Cine

'Utoya. 22 de julio', la masacre en Noruega contada minuto a minuto

Carlos Losada

Foto: Nordisk Film

Viernes 19 de julio de 2019

2 minutos

Esta película vive en primera persona los atentados del ultraderechista Anders Breivik en 2011

Utoya. 22 de julio
Carlos Losada

Foto: Nordisk Film

Viernes 19 de julio de 2019

2 minutos

Es probable que la palabra Utoya no te diga nada e incluso que la fecha del 22 de julio tampoco lo haga. Pero cuando sepas que es el campamento y la isla donde un terrorista de ultraderecha acabó con la vida de decenas de personas en Noruega probablemente te vengan a la cabeza las imágenes que se pudieron ver en informativos de todo el mundo en el verano de 2011.

Este 19 de julio llega por fin a las pantallas españolas esta película de 2018 dirigida por Erik Poppe en la que se muestra en tiempo real lo sucedido en aquella fatídica fecha.

En primera persona

Para contarnos la masacre que llevó a cabo Anders Breivik, Poppe se centra en el personaje de Kaja, una chica de 18 años a través de cuyos ojos seremos testigos del horrible suceso. Todo comienza 12 minutos antes de que el asesino comience a matar. “Quería mostrarlo por entero desde el punto de vista de los jóvenes, que se notara que estuvieron ahí 72 minutos sin que nada pasara", explicó el director durante la presentación, a lo que añadió: "Mientras pasaba el tiempo, notamos que el recuerdo de lo que pasó en esa isla se iba desvaneciendo. Los familiares también estaban preocupados por esto. Y al mirar Europa hoy en día y ver que el fascismo crece, sentí que necesitábamos recordar lo que pasó en esa isla. Esta es la cara que tiene el extremismo de derechas".

Atentados de 2011

El 22 de julio fue el día elegido por Anders Breivik para su sangrienta reivindicación. En primer lugar programó un atentado en Oslo. Hizo explotar un coche bomba que mató a 8 personas. Noruega se puso en alerta y Breivik aprovechó para desplazarse a la isla de Utoya, donde tenía lugar un campamento juvenil del Partido Laborista Noruego. Allí se hizo pasar por policía y reunió a todos los presentes. Después comenzó a dispararles con una pistola y un rifle, segando la vida de 69 personas (algunas de ellas murieron ahogadas escapando del asesino). Cuando la policía llegó al lugar de los crímenes más de tres cuartos de hora después, el autor se rindió y fue detenido.