se ha producido un salto cuantitativo, si se comparan los actuales 54.902 jubilados activos con los 32.597 existentes en el año 2016, pero tomados en su conjunto, queda patente que falta mucho por avanzar. Una de las causas de su poca aceptación entre los trabajadores es su desconocimiento, según expone el economista José Antonio Herce (@_Herce), director asociado de Analistas Financieros Internacionales (AFI @Afi_es) y una autoridad en materia de pensiones. Herce lamenta que "la Seguridad Social no publicite esta figura, que es muy beneficiosa para el sistema, y tampoco informe sobre cuántas altas de estas jubilaciones se producen mensual o trimestralmente". En opinión de este experto, "los asalariados desconocen que pueden compatibilizar pensión y empleo, o están muy mal informados. Y es que el problema de la información sobre la jubilación sigue siendo acuciante".

0

No hay comentarios ¿Te animas?