Planes de pensiones

Sánchez-Quiñones: "Un tema bastante desconocido es que los planes de pensiones son traspasables"

Marta Jurado

Domingo 17 de julio de 2022

10 minutos

Entrevista con Jesús Sánchez-Quiñones, consejero director general de Renta 4 Banco

Renta 4: "Se desconoce que los planes de pensiones son traspasables"
Marta Jurado

Domingo 17 de julio de 2022

10 minutos

Jesús Sánchez-Quiñones, consejero director general de Renta 4 Banco (@Renta4), –que gestiona Renta 4 Pensiones, la cuarta gestora de fondos del sistema individual español–, acude al plató de 65YMÁS para analizar las perspectivas de futuro en el mundo de los planes de previsión complementaria. Desde su posición privilegiada como conocedor del sector y miembro del Instituto Español de Analistas Financieros (IEAF), le preguntamos además sobre las claves del ahorro para la jubilación, incluso en un contexto tan turbulento como el actual,

Sánchez-Quiñones lo tiene claro, para ahorrar de cara a la jubilación "hay que planificar bien, no dejarse llevar por el miedo ante rentabilidades negativas y valorar todos los vehículos disponibles en el mercado, y no solo los planes de pensiones, dadas las limitaciones impuestas recientemente por el Gobierno con el ''hachazo fiscal' a los planes individuales. También apunta un dato bastante desconocido y es que los planes de pensiones son "traspasables" dentre de una misma entidad o a otra diferente, por lo que es una opción a valorar.

PREGUNTA.– En este difícil contexto de espiral inflacionista, subida de tipos de interés, crisis de precios energéticos y hasta amenaza de recesión en 2023… ¿Cuáles son las estrategias de inversión que practican y aconsejan desde Renta 4?

RESPUESTA.– Es muy difícil hacer recomendaciones generalizadas, porque lo más importante para cada persona es hacer la inversión que más se adecúa a cada perfil. No todo el mundo tiene la misma asunción de riesgos, no todo el mundo tiene lo que nosotros llamamos el "umbral del sueño", es decir, qué caída en la valoración de su patrimonio es capaz de soportar sin vender en el peor momento. 

Dicho esto sí que es cierto que estamos en una situación totalmente inédita en la que los tipos de interés llevan en negativo 10 años, con la inflación en el 10% todavía siguen los tipos del Banco Central Europeo en negativo, aunque previsiblemente a final de año dejarán de estarlo y por tanto la rentabilidad que se pueda obtener, descontada la inflación, es muy negativa.

Por tanto, para obtener un aumento del patrimonio es necesario asumir riesgos y claro, esa asunción de riesgos lo que supone es que la valoración pueda tener oscilaciones significativas. No se pueden dar recomendaciones generalizadas, pero el mensaje claro es que para obtener rentabilidad, es necesario asumir riesgos en las circunstancias actuales.  

P.– Ustedes son las cuarta gestora de fondos del sistema individual en España, con 3.390 millones de euros en junio, ¿qué perspectivas tienen sobre ustedes mismos y sobre el sector? ¿Cuál es la rentabilidad que se puede asegurar a corto plazo?

R.– Éstas son las cifras de sistemas individuales, si incluimos fondos de inversión y activos depositados, son más de 26.000 millones. Lo que es cierto es que estamos en una situación este año 2022, en el que ha ocurrido algo que no había ocurrido desde por lo menos el año 94, y es que los que han invertido en el activo supuestamente más seguro, que es la renta fija, han tenido caídas en la valoración muy significativas. Esto conviene explicarlo, cualquier producto, plan de pensiones o fondo de inversión, se tiene que valorar todos los días a precio de mercado a partir de todos los activos que componen su cartera.

Cuando suben los tipos de interés, los bonos que estaban activos, valen menos y esto es lo que ha hecho que haya habido caídas muy significativas. Algunos datos: desde principios de año hasta mitad de junio, un bono español del Tesoro emitido este año, ha tenido una caída del 19,5%. Un bono de 5 años, ha tenido una caída del 10% y uno de solo 2 años, que se supone que es muy conservador, ha tenido caídas del 4,5%. Yo creo que lo que hay que decir es que esas son caídas de valoración, pero si el bono se mantiene hasta su vencimiento, no va a haber ninguna pérdida. El problema es que si alguien, por esta caída en la valoración, materializa la pérdida y entonces sí que ya es real.

