Pensiones

María Á. Conesa: "Tras cotizar 44 años, el Estado me premió bajándome la pensión un 27% de por vida"

Pepa Montero

Foto: Foto cedida por la entrevistada

Viernes 20 de mayo de 2022

7 minutos

Conesa es uno de los miles de jubilados que denunciará en Europa los "injustos" recortes de pensión

María Á. Conesa: "Tras cotizar 44 años, el Estado me premió bajándome la pensión un 27% de por vida"
Pepa Montero

Foto: Foto cedida por la entrevistada

Viernes 20 de mayo de 2022

7 minutos

Escrivá descarta renegociar la jubilación anticipada pese a la demanda de ASJUBI40 en Europa

Manuel Brun: "Europa acabará con los recortes de pensión injustos, como pide ASJUBI40"

"Nos castigan llevando 40 años trabajados pero permiten jubilaciones masivas con 15 años cotizados"

 

 

La empresa donde había trabajado toda su vida cerró en 2015, no pudiendo resistir la crisis económica, enviándola al paro con 58 años de edad y 42 cotizados a la Seguridad Social. Tras agotar los dos años de prestación por desempleo ("de importe ridículo"), a sus 60 años se encontró sin trabajo ni percepción salarial, por lo que a los 61 se vio obligada a solicitar la jubilación anticipada involuntaria y aceptar un recorte de pensión del 27% que todavía hoy sufre... y sufrirá a perpetuidad, si el Gobierno no cambia la legislación.

María Ángeles Conesa (@Gelesconesartes) relata su caso a 65YMÁS denunciando la "injusta y discriminatoria" penalización que padecen los jubilados anticipados con 40 o más años cotizados, muchos de los cuales se ven forzados a adelantar el retiro por sufrir el paro de larga duración y no encontrar otra salida. Socia de ASJUBI40 (@asjubi40), es una de las más de mil personas que ya se han unido a la reclamación que la asociación impulsa ante las instituciones europeas, de la mano del despacho de abogados Navas & Cusí, demandando la supresión de los coeficientes reductores que recortan sus pensiones.

"Voy a ir adelante con todas las consecuencias. Ahora mismo tengo 65 años, y si Dios me da vida, puedo seguir luchando unos cuantos más. Voy a reclamar en Europa y confío en que nos darán la razón y que este Gobierno se lleve el varapalo que merece", afirma de manera contundente, tras admitir su tremendo enfado con los partidos políticos, los sindicatos y el Gobierno. "Está claro que una vez suben al poder, no escuchan a aquellos que les votaron".

"Trabajé y coticé sin parar desde los 16 a los 58 años, cuando mi empresa cerró"

PREGUNTA.-  Se vio obligada a jubilarse a los 61 años y sufre la penalización que marca la ley, pese a sus 44 años cotizados a la Seguridad Social. ¿Se siente tratada injustamente?

RESPUESTA.- Lo que el Gobierno hace con los jubilados anticipados de largas carreras es injusto y discriminatorio. En mi caso, siendo una niña, con 16 años y sin haber acabado el Bachiller, comencé a trabajar en una oficina (corría el año 1973), con una jornada laboral que incluía de lunes a sábados. Empecé desde abajo, cogiendo el teléfono y haciendo recados, pero al final llegué a ocupar un cargo relativamente importante. Desde el principio, compaginé el trabajo con los estudios nocturnos, con el afán y el orgullo de conseguir un acceso a la Universidad y prosperar en la vida. Trabajé y coticé ininterrumpidamente hasta que, en 2015, la empresa cerró por no poder resistir la crisis económica. La empresa se fue a concurso de acreedores y nosotros, al paro. Yo tenía 58 años y llevaba 42 cotizados.

P.- ¿Y ya no pudo encontrar otro empleo? 

R.- Imposible encontrar trabajo a esa edad. Pude ir al paro dos años, pero como en los últimos ejercicios, antes de cerrar la empresa, tuvimos que reducir el horario a media jornada (no se le podía hacer frente a seguros sociales y sueldos completos), la prestación que me tocó percibir fue ridícula. Con 60 años, sin empleo ni percepción salarial, acumulaba ya 44 años cotizados. Y, como tengo la mala costumbre de comer todos los días, no me quedó más remedio que pedir la jubilación anticipada en cuanto me fue posible, a los 61 años.

