Pensiones

Subir las pensiones el 0,9% costará 1.400 millones de euros

P. M.

Martes 15 de octubre de 2019

5 minutos

Los pensionistas mantendrán el poder adquisitivo, sin ganancias extra

La ministra de Economía y Empresa en funciones Nadia Calviño

El Gobierno subirá las pensiones un 0,9% el año próximo

Las seis recetas del Banco de España para salvar las pensiones 

José Manuel Jiménez (Santalucía): "No podemos cambiar las reglas de juego a los ya jubilados"

 

Los pensionistas podrán mantener su poder adquisitivo en 2020, gracias a la prevista revalorización de las pensiones del 0,9%, según ha prometido este martes la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño (@NadiaCalvino), que junto a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, han confeccionado el Plan Presupuestario 2020 y su nuevo cuadro macroeconómico, que como es preceptivo, España ha enviado a la Comisión Europea.

De este modo, el Gobierno en funciones (@desdelamoncloa) de Pedro Sánchez (@sanchezcastejon) pretende cumplir su compromiso de subir las pensiones de acuerdo al IPC, y no en función del índice de revalorización IRP del 0,25%, aprobado en la reforma del año 2013, de forma que las pensiones no perderán poder adquisitivo, pero tampoco lograrán ninguna ganancia extra, como sucedió en 2019 y 2018, años en los que las prestaciones aumentaron el 1,7% y 1,6%, respectivamente. En ambos ejercicios, las mínimas y las no contributivas se revalorizaron un 3%. 

Captura de pantalla 2019 10 15 a las 14.38.01

 

Para las arcas del Estado, revalorizar las prestaciones el 0,9% tendrá un coste de 1.404 millones de euros, según los cálculos realizados por el Ejecutivo socialista. En detalle, se necesitarán 141 millones de euros para incrementar el 0,9% las pensiones de clases pasivas, y otros 1.263 millones de euros para sufragar el gasto que implicará esta subida para el resto de pensiones. Con ello, el gasto en pensiones contributivas de la Seguridad Social alcanzará el 15,8% del Producto Interior Bruto (PIB).

Calviño no detalla cómo se aplicará la subida

La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, no ha concretado qué vía utilizará el Gobierno para aprobar este alza de las pensiones, pero ve "difícil" que pueda aprobarse antes de las elecciones del 10-N, según ha declarado durante una entrevista este martes en RNE. Tampoco ha especificado qué subida experimentarán las mínimas y no contributivas.

Calviño ha afirmado que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF @AIReF_es) avala el escenario macroeconómico que acompaña al plan presupuestario enviado a Bruselas. "Nuestras previsiones son prudentes y estables en línea con las de los principales organismos nacionales e internacionales", ha asegurado la ministra.

 

 

En efecto, en un comunicado difundido este martes, la AIREF señala que las hipótesis básicas que sustentan el escenario macroeconómico "se consideran factibles" y ve "verosímil" la composición del crecimiento. Recordemos que el Gobierno ha rebajado una décima su previsión de crecimiento económico para 2019, al 2,1%, y otra décima el de 2020, al 1,8%.

Lo cierto es que, de cumplirse a rajatabla este escenario macro del Gobierno de Sánchez, el aumento de las pensiones del 0,9% esquivaría por tercer año consecutivo lo establecido por el mencionado indicador IRP para revalorizar las pensiones, todavía en vigor, y que dicta una subida anual de sólo el 0,25% en situaciones de déficit de la Seguridad Social como la actual. El último año en el que este índice se utilizó fue en 2017. 

Los ingresos por cotizaciones subirán al 12,9% del PIB

El Gobierno prevé asimismo que los ingresos por cotizaciones registren este año un crecimiento "muy dinámico" hasta alcanzar el 12,8% del PIB (frente al 12,4% de 2018), gracias, entre otros factores, a la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) a 900 euros mensuales y al incremento de las bases mínimas.

Para 2020, la previsión del Gobierno es que los ingresos por cotizaciones crezcan a un menor dinamismo y se sitúen en el 12,9% del PIB, una décima más que en 2019. "Esta evolución se debe a que las medidas de incremento de las cotizaciones con impacto en 2019, si bien se consolidan, no suponen ingresos adicionales en 2020", explica el Gobierno en el texto del Plan Presupuestario, que precisa que sólo se ha incluido el impacto de la puesta en marcha de algunas de las recomendaciones de la AIReF sobre la reordenación de los incentivos a la contratación por importe de 500 millones de euros.

400 millones para el subsidio a mayores de 52 años

Asimismo, el Ejecutivo calcula que la recuperación del subsidio por desempleo para mayores de 52 años implicará un gasto de 400 millones de euros en 2020, frente al coste de 695 millones de euros estimado para 2019. A cambio, se prevé que el aumento de las cotizaciones vinculado a la recuperación de este subsidio aporte ingresos por valor de 200 millones de euros, la mitad que en 2019.

 Asimismo, el Plan Presupuestario contempla un gasto de 50 millones derivado de los cambios en los requisitos de acceso a la Renta Activa de Inserción (RAI) y otra partida de 6 millones de euros destinada a bonificar a los empleadores que contraten a parados de larga duración.

En relación a los autónomos, el Gobierno prevé ingresar en 2020 un total de 80 millones de euros por las cotizaciones de los autónomos derivadas de contingencias profesionales, una medida que este año reportará ingresos por valor de 205 millones de euros, según sus previsiones.

UGT y CCOO insisten en derogar la reforma de 2013

Los sindicatos CCOO (@CCOO) y UGT (@UGT_Comunica) valoran de manera positiva el compromiso de elevar las pensiones el 0,9%, de acuerdo con el IPC previsto, pero reclaman a Sánchez que modifique las normas que aún siguen en vigor y que no garantizan el mantenimiento a futuro del poder adquisitivo de los pensionistas.

En un comunicado, CCOO recuerda que continúa plenamente en vigor la reforma de pensiones de 2013 y la entrada en vigor en los próximos años del factor de sostenibilidad, "que supondrá una minoración de las pensiones iniciales de los nuevos pensionistas".  Para el sindicato, a cuyo frente se halla Unai Sordo (@UnaiSordo), es imprescindible que los principales partidos políticos "adquieran un compromiso inequívoco con la derogación completa de dicha reforma, garantizando, entre otras cuestiones, una revalorización automática de pensiones tomando como referencia el IPC real en cada ejercicio".

En esta misma línea, UGT aboga por una proposición de ley que cuente con el apoyo de todos los grupos parlamentarios para que en enero se apruebe una subida de las pensiones en base al IPC, así como que el Ejecutivo recupere el consenso político y social en materia de pensiones para corregir, cuanto antes, el déficit de la Seguridad Social, y dar mayor calidad a las pensiones a través de la derogación de la reforma de pensiones de 2013.

0

No hay comentarios ¿Te animas?