Cine

James Cameron cumple 66 años y desvela algunos detalles de la secuela de 'Avatar'

65ymás

Lunes 17 de agosto de 2020

1 minuto

El director de 'Titanic' adelanta que habrá una escena clave en torno a la hija de Jake y Neytiri

James Cameron

El director canadiense James Cameron cumple este 17 de agosto 66 años. Unánimemente considerado como uno de los grandes directores, más revolucionarios y exitosos, del planeta Hollywood, desde su debut  en 1981 con Piranha II, lo cierto es que se ha prodigado más bien poco con tan sólo diez películas dirigidas en casi cuatro décadas. Eso sí, ese puñado de películas siempre han estado entre las más taquilleras de todos los tiempos y entre las más revolucionarias de los efectos especiales. Así sucedió con Avatar, una cinta fundamental de la que todo el mundo espera la secuela.

Desde que comenzó su rodaje en Nueva Zelanda, Cameron ha procurado mantener en el más profundo secreto todo lo relacionado con la película aunque, eso sí, de vez en cuando se digna ofrecer algún detalle de la grabación como fotografías de Kate Winslet en una piscina de bolas o el adelanto de que la película sigue la historia de la familia Sully explorando los límites de lo se puede hacer para proteger a los que queremos.

El director de cine James Cameron

Ahora, tal vez para celebrar su cumpleaños, el director canadiense acaba de desvelar, con cuentagotas, algunos otros detalles de la futura Avatar 2 que comparó con la franquicia de El Padrino: “Como padre de cinco hijos, comencé a preguntarme cómo sería Avatar si fuera un drama familiar, si fuera... El Padrino”.

“Obviamente, es un género diferente, pero la idea me intrigó. Entonces eso es lo que es, una saga familiar generacional”, ha añadido antes de apuntar que Avatar 2 mostrará cosas que nunca hemos imaginado, y que será muy diferente a la primera película. Transcurrirá unos años después de la destrucción de Kelutral, la casa del árbol, y habrá una escena clave que girará en torno a la hija de Jake y Neytiri como testigo de una discusión entre sus padres".

A la espera de esa segunda entrega de Avatar, repasamos algunos de los principales títulos del canadiense.

Aliens (1986)

El Alien original de Ridley Scott era esencialmente una película de terror ambientada en el espacio. Con Aliens, James Cameron hizo un film de acción con Xenomorphs como soldados rivales. Es aterradora a la vez que emocionante y continúo dándole una gran taquilla a la franquicia. A Sigourney Weaver se le da mucha más profundidad, agregándole instinto maternal. Con ella y este grupo de marines espaciales, Cameron creó una increíble pieza de entretenimiento que, como con la primera entrega, nunca tendría secuelas a su altura.

Abyss (1989)

Teniendo en cuenta la edición especial del film con 28 minutos adicionales, la película de Cameron es una historia y una realización prácticamente redondas. La versión extendida agrega la paranoia de los submarinos rusos y, realmente, consigue meter al espectador en su clímax. Los protagonistas, Ed Harris y Mary Elizabeth Mastrantonio, se han negado siempre a hablar sobre la película. Se desconoce lo que Cameron hizo en el set de rodaje, pero el producto final habla por sí mismo.

Abyss es una película fascinante, desde las tormentas peligrosas hasta el teniente Coffey volviéndose loco. Algunas de las mejores fotografías subacuáticas y efectos especiales de todos los tiempos salen de esta cinta.

Terminator 2: El Juicio Final (1991)

Terminator 2: El Juicio Final es una de las mejores películas de ciencia ficción de todos los tiempos. Arnold Schwarzenegger domina como nunca el personaje de Terminator, con Linda Hamilton como Sarah Connor. Para el recuerdo también quedará Robert Patrick como el T-1000, consiguiendo lo que nunca antes habíamos visto: un villano tan aterrador y fascinante mediante el uso de efectos especiales. Es implacable, imparable y, aparentemente, siempre está un paso por delante. Añade todo esto al tono apocalíptico y tendrás una brillante pieza de ciencia ficción.

Titanic (1997)

Titanic tiende a ser considerada la obra maestra de James Cameron. Se rumoreó antes del estreno que iba a ser un desastre financiero monumental, pero Cameron logró romper la taquilla con ella. En sus 194 minutos, Titanic es esencialmente dos películas en una.

La primera mitad es una historia épica que exhibe meticulosamente el famoso barco mientras nos da una visión minuciosa sobre la estructura de las clases sociales de la época. En ella también está el inicio del romance entre Jack y Rose. DiCaprio y Winslet llevan al público en esta parte a base de lágrimas y júbilo.

En la segunda mitad, el director nos invita a una de las películas de desastres más espectaculares de todos los tiempos. La acción, los efectos visuales, la desesperación... Todo parece real. Para dar sentido a la parte final, ayuda el temprano desarrollo de Jack y Rose, que evita que el hundimiento sea un caos de gritos y lloros en el que el espectador no sabría enfocar sus emociones.

Avatar (2009)

Avatar era hasta hace unas semanas la película más taquillera de todos los tiempos, cuando fue superada por Vengadores: Endgame (2019). Ganó aproximadamente 2.800 millones de dólares entre 2009 y 2010.

En cuanto a la narración, son inevitables las comparaciones con Pocahontas (1995) y Bailando con lobos (1990) y, aunque la historia no sorprende en exceso, sí lo hará la brillantez técnica y la creatividad que Cameron introdujo en la película creando un nuevo mundo. Sentarse en un teatro IMAX y observar las maravillas de Pandora se convirtió en una gran experiencia cinematográfica. El universo que inventó Cameron fue tan exuberante, complejo e innovador que sus seguidores entendieron los años que tardó en estrenar el film.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?