Pensiones

Expertos coinciden: En breve se pedirá a los jubilados reincorporarse al trabajo, como en Alemania

Beatriz Torija

Domingo 18 de abril de 2021

5 minutos

En cuanto se jubile la generación del baby boom, el mercado laboral mostrará déficit de trabajadores

Expertos coinciden: En breve se pedirá a los jubilados reincorporarse al trabajo, como en Alemania
Beatriz Torija

Domingo 18 de abril de 2021

5 minutos

El primer paquete de medidas de la reforma de las pensiones que el Gobierno negocia ya en la mesa del diálogo social y cuyas líneas ha presentado en la comisión del Pacto de Toledo tiene un claro objetivo: cambiar la realidad de que los españoles se jubilan a los 64 años y seis meses. Se barajan varios mecanismos para retrasar la edad efectiva de jubilación de los trabajadores, con sistemas de penalizaciones para desincentivar el retiro anticipado, y con incentivos para la jubilación demorada, es decir, para la que se produce después de la edad ordinaria.

“Por donde están yendo todos los países es por ampliar la edad de jubilación. Dinamarca ya la ha establecido en 72 años, Japón está en 71 años, Reino unido está en los 70 años” nos cuenta Emilio González, profesor de Economía de Comillas-Icade (@UCOMILLAS). “Aquí también deberíamos transitar por esa vía y subir tanto edad legal, como la edad efectiva. Pero para esto último hay que resolver problemas del mercado de trabajo y desincentivar las jubilaciones anticipadas y prejubilaciones, pero entrando en el fondo de la cuestión”, añade.

Empleabilidad de los mayores

“El ministro pasa de puntillas por los problemas relacionados con las prejubilaciones y con la empleabilidad de los mayores, que es donde hay parte del problema que conduce al final a las jubilaciones anticipadas y las prejubilaciones, añade González. “Hay que analizar las causas por las cuales las empresas prescinden de la gente de cierta edad”.

España se encuentra a la cola de empleabilidad en personas mayores de 55 años entre los países de la OCDE, un problema que se agudiza en el caso de los trabajadores de 65 años. Según apunta el informe ‘La compatibilidad del trabajo y el cobro de pensión en España’ elaborado por Fedea, la tasa de empleo de trabajadores entre 55 y 64 años es algo menor del 55%, presentando una aumento de 15 puntos porcentuales desde el año 2000 y a una distancia de unos 5 puntos de la media Europea.

José Antonio Herce, economista experto en pensiones y socio fundador de LoRIS (Longevity and Retirement Income Solutions), y miembro del Comité de Expertos de 65Ymás apunta directamente al motivo: el coste. “Un trabajador cargado de trienios es carísimo para las empresas en relación a la productividad. El mejor incentivo es permitir que los trabajadores que aceptan jubilarse más tardíamente paguen menos cotizaciones sociales, aunque esto complica la sostenibilidad del sistema”.

“En Fedea planteamos fórmulas de compatibilidad entre el cobro de la pensión y el trabajo, para que al llegar a cierta edad se pueda decidir cobrar la pensión que te corresponde, o por lo menos una parte de esa pensión y a la vez seguir trabajando al menos a jornada parcial y seguir cotizando. Nos parece que es una buena fórmula para todos. Esperemos que se vaya incorporando en el futuro”, explica el director ejecutivo de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada, Ángel de la Fuente. “La jubilación activa con una novación en el contrato, podría ser la fórmula alternativa. Sería atractivo para todos”, coincide José Antonio Herce.

Expertos coinciden: En breve se pedirá a los jubilados reincorporarse al trabajo, como en Alemania

El mercado laboral pronto mostrará déficit de trabajadores

Si se reduce el número de jóvenes y el año que viene comienza a jubilarse la generación del baby boom con gente de cualificaciones profesionales. ¿Quién va a sustituir a esos trabajadores?”, se pregunta Emilio González. “Porque no va a haber españoles suficientes. Y si los inmigrantes no vienen con cualificación profesional tampoco resuelven el problema”.

“Por demografía, en las próximas décadas vamos a necesitar aumentar la oferta de trabajo para compensar los efectos del envejecimiento sobre la misma. Hay que buscar fórmulas para que quien esté en buenas condiciones de salud pueda seguir trabajando más tiempo”, nos explica Ángel de la Fuente.

Alemania, cuyo proceso de envejecimiento comenzó 15 años antes que el nuestro nos ofrece un ejemplo de por dónde deben ir las políticas. “La solución que han encontrado en Alemania es pedir a los jubilados que se reincorporen al mercado de trabajo de forma voluntaria, de forma parcial, con flexibilidad. Y hay que empezar a pensar en esas cosas”, añade González.

Además, “alargar la vida laboral ayuda a mantener los contactos sociales, ayuda a sentirse útil a la sociedad, y nos ayuda a envejecer bien”, concluye el economista.

Sobre el autor:

Beatriz Torija

Beatriz Torija es periodista y documentalista, especializada en información económica. Lleva 20 años contando la actualidad de la economía y los mercados financieros a través de la radio, la televisión y la prensa escrita. Además, cocina y fotografía.

… saber más sobre el autor