Pensiones

Últimos días para desgravar 8.000 euros con el plan de pensiones individual en la Renta 2020

Pepa Montero

Foto: BIGSTOCK

Martes 22 de diciembre de 2020

1 minuto

En 2021, las aportaciones a planes individuales deducibles bajan a solo 2.000 euros anuales

Últimos días para desgravar 8.000 euros con el plan de pensiones individual en la Renta 2020 (Foto: BigStock)
Pepa Montero

Foto: BIGSTOCK

Martes 22 de diciembre de 2020

1 minuto

Rebajar el incentivo fiscal a los planes de pensiones... para recaudar 580 millones de euros en 2022

El Gobierno reduce incentivos a los planes de pensiones individuales para impulsar los de empleo

Escrivá llevará a los PGE la creación de un fondo de pensiones de empleo con garantía pública

José Luis Escrivá: "Haremos una reforma integral de la fiscalidad de los planes de pensiones"

 

 

Hasta el día 31 de diciembre, cualquier persona que tenga ya suscrito o que abra un plan de pensiones individual puede aportar hasta un tope de 8.000 euros y descontarse ese importe de la base imponible del Impuesto de la Renta (IRPF). Este incentivo fiscal es aprovechado sobre todo por los contribuyentes de rentas altas, que son los que poseen mayor capacidad de ahorro y utilizan este instrumento para reducir su factura fiscal. Pero también son muchos los autónomos con este tipo de planes privados. En total, existen más de 7,5 millones de partícipes en planes individuales y casi 1 millón de asegurados en planes de previsión asegurados (PPA).

La situación cambia a partir de 2021, ya que, según los Presupuestos Generales del Estado, el incentivo fiscal de los planes de pensiones individuales se reduce de forma drástica, de 8.000 a 2.000 euros anuales. Por este motivo, los contribuyentes que quieran exprimir el actual beneficio de 8.000 euros deben hacerlo antes de que finalice el año, es decir, con la fecha tope del 31 de diciembre.

Con vistas a la declaración de la Renta 2020, "quienes tengan pensado realizar aportaciones a planes de pensiones individuales deben saber que este año será el último en el que podrán aportar una cuantía superior a 2.000 euros", confirman los expertos fiscalistas del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF @REAF_CGE), perteneciente al Consejo General de Economistas (@EconomistasOrg). "A partir de 2021, el conjunto de las reducciones practicadas por todas las personas que satisfagan primas a favor de un mismo contribuyente, incluidas las del propio contribuyente, no podrán exceder de 2.000 euros anuales. Asimismo, la aportación máxima al plan de pensiones del cónyuge se reduce de 2.500 a 1.000 euros", detallan estos fiscalistas.

De este modo, desde el 1 de enero de 2021, seguirá existiendo incentivo tributario para aportar a planes individuales, aunque con un límite sensiblemente más bajo. 

Aumentará la recaudación de Hacienda

Billetes de euro (BigStock)

Foto: BigStock

 

Aparte del negativo efecto sobre los ahorradores particulares, la reducción de las degravaciones a los planes individuales generará un efecto positivo para los ingresos de Hacienda. "Esta medida aumentará la recaudación a corto plazo, porque se reduce ese límite desgravable de 8.000 a 2.000 euros en la base imponible. En el balance a largo plazo, tenemos claro que tampoco disminuirá la recaudación, ya que quienes ahora invierten en esos planes privados están reduciendo una base imponible mayor al estar en su época activa, mientras que la recuperación del plan cuando se jubilen tributará menos, al ser su pensión futura inferior a su sueldo de hoy", explica José María Mollinedo, secretario general de los Técnicos de Hacienda (Gestha). 

El propio Ministerio de Hacienda, a cuyo frente se halla María Jesús Montero, cuantifica en 580 millones de euros en el año 2022 el impacto en caja de la "minoración del límite de las reducciones por las aportaciones a planes de pensiones del IRPF", según figura en los Presupuestos Generales del Estado. Es decir, se trata de una medida con un efecto recaudatorio limitado, a juzgar por las previsiones que maneja Hacienda. Este cambio previsto no tendrá ningún efecto en los ingresos en 2021.

Hacer muchas cuentas a la hora de rescatar el plan

A la hora de rescatar el plan de pensiones, hay que pagar el correspondiente impuesto de la Renta. Los asesores fiscales del REAF explican que, antes de plantearse rescatar el dinero acumulado, es importante conocer que las prestaciones tributan como rendimientos del trabajo, y que, "si se rescata en forma de capital, se puede disfrutar de una reducción del 40% sobre el importe correspondiente a las aportaciones realizadas con anterioridad al año 2007. En cambio, si se rescata en forma de renta, no se podrá aplicar dicha reducción".

El próximo día 31 de diciembre de 2020 expira el plazo para beneficiarse de un rescate en forma de capital con la reducción del 40%, en el caso de las personas que se jubilaran (o sufrieran una contingencia de discapacidad) en 2012 y todavía no hayan cobrado prestaciones. Y si la contingencia se produjo en 2018, el plazo máximo expira también el 31 de diciembre de 2020, especifican los fiscalistas del REAF.

Desde 2021 se incentivan más los planes de empresa

Al mismo tiempo que reduce de forma drástica los incentivos fiscales a los planes de pensiones individuales, el Gobierno apostará por los planes de empresa, ampliando esta figura y extendiéndola para que toda clase de trabajadores (los de las pymes incluidas) y los autónomos, puedan optar a ellos, según ha anunciado el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá. En la actualidad, en España existen unos 1,9 millones de trabajadores partícipes de estos planes de pensiones de empleo, frente a los 7,5 millones que tienen planes individuales, según los datos de la patronal de fondos Inverco.

Tal y como contemplan los Presupuestos del Estado para 2021, la mejoría de la fiscalidad para los productos de previsión social empresarial, se traducirá en una subida del límite de aportación fiscalmente deducible, que está previsto incrementar hasta 10.000 euros anuales.

La razón esgrimida por el ministro Escrivá para modificar la fiscalidad de los planes individuales es que ésta beneficia más a las rentas altas que a las bajas, y se apoya para ello en un informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF), de acuerdo al cual, el 37% de quienes se benefician de las desgravaciones de estos planes pertenece al 10% de los contribuyentes con rentas más elevadas. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?