Planes de pensiones

BBVA dice que la mala fama de la rentabilidad de los planes de pensiones no está justificada

Europa Press / 65ymás

Viernes 7 de junio de 2019

3 minutos

El Instituto BBVA de Pensiones pide dar más información a los ciudadanos sobre su jubilación

Luis Vadillo

El director del Instituto BBVA de Pensiones, Luis Vadillo, asegura que la "mala fama" que persigue a la rentabilidad de los planes de pensiones del sistema español "no está justificada", pues se trata de productos a largo plazo que deben valorarse en el largo plazo, y ve fundamental incrementar la información y transparencia de los sistemas de pensiones para que los ciudadanos puedan tomar decisiones "racionales" sobre su jubilación y planificar de este modo su ciclo vital.

"La gente necesita saber cuánto cotiza y qué pensión recibirá a cambio. (...) Si no se tiene información es imposible tomar decisiones para la jubilación. Las personas que no saben a qué se enfrentan no pueden decidir qué hacer al respecto", señala Vadillo en una entrevista con Europa Press.

El director del Instituto BBVA de Pensiones explica que los trabajadores que se jubilan no son conscientes de que con la cotización de un año se pagan tres meses y medio de pensión. "Eso quiere decir que si vivimos 20 años como jubilados, para poder financiar esos 20 años de jubilación tendríamos que cotizar casi 70 años y nadie tiene una vida laboral tan larga, ni prácticamente de la mitad de esos años. Y eso la gente no lo percibe. No es consciente", subraya.

De ahí que considere "imprescindible" aumentar la información también en este ámbito, a fin de que los ciudadanos sean conscientes del esfuerzo que hace el sistema en pagar las pensiones presentes.

Para aumentar la información y la transparencia, Vadillo apuesta por que los ciudadanos reciban los famosos "sobres naranjas", a través de los cuales la Seguridad Social informa anualmente a los trabajadores, una iniciativa que ya ha sido adoptada en diez países y que en España, a pesar de estar prevista en la reforma de 2011, aún no ha visto la luz.

En su opinión, la estrategia ideal para afrontar la jubilación pasa por planificarla con tiempo suficiente y empezar a ahorrar "cuanto antes". "Cuanto antes iniciemos nuestro ahorro, menor será el esfuerzo que tengamos que hacer para alcanzar el nivel de vida deseado en la jubilación y/o mayor el capital acumulado", apunta.

Vadillo pone un ejemplo: si se empieza a ahorrar a los 25 años en un producto que ofrece una rentabilidad real del 2%, la cantidad se verá multiplicada por dos cuando se cumplan los 61 años. En cambio, si se empieza a ahorrar a los 50, la cantidad invertida habrá aumentado poco más del 20% al llegar a los 61 años.

En este sentido, argumenta que otros países del entorno español cuentan con sistemas de pensiones complementarios donde el ahorro para la jubilación se inicia en el mismo momento en el que el trabajador arranca su carrera laboral. Así se hace en Suecia de manera obligatoria y en Reino Unido de manera voluntaria.

Vadillo subraya que, más importante que el producto que se escoja, es la decisión de ahorrar para la jubilación. "El vehículo elegido dependerá de las preferencias de cada persona. Hay gente que ahorra en depósitos, en fondos de inversión, en Bolsa, seguros o incluso en vivienda. Los planes de pensiones son una opción válida y el legislador los ha dotado de características y una serie de ventajas fiscales, estando diseñados específicamente para el ahorro-jubilación. Pero la decisión más importante es la de empezar a ahorrar", insiste.

Entrando en concreto en los planes de pensiones, el director del Instituto subraya que la "mala fama" que persigue a la rentabilidad de los planes de pensiones del sistema español "no está justificada", pues se trata de productos a largo plazo que deben valorarse en el largo plazo.

En su opinión, una iniciativa "interesante" sería la de instaurar sistemas de pensiones empresariales de adhesión automática, ya sean de carácter obligatorio o voluntario, iniciativa que han adoptado ya muchos países de la OCDE.

Un sistema particularmente exitoso, explica Vadillo, ha sido el implementado en Reino Unido, donde en 2012 se puso en marcha una reforma por la que todas las empresas incluyen en el sistema de previsión complementario a todos sus trabajadores, y en el que tanto la empresa como el trabajador realizan aportaciones. "Este sistema ha permitido que 10 millones de trabajadores del Reino Unido tengan ya un sistema de previsión complementario que antes no tenían", ha subrayado.

0

No hay comentarios ¿Te animas?