"Estamos en una situación este año 2022, en el que ha ocurrido algo que no había ocurrido desde por lo menos el año 94, y es que los que han invertido en el activo supuestamente más seguro, que es la renta fija, han tenido caídas en la valoración muy significativas"

 

P.– Pero, ¿manejan una rentabilidad que se pueda asegurar a corto plazo?

R.– Lo que sí que es cierto es que el Banco Central Europeo, necesariamente va a tener que subir los tipos de interés. Y hay que distinguir los tipos de interés que maneja el Banco Central Europeo y los tipos de los bonos, a medio y largo plazo. Es cierto que hasta el 30 de junio de este año,el principal comprador de los bonos del estado español, italiano o francés, era el BCE, que ha dejado de comprar bonos. Y éste es el único comprador de bonos al que no le importa la rentabilidad sino que debido a los programas que ha aprobado, tiene que comprar los bonos sí o sí.

Una vez que desaparece ese comprador, el resto, que son inversores, generalmente institucionales, sí que piden una rentabilidad. Y eso es lo que ha hecho que los tipos de interés a medio y largo plazo, hayan subido. No es de esperar que esta caída que se ha producido desde mitad de año hasta ahora, se vaya a producir a futuro. Es más, ahora sí que ya hay bonos, que ofrecen una rentabilidad, que no han ofrecido en los últimos 10 años. Depende mucho de cómo sean, pero bonos a 10 años de compañías de primera línea europea, pueden estar en el 3 o el 4% algo que no se había visto la última década. 

P.– Y respecto al sistema público de pensiones, ¿ven algún riesgo de sostenibilidad? ¿Y cómo puede ayudar la industria de la previsión social complementaria?

R.– Sería deseable que en cualquier país occidental hubiera un complemento de las pensiones públicas a través del sistema de pensiones privadas. Lo que sí es cierto es que la esperanza de vida es muy superior a la que había hace 20 años, que aumenta cada año y esto lo que quiere decir es que cada vez va a haber más periodo de tiempo en el que las personas jubiladas van a cobrar sus pensiones. Esto está unido a que cada vez, el número de trabajadores respecto a personas jubiladas, es menor y por tanto el peso sobre los que trabajan cada vez es mayor de cara a garantizar la sostenibilidad de las pensiones a futuro.  

Parece bastante inevitable, no en España sino en toda Europa a futuro, que haya una moderación de las pensiones a futuro y que previsiblemente, dados los niveles de inflación, acaben perdiendo parte del poder adquisitivo. Por eso es tan importante que existan mecanismos que puedan compensar, o complementar esa pensión pública. 

P.– En este sentido, ¿cómo valoran el ‘pinchazo’ en planes individuales, tras el ‘hachazo’ del Gobierno a las aportaciones anuales (1.500 euros al año)?

R.– Primero, lo que hay que decir es que cualquier persona, lo que tiene hacer es prepararse para la jubilación, hacer una planificación de cuánto va a necesitar para mantener el nivel de vida que se pueda permitir en la jubilación y para eso hay distintos vehículos. Hasta ahora el más atractivo eran los planes de pensiones individuales por el diferimiento fiscal, porque realmente no hay ninguna exención. Ahora cuando una persona aporta 1.500 euros a un plan de pensiones, se lo deduce de sus ingresos, paga menos impuestos, pero cuando lo recupere, va a tributar íntegramente. Y si se limitan, como se están limitando enormemente las aportaciones a los planes de pensiones, cualquier persona que esté preocupada por su jubilación, lo que tendrá que hacer es buscar otros vehículos, aunque no tengan ese diferimiento fiscal, como pueden ser los fondos de inversión. 

"Si se limitan las aportaciones a los planes de pensiones, cualquier persona que esté preocupada por su jubilación, lo que tendrá que hacer es buscar otros vehículos"

 

P.–: Respecto al rescate de los planes de pensiones que comentábamos antes, ¿cree que el Gobierno debería mejorar la tributación del rescate de los fondos de pensiones? 

R.– Políticamente parece complicado que eso se vaya a materializar, teniendo en cuenta el tratamiento que se le está dando a las aportaciones a los planes de pensiones. Pero desde luego que sí que, y esto nos lo dice la experiencia en el caso de jubilación, incluso en el caso de herencia, que hay que decir que los herederos cuando reciben los planes los derechos consolidados de los planes de pensiones, tributan como renta del trabajo, no tributan como la parte de sucesiones, y tienen la misma tributación en el sentido que van a tributar al marginal. Simplificándolo mucho y sin dar detalle, la tributación cuando se rescata un plan de pensiones no es excesivamente buena.

