Cine

'Amazing Grace' nos trae una de las interpretaciones más míticas de Aretha Franklin

Carlos Losada

Foto: Caramel

Viernes 4 de octubre de 2019

1 minuto

Este documental nos muestra por primera vez el concierto de gospel que dio en Los Ángeles en 1972

Amazing Grace

En el año 1972, la diva del soul Aretha Franklin grabó en una iglesia del sur de Los Ángeles el disco Amazing Grace. El documental que se estrena este viernes 4 de octubre muestra esa grabación y nos sumerge en una de las mejores interpretaciones de esta cantante mítica.

Esta actuación, que cubre los dos días de concierto de gospel que la artista dio en la Iglesia Bautista Misionera New Temple, nunca había visto la luz hasta este estreno, en un proyecto que comenzó Sidney Pollack y que ha finalizado Alan Elliot… y que no se comenzó a llevar a cabo hasta la muerte de Franklin el 16 de agosto de 2018.

Una estrella del soul

Cuando Aretha dio este concierto, ya era una estrella respetada del panorama musical, de ahí que todos esperaran su interpretación. Y la diva no defraudó, pues se convirtió en uno de sus discos más vendidos.

Pero ¿cómo llegó hasta ese día en 1972? Después de no tener demasiada suerte en la productora Columbia, la cantante pasó a Atlantic Records, que sí supo sacar todo lo que llevaba dentro. Y en el primero de los temas que grabó -I never loved a man the way I love you- ya lo demostró. Claro que con el que irrumpió tirando la puerta abajo y triunfando en todas partes fue con el famoso Respect que anteriormente había cantado Otis Redding.

Ambos temas dieron paso al primer disco, en el que unía versiones de otros autores con canciones propias y que ganó dos premios Grammy. A partir de entonces los éxitos se sucedieron, incluyendo grandes himnos del soul en los discos que iba publicando. De esa época son temas como Chain of fools, A natural woman, Think y el maravilloso I say a little prayer (otra de sus canciones fetiche).

Aretha Franklin

Con el título no oficial de "Reina del Soul", Aretha comenzó a hacer versiones de otro tipo de canciones, como el Let it be de los Beatles, al tiempo que trabajaba con los más grandes de la música, como Ray Charles o King Curtis. Hasta que llegó a la iglesia de Los Ángeles y volvió a sus raíces en el gospel, ofreciendo lo mejor de sí misma.

0

No hay comentarios ¿Te animas?