Motor

Los coches que no podrán circular a partir de 2023

Carlos Blanco Cocho

Jueves 10 de noviembre de 2022

3 minutos

La Ley de Cambio Climático impondrá nuevas restricciones sobre la movilidad

La OCU advierte: los coches híbridos enchufables contaminan como cualquier coche
Carlos Blanco Cocho

Jueves 10 de noviembre de 2022

3 minutos

La Ley de Cambio Climático y Transición Energética adoptó un ferréo compromiso con la lucha contra los efectos de la transición medioambiental en la que nos vemos sumidos. Uno de los puntos clave se centraba en la regulación de la circulación en zona urbana. Es por ello que, a partir de este 2023, los municipios con más de 50.000 habitantes, así como los territorios insulares, se verán obligados a implantar medidas para hacer más sostenible la movilidad urbana. 

El efecto principal de estas próximas reformas recaerá, principalmente, sobre los coches. De un día para otro, entrarán en vigor toda una serie de restricciones y de limitaciones que harán que muchos vehículos vean recortadas sus posibilidades. Algunos, incluso, tendrán que dejar de circular definitivamente por el centro de las ciudades. De la misma manera que ocurre en Madrid y en Barcelona, los municipios que superen los 50.000 habitantes se verán obligados a implantar una Zona de Bajas Emisiones

Según datos de Sumauto, hasta 11 millones de coches circulan en la actualidad por las áreas donde se aplicará la nueva ley. De ellos, unos cuatro millones y medio se convertirán en objetos prohibidos en ellas. En otras palabras, aproximadamente el 32 por ciento del parque móvil de muchas de estas poblaciones se convertirán en chatarra. Para saber exactamente cuáles son las repercusiones sobre cada vehículo, simplemente hay que fijarse en la etiqueta de emisiones que, desde hace unos años, ocupa sus parabrisas. 

2016 dgt distintivosamb

 

Las etiquetas ambientales con las que cuenta la DGT. Fuente: Ayuntamiento de Madrid

 

 

Etiqueta C

En esta categoría, que comprende los vehículos propulsados por gasolina vendidos a partir de 2006 y los propulsados por diésel por 2014, los efectos de la nueva norma no se notarán. Todos ellos podrán circular por cualquier Zona de Bajas Emisiones (ZBE), aunque en Madrid sí que existen algunas restricciones para vehículos de este tipo.

Etiqueta B

Representando el 34,3 por ciento del total de los vehículos del país, los efectos sobre los que poseen el distintivo B -los de gasolina desde el 2001 y los diésel desde el 2006- podrán acceder dentro de las ZBE y circular por sus calles. Sin embargo, tienen prohibido estacionar en ese área, aunque sí que pueden hacerlo en las calles perimetradas de la provincia -menos en Madrid, donde se prohibirá el aparcamiento en todo área perimetrada-.

Etiqueta A o sin etiqueta

Sin duda, el grupo más perjudicado por la nueva ordenación. Esta categoría, que se compone de los vehículos matriculados -ya sean de gasolina o de diésel- con anterioridad al año 2001, tiene prohibido tanto aparcar como entrar en las ZBE. Esto significa que hasta un 31 por ciento del parque móvil total del país será apartado totalmente del centro de las ciudades. 

Sobre el autor:

Carlos Blanco Cocho

… saber más sobre el autor