P.– Otro duda que surge entre los ahorradores es si puede ser rentable cambiar de plan de pensiones dentro de la misma entidad, o traspasarlo a otro banco o aseguradora. ¿Por qué motivos y en qué circunstancias? 

R.– Un tema bastante desconocido es que lo mismo que los fondos de inversión son traspasables de un fondo a otro de la misma gestora o incluso de otras gestoras internacionales sin crear  ninguna contingencia fiscal, o sea, conservando la antigüedad fiscal, con los planes de pensiones se puede hacer exactamente lo mismo. 

Hay movilidad en los planes de pensiones, habrá que ver las características de cada uno, para comprobar que no haya comisión del traspasabilidad, pero se puede pasar a otros planes de la misma gestora,  o incluso a otras gestoras. Y desde luego que recomendamos hacer ese análisis porque hay muchos planes de pensiones y no hay por qué estar en uno que uno está incómodo, pudiendo ir a otros. Repito, siempre que se crea rentabilidad, hay que asumir volatilidad en la valoración del plan. 

"Un tema bastante desconocido es que loss planes de pensiones son transpasables"

 

P.– En el escenario se abren también nuevos modelos como los nuevos planes de pensiones de empleo. El Gobierno los “vende” como un gran avance, pero Inverco por ejemplo advierte de que tardarán unos años en implantarse… 

R.– Los planes de empleo existen desde hace mucho tiempo. Ahora, estos nuevos planes de empleo, desde luego que con los condicionantes que hay a día de hoy, parece difícil que vayan a tener éxito en el corto plazo. La realidad es de momento se han puesto Limitaciones y muchas trabas a los planes existentes, sin que estén disponibles todavía estos nuevos planes. Esto lo que tiene que llevar como conclusión las personas que están pensando en la jubilación es, si no pueden ahorrar en planes de pensiones toda la cantidad que desean, pues tendrán que buscar otros vehículo, pero no deben dejar de ahorrar.

P.– Y, ¿qué opinan de los planes de pensiones paneuropeos?

R.– Yo creo que quedan bastante lejos de momento. Y desde luego que no parece que vayan a tener un volumen muy relevante en España en los próximos años. Insisto en que las personas que piensen en la jubilación, tienen que pensar en cuánto son capaces de ahorrar cada año. Y luego, la decisión de en qué vehículo materializarlo, es una decisión secundaria. Y los planes de pensiones no dejan de ser una de las opciones, pero en absoluto tienen que ser, ni la primera, ni necesariamente es la mejor. Y esto lo digo desde una entidad tiene un gran volumen significativo en planes de pensiones. 

P.– También ronda esa pregunta, de la edad. ¿Desde cuándo se deberían empezar a valorar estos vehículos de ahorro?

R.– Casi habría que empezar la formación desde el colegio o  formación profesional o de las universidades. Esto son puras matemáticas con un ahorro periódico durante todos los meses, cuanto más años hagamos  cuenta y si la tenemos en cuenta la capitalización compuesta, es decir, intereses sobre intereses a lo largo de los años, el resultado final es radicalmente distinto si son 10 años, si son 20 o si son 30. Lo que sí que es cierto, es que hoy en día, para los que empiezan a trabajar, que nada más empezar habría que pensar en ahorrar para la jubilación, bastante tienen con llegar a final de mes. Pero quizás la idea no es tanto gano, tanto gasto, tanto puedo ahorrar, sino tanto gano, tanto puedo ahorrar, tanto puedo gastar. Esto, en líneas generales, porque seguro que para muchos les puede parecer incluso "hiriente".

P.–  Antes hablábamos de Carlos San Juan y su revolución en la atención personalizada a los mayores. Vosotros, como conocedores del sector bancario, qué opinión tenéis al respecto?

R.– Primero, hay muchas entidades financieras, significativamente menos que hace 10 años, pero sigue habiendo entidades, que sí que han dado, dan, y darán esa atención personalizada, en todo momento. Y lo que sí que es cierto es que siendo muy loable esta atención personalizada, lo que también hay que decir es que ojalá se extendiera a otras partes de la vida pública, incluso hasta para hacer la Declaración de la Renta. 

Sobre el autor:

Marta Jurado

Marta Jurado

Marta Jurado es periodista especializada en Sociedad, Economía, Cultura, Política y redactora en el diario digital 65Ymás desde sus inicios. Licenciada en la Universidad Carlos III ha trabajado en medios de tirada nacional como El Mundo Público y las revistas Cambio16 y Energía16. Tiene además experiencia en comunicación corporativa de empresas e instituciones como BBVA o INJUVE.

… saber más sobre el autor