Economía

¿Qué han hecho los gobiernos del PP y PSOE por las viudas en la última legislatura?

Pablo Recio

Foto: Europa Press

Domingo 7 de abril de 2019

2 minutos

Ambos gobiernos, el de Rajoy y el de Sánchez, prometieron subir las pensiones de viudedad

Pensionistas viudas se concentran cada día 25 en plaza Sant Jaume de Barcelona desde hace 18 años.

El aumento de las pensiones de viudedad ha sido, a lo largo de esta legislatura (que comenzó en 2016 y ha vivido dos gobiernos diferentes), una medida recurrente propuesta por ambos ejecutivos. El primero en hacerlo fue Mariano Rajoy, ex líder del PP, en marzo de 2018. Además de prometer un aumento en las de viudedad, quiso concretar ayudas fiscales en el IRPF para pensionistas y familias y ligar la subida de la pensión mínima al IPC.

Durante la negociación con Ciudadanos y el PNV, los populares utilizaron estas medidas como bazas para conseguir el apoyo de las otras dos fuerzas políticas. “Los pensionistas españoles, que son siempre un ejemplo de responsabilidad y de solidaridad, no merecen actitudes frívolas ni demagógicas”, afirmaba el ex presidente del Gobierno, invitando a la formación naranja y a los nacionalistas vascos a apoyar los Presupuestos Generales del Estado, única manera en ese momento, según él, de aumentar las pensiones.

Pero no fue Rajoy el que aplicó finalmente estas medidas, puesto que abandonó el ejecutivo en 2018 por la moción de censura. El encargado de aumentar las pensiones fue el Gobierno entrante, presidido por Pedro Sánchez, que puso en marcha los Presupuestos heredados del PP, en los que se incluía la subida de las pensiones del 0,25 al 1,6% y de las mínimas al 3%.

Aumento por Real Decreto de las pensiones de viudedad más bajas

Durante el Gobierno socialista, ahora en funciones a la espera de las elecciones del 28 de abril, se mantuvo la subida del 3% para las pensiones mínimas (una medida que afecta a muchas viudas) y se aumentó también, por Real Decreto, del 52 al 60% la base reguladora para las viudas de más de 65 años. 

Esta última decisión, que se gestó en julio de 2018 y entró en vigor el 1 de enero de 2019, afectó a las viudas mayores en situación de vulnerabilidad que no cobraban otra pensión. El Gobierno afirmó en aquel momento que la medida iba a repercutir en los bolsillos de unas 465.000 personas, en su mayoría mujeres y que suponía un aumento del gasto anual de 1.381 millones de euros

Asimismo, según fuentes del Ministerio de Trabajo, la subida del salario mínimo en un 22% (hasta los 800 euros) también benefició al colectivo, puesto que generó un aumento en los salarios que incrementaban las pensiones de viudedad del futuro. 

Unas medidas insuficientes

No obstante, según la Confederación de Asociaciones y Federaciones de Viudas Hispania (Confav), el incremento es insuficiente. Desde la confederación entienden que las pensiones de viudedad más bajas no aumentaron realmente. Aunque las "de 400 se quedaron en unos 480 euros", las viudas no sintieron el cambio porque, tal y como argumenta de la presidenta de Confav, Maite Bilbao, al subir la pensión mínima sólo un 3% (hasta los 677 euros), “el incremento de las de viudedad se sacó de recortar en los complementos” que se aplican para que las viudas con prestaciones bajas lleguen a la pensión mínima. Según ella, "habría que subir las mínimas a 800 euros, por lo menos”, para garantizarles a las viudas unas pensiones dignas. 

Ahora, con las elecciones a la vuelta de la esquina (el próximo 28 de abril), los partidos se disponen a prometer nuevas subidas o medidas a favor de las viudas. En 65ymás nos hemos puesto en contacto con todos ellos y en los próximos días, cuando estén listos los programas, haremos llegar a nuestros lectores cuáles son las promesas electorales de las distintas candidaturas

 

1
marga Hace 8 meses
Releer el articulo publicado en este diario de Herce. Importante reconsiderar las pensiones de viudedad, en algunos casos son discriminatorias con respecto al resto de la sociedad