María Ángeles Conesa, jubilada anticipada asjubi40

"Además de quitarme un 27% de pensión de por vida, el Estado me robó la paga de dos meses"

P.- ¿Qué penalización sufre en su pensión?

R.-  Después de toda una vida trabajando, de haber sacado adelante a la familia, de haber padecido un cierre patronal por la crisis, de que nadie me contrate por el hecho de ser mayor y mujer, el Estado me ha premiado con un recorte del 27% de la pensión. Para que los lectores se hagan una idea de cómo nos tratan y de la consideración que nos tienen, le diré que mi cumpleaños es el 21 de abril. Fui a solicitar la jubilación el viernes 20 de abril, con efectos del 21, porque el 21 era sábado. Pues bien, la Seguridad Social me la denegó alegando que no cumplía la edad. Recurrí, como es lógico, contraté un abogado y a los dos meses me dieron la razón, pero ¿qué ocurrió? Que los meses anteriores nunca me los abonaron. El Estado me robó dos meses de mi legítima pensión. Para reclamarlos me tenía que volver a meter en abogados, y lo dejé estar. Como a mí, pudo pasarle a miles de personas, y el resultado es que el Estado se habrá embolsado sus pagas de dos o tres meses. 

P.- Denuncia usted que la penalización que soporta es un agravio respecto a otros colectivos y profesiones...

R.- Desde luego, es una injusticia total y un agravio comparativo con otras profesiones que se pueden retirar mucho antes sin esa penalización. Es de vergüenza. La mía fue una jubilación forzosa, me vi obligada porque la empresa cerró y con cerca de 60 años me fue imposible encontrar trabajo. 

"Somos una generación luchadora a la que el señor Escrivá y su Gobierno ningunean"

P.- ¿Está usted enfadada, decepcionada... con el Gobierno por no resolver los recortes de pensión a jubilados con largas carreras?

R.- Por supuesto, enfadada, decepcionada, cabreada... El señor ministro, José Luis Escrivá, no lee ni atiende nuestros requerimientos. Según sus palabras, él piensa "en los diez millones de pensionistas, no en los que se movilizan más”. Pues hay que decirle que no se está enterando de nada. No nos movilizamos porque queramos hacer ruido, sino porque él y su Gobierno nos están penalizando injustamente. Somos la generación que ha levantado el país tras la guerra y la dictadura, una generación luchadora a la que él y su Gobierno ningunean. Está claro que una vez suben al poder, no escuchan a aquellos que les votaron.

"Nuestra lucha no es solo por nosotros, sino sobre todo por nuestros hijos"

P.- ¿Se ha unido a ASJUBI40 para reclamar ante las instituciones europeas el fin de los recortes que les recortan la pensión a perpetuidad?

R.- Por supuesto que sí. Ya he enviado toda la documentación al despacho de abogados y voy a ir adelante con todas las consecuencias. Ahora mismo tengo 65 años, y si Dios me da vida, puedo seguir luchando unos cuantos más. Aunque se consiga muy tarde, pero que se consiga, que se le dé a este Gobierno el varapalo que se merece. Nos han dejado en la estacada. Tampoco se puede contar con los sindicatos, no dicen ni mu. Y quiero hacer hincapié en que nuestra lucha no es solo por nosotros, sino sobre todo por nuestros hijos. Con lo que se tarda ahora en encontrar trabajo, van a empezar a cotizar muy tarde, y cuando les toque jubilarse, ¡a ver si la bolsa de las pensiones va a tener dinero! Si no lo evitamos, a los jóvenes de hoy les van a pedir 40 o cuarenta y tantos años cotizados para cobrar el 100% de la pensión, además de que, seguramente, van a tener que trabajar hasta los 70 años.

Sobre el autor:

Pepa Montero

Pepa Montero

Pepa Montero es redactora especializada en temas de economía. Ha trabajado en medios como El Economista y La Gaceta de los Negocios. Es autora del libro de relatos La casa de las palmeras (Azul como la Naranja, 2013).

… saber más sobre el autor